Se produjo un error en este gadget.

martes, noviembre 30, 2010

El terror leninista contra la clase obrera

 (Continúo con la síntesis de información que aporta El libro negro del comunismo, un tesoro documental)


El Conflicto Estado soviético- Clase obrera

“ De todos los episodios de represión, uno de los más cuidadosamente ocultados por el nuevo régimen fue la violencia ejercida contra el mundo obrero, en nombre del cual los bolcheviques habían tomado el poder”
La clase obrera (“la clase”, para los militantes marxistas) debería haber sido la niña mimada de la Revolución socialista en Rusia. Medio siglo de marxismo pontificando sobre el rol histórico de la clase obrera como herramienta de liberación y construcción de una humanidad feliz bajo el socialismo hacían suponer que, a diferencia de los campesinos, los obreros rusos serían los grandes beneficiarios de la Revolución.
Nada más alejado de la verdad.
Los bolcheviques eran absolutamente minoritarios en los Soviets obreros: los obreros eran los protagonistas, pero el problema es que no eran bolcheviques: mencheviques, socialrevolucionarios y anarquistas acaparaban el apoyo proletario. Pecado.
Las medidas más claras fueron decididamente “antiobreras”:
-         Militarización del la clase obrera a instancias de Trotsky (recordemos, el “bueno” de la historia ,para muchos marxistas) , lo cual significaba penas de fusilamiento a los que desertaran del trabajo, alentaran protestas o pusieran resistencia a las medidas de “explotación del trabajo” que alentaba el poder soviético para incrementar la producción
-         Represión de huelgas: fusilamiento, despido, confinamiento, etc.
-         Disolución de los Soviets obreros- al perder las elecciones frente a mencheviques y socialrevolucionarios-.
-         Manipulación de la entrega de alimentos requisados a los campesinos

Veamos los hechos:

-         En la primavera de 1918 la dictadura se endurece: cierre de la prensa no bolchevique, disolución de los soviets no bolcheviques, arresto de opositores y represión a los movimientos de huelga.
-         De Dzerzhinsky (Jefe de la Cheka)  a su enviado Tver a Eiduk: “Los obreros, influidos por los mencheviques, los eseristas y otros cerdos contrarrevolucionarios, se han declarado en huelga y se han manifestado a favor de la constitución de un Gobierno que reúna a todos los “socialistas”. Debes fijar por toda la ciudad una proclama indicando que la Cheka ejecutará sobre el terreno a todo bandido, ladrón, especulador y contrarrevolucionario que conspire contra el poder soviético. (…) Me preguntas con qué elementos hay que formar nuestra Cheka local. Echa mano a gente resuelta que sepa que no hay nada más eficaz que una bala para hacer callar a alguien”
-         La disolución de los soviets controlados por opositores generó manifestaciones y disturbios. En Kolpino los obreros se quejaban de la disminución de su ración  a un kilo por mes: 10 muertos. Ese mismo día, en Ekaterimburgo hubo quince muertos. Protestaban porque los comisarios bolchevique se habían apropiado de las mejores casas y de los impuestos de la burguesía local. Entre mayo y junio de 1918 “numerosas manifestaciones obreras fueron reprimidas con sangre en Sormovo, Yaroslav y Tula, así como en las ciudades industriales de los Urales, Taguil, Beloretsk, Zlatus y Ekaterimburgo”. Los obreros llamaban a la Cheka, “la nueva Orjana”(la policía política zarista)
-         La Cheka se afirma como poder independiente, por encima de los Soviets y del partido. Declaró en junio de 1918 “ que asumía en todo el territorio de la república el peso de la lucha contra la contrarrevolución, en su condición de órgano supremo del poder administrativo de la Rusia soviética”. Se reinstala la pena de muerte, abolida en 1917
-         En mayo junio de 1918 solo en Petrogrado hubo setenta huelgas, mítines, manifestaciones, en especial en fabricas metalúrgicas. Se las cerró.
-         A raíz del asesinato de un dirigente bolchevique se desató una ola de 800 arrestos y los obreros declaran una huelga general el 2 de julio de 1918
-         Lenin insta a establecer el terror de masas: “ impulsamos el terror de masas en las resoluciones del soviet, pero cuando se trata de actuar, obstruimos la iniciativa absolutamente correcta de las masas.¡es inadmisible! Los terroristas van a considerar que somos unos locos blandengues. La hora es extremadamente marcial. Resulta indispensable estimular la energía y el carácter de masas del terror dirigido contra los contrarrevolucionarios. Saludos. Lenin”
-         “En marzo de 1919 la asamblea general de las fábricas Putilov, en presencia de diez mil participantes, adoptó una proclama que condenaba solemnemente a los bolcheviques: “Este Gobierno es sólo la dictadura del Comité central del Partido Comunista, que gobierna con la Cheka y de los tribunales revolucionarios.”
-         “La proclama exigía el paso de todos el poder a los soviets, la libertad de elecciones en los soviets y en los comités de fábrica, la supresión de las limitaciones sobre las cantidades de alimentos que los obreros estaban autorizados a desde el campo hasta Petrogrado y la liberación de todos los prisioneros políticos ´de los auténticos partidos revolucionarios ´” Una proclama a la vez muy poco zarista y muy poco bolchevique.
-         Que hizo el Gobierno?:”El 16 de marzo los destacamentos de la Cheka tomaron por asalto la fábrica Putilov, defendida con armas en la mano. Alrededor de novecientos obreros fueron detenidos. En el curso de los días siguientes, cerca de doscientos huelguistas fueron ejecutados sin juicio.”
-         En la primavera de 1919 hubo huelgas duramente reprimidas en Tula, Sormovo, Tver, Ivanovo-Vozsnessenk, Astracán y otras. En todos los casos la consigna era la misma: aumentar la ración de trigo equiparándola a la de los soldados del Ejército Rojo: una cuestión de mera supervivencia
-         En Tula hubo un importante movimiento huelguístico, que terminó con 800 obreros despedidos. Los obreros se rindieron por hambre. “Solo” hubo 26 fusilados.
-         En Astracán una masiva huelga no fue reprimida por el Ejército ya que los soldados se negaron a disparar, se unieron a los huelguistas y asaltaron la sede del Partido, matando a varios militantes.
-         El jefe del comité militar, Kirov, ordenó el “exterminio sin piedad”: se embarcó a los detenidos en barcazas que fueron hundidas en el Volga. Cada uno llevaba atada una piedra al cuello. En dos días se fusiló y ahogó a cerca de 4,000 obreros huelguistas.
-         Luego, con la ciudad “liberada” la represión se dirigió a los “burgueses”: mil muertos más.
-         “ La matanza de Astracán se revela hoy en día, a la luz de los documentos disponibles procedentes de los archivos, según su verdadera naturaleza: la mayor matanza de obreros realizada por el poder soviético, antes de la de Kronstadt”
-         La militarización de la clase obrera. El gran aporte de Trotsky a la Revolución fue su idea de militarizar a la clase obrera. Lejos del discurso obrerista del marxismo teórico, el marxismo real, a través de Trotsky proponía la  justificación de esta aberración .  Sintetiza el Libro Negro su teoría: “ El hombre está inclinado de manera natural hacia la pereza. Bajo el Capitalismo , los obreros deben buscar trabajo para sobrevivir. Es el mercado capitalista el que aguijonea al trabajador. Bajo el socialismo ´La utilización de los recursos del trabajo reemplaza al mercado ´. El Estado tiene, por lo tanto, la tarea de orientar , de destinar y de encuadrar al trabajador, que debe obedecer como un soldado al Estado obrero, defensor de los intereses del proletariado. (…) Significa la prohibición de huelgas – asimiladas a una deserción en tiempos de guerra, el refuerzo de la disciplina de los poderes de dirección, la subordinación completa de los sindicatos y de los comités de fábrica, cuyo papel se limitaba además a poner en funcionamiento la política productivista, la prohibición de los obreros de abandonar su puesto de trabajo, la sanción del ausentismo y de los retrasos, muy numerosos en aquella época en que lo obreros estaban buscando, siempre de manera problemática, alimentos”
-          La respuesta a la militarización fue el aumento de las huelgas. El 77% de las grandes y medianas industrias fueron afectadas por huelgas en el primer semestre de 1920.
-         Hubo penas de fusilamiento o confinamiento en campos de concentración, en cumplimiento de la orden de Lenin que decía. “ Me han informado que existe sabotaje manifiesto por parte de los ferroviarios…Se me dice que los obreros de Izhevsk están también en el golpe. Estoy sorprendido de que os acomodéis a ello y no procedáis a ejecuciones masivas por sabotaje”
-         En Tula- en su fabrica de armamento- los obreros se negaron a hacer horas extras y trabajar los domingos, único día en el que podían conseguir alimento de los campos circundantes. “Mientras la huelga se extendía y los arrestos de “agitadores” se multiplicaban, un nuevo hecho vino a turbar el desarrollo habitual que tomaba el asunto: por centenares, después por millares, obreras y simples artesanas se presentaron en la Cheka solicitando también ser detenidas. El movimiento se amplió, exigiendo los obreros, a su vez, ser detenidos en masa a fin de convertir en absurda tesis de la “conspiración polaca”. Fueron encarceladas 10,000 personas, pera a la postre se dictaron penas leves, dada la escasez de mano de obra calificada.
-         “Al descontento suscitado en el mundo del trabajo por la militarización se añadían las dificultades de la vida cotidiana”. Había crisis de suministro y el hambre se extendía entre los obreros, agotándolos y haciéndolos poco productivos. Los salarios promedio de  10,000 rublos al mes solo alcanzaban para comprar 2 kilos de carne por mes o 12 litros de leche en el mercado libre. Además de estos suministros existía un racionamiento que daba derecho a 250 gramos de pan por día, medio kilo de azúcar por mes, dos kilos de arenque…Y estas raciones no se repartían igualitariamente, sino en función de la “categoría” en que estaba incluido el trabajador (¿igualdad?). Había “raciones de clase” decrecientes: 33 categorías según una jerarquía que favorecía a los trabajadores de ramas estratégicas de la producción : “ La ración de pan debe ser reducida para aquellos que no trabajan en el sector de los transportes, hoy en día decisivo, y aumentada para los que trabajan en el mismo.¡Que millares de personas perezcan si es necesario, pero el país debe salvarse!”(Carta de Lenin a Trotsky)
-         El punto más alto de la protesta se desencadenó en marzo de 1921, en Kronstadt: el motín de los marinos de dos acorazados, acompañado por las huelgas obreras. La reivindicaciones de los amotinados eran: “Reelección de los soviets por sufragio secreto después de debates y de elecciones libres; libertad de palabra y de prensa; igualdad de racionamiento para todos y liberación de los detenidos políticos miembros de los partidos socialistas, de todos los obreros, campesinos, soldados y marinos detenidos en razón de sus actividades en los movimientos obrero y campesino; creación de una comisión encargada de examinar los casos de todos los detenidos en prisiones y en los campos de concentración; supresión de las requisas; abolición de los destacamentos especiales de la Cheka; libertad absoluta para los campesinos de `hacer lo que deseen con su tierra y criar su propio ganado, a condición que se las arreglen con sus propios medios´”
-         Como se puede observar, se trata de reivindicaciones propias de un movimiento socialista popular, no de las de “eseristas-cien negros” como las calificaba el Poder, no de la “reacción zarista”. Las reivindicaciones apuntaban a demoler de hecho la lógica del poder bolchevique: elecciones libres en los Soviets- donde los leninistas eran minoría- , eliminación de la apropiación forzosa de suministros a los campesinos y su escandaloso reparto desigual a los obreros, en un marco de libertad de prensa. Ese era el crimen: apuntaban a desenmascarar a aquellos que habían tomado por asalto el movimiento popular de 1917, convirtiéndolo en una cruel dictadura.
-         El 1 de marzo se constituye un comité revolucionario provisional en Kronstadt, apoyado por toda población, como reconoce la Cheka: “ El comité revolucionario de Kronstadt espera de un día a otro una sublevación general en Petrogrado. Se ha establecido contacto entre los amotinados y un gran número de fábricas (..) Hoy durante un mitin en la fábrica los obreros han votado una resolución en la que se llamaba  a unirse a la insurrección”.
-         El 7 de marzo comienza la represión, encarcelando a miles de obreros desarmados para rodear a los marinos amotinados. Se usa a jóvenes reclutas para disparar contra el pueblo- ya que los veteranos se hubieran negado-. El baño de sangre cuesta miles de vidas de ambos bandos. Centenares de amotinados fueron fusilados en el acto. Los documentos hablan de 2.103 fusilados y 6459 condenas a campos de concentración. Un grupo de ocho mil escaparon a Finlandia, pero regresaron a Rusia en 1922 bajo promesas falsas de amnistía. Fueron enviados a los  campos de concentración de Jolmogory y Solovy, donde casi todos murieron. La forma típica de deshacerse de prisioneros era allí arrojándolos al río con una piedra al cuello y los brazos atados.
-          En síntesis: el Poder bolchevique eliminó la libertad en los soviets de obreros, impuso la militarización de la clase obrera, la sometió al  racionamiento de hambre, manipulando las cuotas en función del “valor estratégico” de diversas ramas industriales – el peor “clasismo” antiobrero posible, la más absoluta desigualdad- reprimió con muerte y confinamiento las reacciones –huelgas y manifestaciones-, todo en nombre de una nueva moral. Como dijo Lenin:”qué importa que mueran miles si así se salva el país” (o sea, el Poder bolchevique)

miércoles, noviembre 24, 2010

Encuestas y economía




Es tiempo de desarrollar una función clave para las encuestas: reproducir los mecanismos de decisión de los consumidores , en situaciones concretas, en las cuales deban realizar necesariamente un “intercambio de problemas”: ganar algo a costa de perder algo.

Harford en “El economista encubierto” describe acertadamente los factores que corrompen la “verdad de los mercados”: las escaseces, las externalidades y la información asimétrica.

Escasez: Un café Bar en un aeropuerto, con precios excesivos, aprovecha la “escasez” de bares en las cercanías: es el único del lugar, y aprovecha esa circunstancia.

Externalidades: organizo una fiesta y genero un ruido que impide conciliar el sueño a mis vecinos, compro un auto derrochador de nafta, con lo cual contribuyo al envenenamiento del aire, en fin: la acción humana genera además del beneficio para el autor, deseconomias externas, o externalidades, que afectan al resto. También hay externalidades positivas: si pinto el frente de mi casa, el barrio mejora, aunque nadie me compense por ello

Información asimétrica: no hay señales claras para “convencer” al comprador de que nuestro producto es bueno: el mercado se degrada o desaparece.(coches usados, seguro médico)

Es bueno , entonces, contextualizar el tipo de mercado (no es lo mismo el de coches usados, que el de MP3, el de la Salud que el de  Vacaciones) para detectar en cada caso su “nivel de libertad de elección”, qué factores lo afectan (las escaseces, las externalidades, la mala información) y  cual es el potencial de decisión individual, qué factores conoce , cuales teme, y cuanto esta dispuesto a pagar para obtener el mejor beneficio.
De este modo la encuesta sería un auxiliar formidable para le gestión, publica o privada, de los diversos mercados.
Menos “opiniones”, lábiles, caprichosas, influenciables y más detección de “intereses” reales de los individuos: menos moral y más economía.



lunes, noviembre 22, 2010

Indicadores, indicadores



¿Qué proporción de los que ingresan a la Universidad argentina se gradúan?
¿ Que cantidad de días por año, y horas por día, hay clases en las escuelas primarias argentinas?
Y, ¿ qué resultados obtienen en los mismos indicadores países como Singapur, China o Corea del Sur?
La discusión, en este siglo, dejó de ser sobre “objetivos” (abstractos, inefables, indefinidos) y lo es sobre indicadores.
El problema – filosófico- es que hay quienes descreen de los indicadores. La cuantificación de hechos sociales les resulta una afrenta a la inteligencia. Despotrican contra los Test de Inteligencia, contra los exámenes internacionales que permiten comparar la performance de sistemas educativos de distintos países, desconfían de las evaluaciones de calidad de enseñanza. Odian los indicadores, a los que rebajan al nivel de burdos intentos- de los países dominantes- de medir nuestras carencias.
Es un problema epistemológico. No se comparten los “criterios de verdad”.
Si se les dice que la pobreza bajó del 40% al 13% en Chile, dirán “sí, pero aumentó la desigualdad”. Si se demuestra que Corea del Sur bajó  de 40 por mil a 4 la mortalidad infantil, dirán que eso fue porque Occidente puso plata para mostrar el contraste entre las dos Coreas. Si se les demuestra que la India sacó de la pobreza a 100 millones en 15 años, dirán que los indios son infelices. Si se les propone que la UBA sea evaluada por especialistas extranjeros, dirán que eso es ceder Soberanía, si se les comenta que la UBA no figura entre las mejores 200 universidades del mundo, dirán que esos rankings son sospechosos y armados por el Primer Mundo. Y así sucesivamente.
Si se les dice que el socialismo real asesinó a 100 millones de personas, dirán que el Capitalismo a muchos más por hambre y enfermedad. Lo cual puede ser cierto, pero no exime al socialismo de los genocidios que cometió.
El problema es que no hay criterios compartidos para describir la realidad. Como no se sabe si algo – un gobierno, una universidad- funciona bien o mal, ya que se cuestiona la utilidad de los indicadores, no hay forma de discutir como mejorarlo. No se acepta la premisa mayor, mucho menos se aceptará a premisa menor. No hay un terreno común para discutir el futuro porque no se admite, siquiera, la utilidad del termómetro para medir la fiebre, y mucho menos el diagnostico y el pronóstico.
Sería largo exponer la causa. Popper- cuando no- apunta en el camino correcto al analizar el pensamiento de uno de sus colegas, Julios Kraft. La tesis de Husserl sobre la intuición intelectual de la esencia es un mecanismo de conocimiento por fuera de toda experiencia empírica, por fuera de todo indicador, de todo raciocinio lógico.
“ Los resultados de sus investigaciones, por tanto, se hallan desprovistos de cualquier afirmación empírica; son puramente filosóficos, son a priori. Se interesan, según Husserl, por las propiedades esenciales de los objetos posibles de nuestra “intencionalidad”, no por objetos visuales o empíricos y sus propiedades accidentales. Por lo tanto, concluye Husserl, estos objetos de nuestra intencionalidad son esencias.
Kraft critica esta conclusión: “La mera abstracción de la existencia no puede aportar una determinación de la esencia. La cuestión de si la existencia de un objeto es supuesta o no influye en nuestro reconocimiento de sus propiedades”
Pero aun más importante que esta crítica es la observación de Kraft hace de que- salvo en el ámbito de la lógica- el método fenomenológico de la intuición intelectual “abre al filósofo intuicionista una vasta región en la que dar rienda suelta a su arbitrariedad personal”
Ya no se trata de la realidad empírica- los indicadores- sino de construcciones filosóficas, arbitrarias, que generan discursos sobre la realidad, sin intentar demostrar la verdad. Dice Kraft “ ya no es nada parecido a un argumento, a una justificación, que consista en darnos razones de acuerdo con las reglas de la lógica, se trata más bien, de algo que puede caracterizarse como una verbalización, que es el arte de darnos palabras( y no razones)”
Todo el pensamiento “crítico” actual- hijo de Husserl , Heidegger y Sartre- se asienta en estos supuestos:  no importan los indicadores de la realidad empírica, ya que esa realidad es un supuesto: importan las palabras, el discurso, que muestra nuestra intuición filosófica.
Por todo esto, la discusión sobre el presente y el futuro – medible, concreto, real- es imposible con estos adversarios intuicionistas, irracionalistas.

sábado, noviembre 20, 2010

El valor


Marx se volvió loco tratando de demostrar que el valor de un producto nace del “tiempo socialmente necesario para producirlo”. O sea, no del tiempo “real”, concreto en que la fábrica Ford producía un  Modelo T (una hora, o algo así).
Supongamos que eso es cierto para la fabricación de productos físicos. ¿Y los servicios? ¿Lo que diferencia el valor de ambos  servicios- el  del peluquero y el del cirujano-  es el “tiempo socialmente necesario” para producir un corte de pelo…o una operación de cerebro? ¿O será que es el CLIENTE el que esta dispuesto a pagar 10 dolares por un corte de pelo y 10,000 para que le salven la vida? El valor del servicio del peluquero, y el del cirujano, no tiene nada que ver con el tiempo socialmente necesario para producirlo ,si no, lisa y llanamente por el valor que le otorga el cliente: solo un loco pagaría 10,000 $ a un peluquero y solo un tonto ofrecería 10$ a un neurocirujano.
Esta elemental comprobación...no figura el El Capital ni en los miles de libros que el marxismo ha producido en 150 años: es que reconocer que es la demanda la que determina el valor de las mercancias-bienes o servicios- significa desmontar toda la argumentación marxista sobre la explotación del trabajo, la famosa plusvalía: ¿cuál es la plusvalía que nos "saca" el cirujano que nos salva la vida a cambio de $10,000? ¿Cual es la plusvalía que los genios inventores como Edison o Steve Jobs la "arrancan" a sus empleados? Si el precio de tener computadoras personales, smartphones, Internet y MP3 es transformar en millonarios a sus creadores, bienvenidos los millonarios! No es ese el problema: el problema es una humanidad aislada e incomunicada: hoy hay 4,000 millones de celulares, 2,000 millones de computadoras lo cual explica 100 millones menos de pobres en Indoa y 500 millones menos en China: Esa es la revolución, no la "expropiacion a los capitalistas" por parte de un Estado revolucionario, supuestamente al sevicio del pueblo, pero en la realidad, convertido en una máquina burocratica, corrupta y represiva como en Cuba.

Más sobre la "soberanía"

Manifiesto contra los nacionalismos



Estamos asistiendo, por primera vez en la historia, al desgajamiento de las naciones. Internet crea un ámbito virtual que agrupa a los individuos por afinidades, no por simple contigüidad espacial. En el pasado la ciudad, el vecindario, la aldea definía el marco en el que desarrollábamos nuestra vida. Nuestra máxima referencia era el campanario de la iglesia y el palacio municipal, sedes de los dos únicos poderes conocidos, el terrenal y el celestial.
Hoy nuestro horizonte nos ha alejado del campanario y nos enfoca hacia el mundo, hacia nuestra comunidad de intereses en la Web: una comunidad que incluye a gentes de cien países distintos, que viven en campos o ciudades: no importa su contexto geográfico sino su propuesta humana, simplemente humana.
Como bien lo saben las dictaduras, Internet socava el Poder nacional, en Corea del Norte o en Cuba, en Irán o en Venezuela. El acceso interactivo a la información (no solo la generada por el sistema de Medios – otra antigüedad a punto de sucumbir- sino en el contacto directo con los protagonistas de la realidad) es la clave de esta Revolución. Por ejemplo, hoy se entienden mejor las crisis hondureñas o iraníes leyendo los blogs de sus ciudadanos comunes que accediendo a la CNN.
Internet permite además el intercambio de bienes y servicios, la consulta de precios y calidades, la compra y la venta, la asociación con otros, la investigación, la bajada libre o “pirateada” de música, películas, software, juegos, etc. A la manera de una Utopía, la Web nos da todo eso y no nos pide nada a cambio: ni tarifas ni impuestos, ni diezmos.
Accedemos a la Biblioteca Universal o al sitio de compra-venta con un clic y ni siquiera nos piden nuestro nombre. Por ello surge la pregunta: ¿para qué sirven las naciones, los Estados, las Patrias en esta era de globalización sustentada sobre la súper Red? En un mundo físico, la Nación es la corporización de un poder territorial que puede ser tan estrecho como la Ciudad y su entorno o un Mega imperio como el romano. Un Territorio, una Ley, un Poder, una Cultura. Muchas veces, aunque no necesariamente, una Religión, un Lenguaje.
En todo caso, la Nación-Estado es una fortaleza que se levanta frente a los otros (los bárbaros, los salvajes, los extraños) con propósitos defensivos, de afirmación de poder propio. Entonces, en general, existe un elemento constitutivo (que algunos llaman Ser Nacional) que es la amalgama de tradiciones políticas, espirituales, lingüísticas, jurídicas, artísticas y un elemento contingente, que es la amenaza latente del extranjero. La Nación-Estado es, por lo tanto el doble movimiento de organizar y homogeneizar el espacio propio y el de oponerlo a la amenaza externa.
Al principio predomina el primer elemento y la nación se dedica a aplanar las diferencias, a imponer un lenguaje o una religión únicos, a impedir el surgimiento de regiones internas, a agudizar por lo tanto el centralismo, el exclusivismo, el Nacionalismo. El Estado Nacionalista.
En otro momento- una vez impuesta la homogeneización interna- se avanza de la Defensiva hacia la Ofensiva, en el intento de obtener vasallajes de los pueblos extranjeros. Es la etapa Imperialista de las naciones.
La diversidad, la variedad religiosa, lingüística, estética, literaria son vistas, en el Estado Nacionalista, como amenazas tan graves como una invasión extranjera. Por eso es que la expansión de la uniformidad cultural de la Nación asume formas dictatoriales: se prohíben lenguas, cultos, costumbres, se ahoga la economía de provincias enteras, se coopta a su elites, se rusifica el Turkmenistán, se chinoiza el Tíbet, se arabiza Darfur, se hispaniza y catoliza la América, se altiplaniza el llano boliviano, se norteamericaniza el oeste y el sur hispánicos…
En otras ocasiones la Nación se asume como portadora de una idea de progreso. La Francia revolucionaria y la América inglesa – sobre toda esta última- fueron experimentos políticos que desafiaban el absolutismo y proponían otra forma de gobierno, basada en la división de poderes, la imposibilidad de las reelección indefinida, basada en una Declaración explícita de derechos del ciudadano. Esas naciones- a las que la Argentina de 1853-1930 perteneció- aparecían como símbolos de redención y progreso, de paz y trabajo. Y atraerían así a millones de europeos a sus costas para gozar esos frutos.
A veces la Nación es la forma que adquiere la resistencia al extranjero, con un fuerte componente religioso: la Grecia cristiana de 1820, opuesta al Imperio Otomano islámico; la Polonia católica resistiendo los intentos de la Rusia Ortodoxa o la Alemania Reformada; la Irlanda católica resistiendo a la Inglaterra anglicana; la Croacia católica frente a la Serbia ortodoxa; etc.
En esos casos Nación y Religión se entremezclan y confunden.

El Nacionalismo manipula los sentimientos, confundiendo infancia con Patria.
Mi Patria es mi barrio de Belgrano, 1950 a 1970: sus árboles majestuosos, sus calles de adoquín, las casonas, las viejas historias del barrio, su Museo Sarmiento - sede de Gobierno en 1880- , la Iglesia Redonda, las calles tranquilas de Belgrano R, las Barrancas. Y mi Patria es Montevideo donde vivimos varios meses, durante la epidemia de Polio del 56 o Piriápolis o Punta del Este, o Colonia. Mi Patria, decididamente no es Jujuy o Tierra del Fuego. Mi Patria no tiene nada que ver con una frontera física, con una soberanía.
Mi Patria son los libros y la música y las películas que me impregnaron de experiencia humana desde que tengo uso de razón. La nostalgia de la infancia es manipulada por los nacionalismos cuando te dicen “no hay patria como tu patria” “somos los mejores del mundo” “ nuestra bandera es la más linda”. A uno se le conmueve el corazón, recuerda los domingos con los abuelos, los juegos con los amigos y corre a Plaza de Mayo a aclamar a Galtieri quien acaba de darle una buena patada a los ingleses…
Y el lenguaje, absurdo: “para un argentino no debe haber nada mejor que otro argentino”¿habrá frase más torpe y pobre, y tan reivindicada como sabia, por que la emitió el mismo que había dicho que “para un peronista no hay nada mejor que otro peronista” (por ejemplo, López Rega y Mario Firmenich abrazándose alborozados). De esa estupidez venimos.

Bien.

¿Existen hoy esas demandas, esa necesidad de homogeneizar, unificar, achatar, unificar la cultura, el lenguaje, la religión , las costumbres? ¿existe hoy la necesidad de erigir naciones como símbolo de progreso y libertad?¿es necesario hoy la nación que resiste al imperio dominador y se reivindica como católica o islámica, o negra, o judía, o vasca? ¿No son rémoras, registros fósiles del pasado esas reivindicaciones? ¿Respetables, pero anacrónicos?
La soberanía es hoy el último refugio de los tiranos, desde Castro hasta Ahmadinejad. Lo que piden los iraníes es libre acceso a Internet, al igual que los blogueros cubanos. Es en ese NO-territorio físico, en ese ámbito virtual, NO-obligatorio, sin impuestos ni Estado donde el futuro toma forma, porque hasta allí no llega el Poder territorial de los dictadores. No llegan allí las Naciones. Internet es una forma de libertad que se ejerce más allá de fronteras y bloqueos, un anticipo de un mundo global, en que los intercambios libres se pacten en la Red, sin el escrutinio de los Estados ávidos de impuestos. Es, posiblemente, el mayor desafío que enfrenta la reaccionaria idea de la Nación, de la Patria, de los Estados Nacionales, de los nacionalismos de aldea. Y quizás alcancemos a verlo realizado.

En el Día de la Soberanía, Muera la Patria!

 

La Soberanía es el refugio de los tiranos, la barrera que impide que la comunidad internacional civilizada pueda obligar a cumplir la Declaración de Derechos del Hombre que todos los estados de Naciones Unidas se han comprometido a respetar.
La Soberanía ha sido esgrimida por el Presidente de Sudan para eludir el fallo condenatorio de la Corte Internacional de La Haya, ante los aplausos de la Liga Arabe, Cuba y Venezuela.
Gracias a la Soberanía regímenes atroces como el nazismo , el stalinismo o el maoismo han podido torturar y asesinar a millones de personas, sin que nadie en el mundo pudiera impedir esas atrocidades.
No es casual que la Soberanía sea el Valor Supremo que levantan los nacionalistas: La Soberanía de la Patria, la Soberanía Nacional (una de las Tras Banderas del Justicialismo) , los stalinistas cubanos (“La Soberanía cubana debe ser respetada” exige la Declaracion de intelectuales en 2006) o los stalinistas norcoreanos ( “Pyongyang aseguró que si se inspecciona alguno de sus barcos en base a la PSI, eso será un acto hostil y "una violación intolerable a su soberanía" a la que responderá con un ataque militar".)
O sea: en lo interno las dictaduras detectan “conspiraciones” del enemigo del pueblo y meten en la carcel a los opositores. En lo externo, están siempre con el dedo en el gatillo es defensa de su “Soberanía”.
Uno está tentado de pasarse la Soberanía de esas dictaduras por algun lugar innombrable, pero sabe que eso es inútil, que la libertad raramente se impone desde afuera, aunque la Segunda Guerra demostró lo contrario.
¿Qué hacer”
Destruir el prestigio de la palabra Soberanía: Día de la Soberanía argentina (día en que el tirano Rosas batalló contra Francia e Inglaterra), Soberanía Norcoreana( permiso para armarse, hambrear al pueblo y amenazar a los vecinos ). En fin, ridiculizar el nacionalismo prediluviano y las palabras asociadas: Soberanía, Patria, Ser Nacional, Destino nacional. Reirse en la cara cuando alguien proponga “defender la soberanía nacional”

Escribió Alberdi en 1880:

Una de las raíces más profundas de nuestras tiranías modernas en Su-
damérica es la noción grecorromana del patriotismo y de la patria, que
debemos a la educación medio clásica que nuestras universidades han
copiado a la Francia.
La patria, tal como la entendían los griegos y los romanos, era esencial y
radicalmente opuesta a lo que por tal entendemos en nuestros tiempos y sociedades modernos. Era una institución de origen y carácter religioso y santo; equivalente a lo que es hoy la Iglesia, por no decir más santa que ella, pues era la asociación de las almas, de las personas y de los intereses de sus miembros.Su poder era omnipotente y sin limites respecto de los individuos de que se componía. La patria así entendida era y tenía que ser la negación de la libertad individual, en la que cifran la libertad todas las sociedades modernas que son realmente libres. El hombre individual se debía todo entero a la patria; le debía su alma, su persona, su voluntad, su fortuna, su vida, su familia, su honor.Reservar a la patria alguna de esas cosas, era traicionarla; era como un acto de impiedad.
Según estas ideas, el patriotismo era no sólo conciliable, sino idéntico y el mismo que el despotismo más absoluto y omnímodo en el 'orden social.

Alberdi previó el uso de la “Patria” como bandera y justificación de todos los despotismos. Me gustaría gritar algo provocativo y hermoso, como acto catártico:

MUERA LA PATRIA!

sábado, noviembre 06, 2010

Fin de ciclo

 
Por motivos personales-salud, economía, cierta depresión- suspendo por un tiempo Monología. Son ya seis años de posteos casi diarios. Perdí algo de motivación. Siento que peleo contra un monstruo de mil cabezas, que siempre gana: estatismo, intervencionismo, populismo, socialismo, ecologismo, indigenismo, marxismo, fascismo son todas flores que lucen saludables y en crecimiento. Liberalismo, responsabilidad individual, libertad de mercados, democracia, república, estado de derecho, límites al Poder, son todos términos mal vistos, que remiten a "capitalismo explotador". Este malentendido parece imposible de romper. Los que confunden libertad de mercado con Estado mercantilista ganan la discusión. Los que creen que libertad es solo el pretexto para "explotar" a los débiles, que siempre tiene que haber un papa Estado que nos proteja cuentan una historia fácilmente creíble. La izquierda y la derecha nacionalista cargan con decenas de millones de muertos a sus espaldas, pero eso no parece incomodarlas: están a la ofensiva, como si aun fueran el Futuro, cuando han sido en los últimos cien años la puesta en escena de la peor pesadilla: Gulags, Shoa, hambrunas, control totalitario, prensa ahogada, libertad de elección disminuida.
Hasta pronto y gracias.

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!