Se produjo un error en este gadget.

jueves, julio 30, 2009

Más preguntas

¿Por qué es tan obvio el Estado Benefactor - que a la larga destruye la economía- y tan compleja la libertad económica, que contra toda evidencia de corto plazo, a largo termina con el hambre, la mortalidad infantil y el desempleo?
¿Por qué nos cuesta tanto argumentar contra la idiotez estatalista y a favor de la libertad económica?
Tenemos toda la historia a nuestro favor: entre el absolutismo monárquico y el absolutismo fascio-comunista, existieron los verdaderos luchadores de la libertad, que nos llenan de orgullo...y sin embargo el Icono rebelde por antonomasia es un señorito argentino que le fue a llevar flores a la tumba de Stalin.Y que fusilaba a subordinados por actos mínimos de indisciplina.
Alberdi cita los siguientes párrafos de Adam Smith:

“Es a veces la prodigalidad y la mala conducta pública, jamás la de los particulares las que empobrecen a una nación. Todo o casi todo el rédito público es empleado en muchos países en el sostén de gentes no
productoras. Tales son esas que componen una corte numerosa y brillante, un
grande establecimiento eclesiástico, grandes escuadras y grandes ejércitos que
en tiempos de paz no producen nada; y que en tiempo de guerra no adquieren
nada que pueda compensar solamente lo que cuesta su mantenimiento.
mientras ella dura. Allí todas las gentes que no producen nada por sí mismas.
son mantenidas por el producto del trabajo de los otros.""El esfuerzo
constante, uniforme y no interrumpido de cada particular para mejorar su
condición, principio de donde emana originariamenre la opulencia pública y
nacional, tanto como la opulencia particular, es a menudo bastante fuerte para
hacer marchar las cosas de mejor en mejor y para mantener en progreso
natural, a pesar de la extravagancia del gobierno y de los más grandes errores
de la administración."“Semejante al principio desconocido de la vida animal, él
restaura comúnmente la salud y el vigor de la constitución en despique no
solamente de la enfermedad sino de las absurdas recetas del médico."~ Adam
Smith. Riqueza de las naciones. lib. 11. cap. v.


¿No es REVOLUCIONARIO lo que apunta el escocés? ¿No señala , acaso,con fiereza y gracia al Estado Absolutista como el gran Animal Depredador y empobrecedor, con sus brillos fatuos, sus exhibiciones, sus lujos?
¿Qué ha cambiado desde aquella época?¿Acaso las fastuosas exhibiciones de Corea del Norte- desde los misiles hasta los yates de lujo que compra su Rey-Camarada Líder -no contribuyen a hundir en la miseria al pueblo? ¿O es el "bloqueo" occidental el que empobrece a los norcoreanos?
¿Qué emociona a las juventudes latinoamericanas?: ¿el gesto provocativo de Chávez, henchido de petrodólares de su Robolución? ¿ la mirada de viejo violador de Ortega (no olvidemos lo que le hizo a su hijastra),o la del violador en actividad, Lugo?¿Que quieren, exactamente?
Mientras no respodamos estas preguntas, haremos nuevamente el papel de esos viejos demócratas que no entendían por qué las multitudes adoraban a Mussolini,Hitler o Stalin. No vayamos por detrás de los acontecimientos: las cosas estan muy graves en Latinoamérica y nadie parece advertirlo con la lucidez necesaria.

miércoles, julio 29, 2009

Buenos Aires

Un mal nacimiento

Fuimos fundados por un pequeño y enfermo tirano, Pedro de Mendoza, quien antes aun de tocar la tierra del Plata sembró de malos augurios este país, asesinando malamente al leal Juan de Osorio, acusado de supuestas traiciones y motines. En la parodia de proceso él fue Fiscal, Jurado y Juez: que “sea muerto a puñaladas o estocadas…las cuales les serán dadas hasta que el alma le salga de las carnes”
El juicio reparador, años después en el Consejo de Indias, ordenó a su asesino, el Adelantado y a sus herederos, devolver a la familia los bienes del pobre asesinado así como una indemnización de mil ducados. “Plegue a Dios que la falta de este hombre y su muerte no sean causa de la perdición de todos” exclamó Diego, el hermano del Adelantado. Fue, si no la causa, el anticipo de tantas penurias: “Todo fue de mal en mal, la gente y el general y capitanes, trabajos, hambres y afanes nunca nos faltó en la tierra” (Luis de Miranda)


La fundación

¿Por qué razón fundar la nueva ciudad no en la costa protegida y alta de la banda oriental, sino en la cenagosa, baja y triste banda occidental del Río de la Plata? Las naves fondearon en la Isla San Gabriel, frente a la futura Colonia, pero en vez de aprovechar esa bahía, decidieron “poner agua de por medio entre el nuevo asiento y los territorios portugueses donde podrían refugiarse” los descontentos por el modo tiránico en que Mendoza impartía su cruel justicia . O sea, Buenos Aires fue fundada por un temor, para impedir una posibilidad de rebeldía, como mal remedio para un mal gobierno. Mal comienzo.
Buenos Aires, para colmo, no fue fundada: ninguna formalidad de las que se acostumbraban, ningún Cabildo, ninguna vecindad, ninguna organización como célula inicial de lo que décadas después sería una ciudad. Solo una especie de anónimo campamento, ni siquiera con un sitio de fundación que haya quedado para la historia.

Hambre

Sin redes y aparejos de pesca, sin caza abundante, con pumas acechando, con indios que al principio aportaron alimentos pero después recelaron, sin otro material que la paja y el barro, malamente, llegó el hambre, para mil doscientas personas. Así planificó el tiranuelo Mendoza- ya enfermo de muerte- su asentamiento en el nuevo mundo. ¿Qué creía, que iría a comer la supuesta plata y oro que, ignorante, creía que hallaría en estas praderas peladas? ¿Acaso el oro alimenta?
“No quedaban ratas, culebras ni sabandijas, llegamos hasta comer el cuero de los zapatos (…) Esa misma noche otros compañeros se arrimaron a las horcas y descuartizaron los cadáveres para comérselos”. (Ulrico Schmidel)
El primer aullido antisemita de los tantos que produciría esta tierra lo profiere, en su delirio por la culpa del asesinato de Osorio, el Adelantado . “ Vosotros judíos- decía a sus oficiales- hicisteis matar al maestre de campo y agora morís como chinches!”
Al año de su fundación, solo quedaban cien pobladores en Buenos Aires. La mayoría estaba río arriba, en las poblaciones que iban fundando Ayolas e Irala, o en la columna que dirigía Salazar o muertos por el hambre, las pestes y los indios.
El Adelantado murió en viaje a España, después de haberle rogado a Ayolas que le envíe “alguna joya o alguna piedra, que ya sabéis que no tengo qué comer en España”
Fracaso total


La puertas de la tierra

Durante cuarenta años cayó el olvido sobre estas costas. Perú, Asunción y Chile se constituían en centros de poder. Desde allí vendría el impulso colonizador a estas tierras: Santiago del Estero, Tucumán, Barco, ciudades algunas con destino, otras ya olvidadas. Hasta que se habló de refundar Buenos Aires, para “abrir las puertas a la tierra” y dar salida hacia el mar del norte (el Atlántico) la producción de Perú.
Al fin, Garay decidió fundar una ciudad a la vera del Puerto de Buenos Aires, con la orden expresa del Cabildo de Asunción. Con sesenta “mancebos de la tierra” se aventuró a fundar la ciudad de la Trinidad. Pero ese empeño- abrir otra vía de contacto con la metrópoli- fue un sueño, simplemente. Durante siglos Buenos Aires, en vez de ser la puerta de la tierra permaneció en la oscuridad, tan solo como guardaespaldas del Perú, para evitar la incursión portuguesa por el Río de la Plata. Un oscuro destino que la marcó.

domingo, julio 26, 2009

Del bloggero cubano Eugenio Leal, del blog Veritas

La mayor parte de la población de Cuba ha nacido después de 1959. Esto hace que sólo quienes tengan más de setenta años hayan participado en elecciones pluripartidistas, puesto que para ejercer ese derecho era requisito ser mayor de edad, es decir, no menos de veintiún años.

El sistema cuenta con esto a su favor para perpetuarse indefinidamente, o al menos mantener el control económico del país en manos de los descendientes de la dinastía gobernante. Los menores de cincuenta años desconocen sus derechos y han visto a sus padres simular, mentir, acobardados y envilecidos frente al todopoderoso Estado. Ya los nacidos en la década del sesenta son abuelos, por lo que padres, hijos y nietos han sido formados en cautiverio. Las instituciones y enseñanzas están diseñadas para callar, aplaudir y soportar.

En fecha tan lejana como 1968, - por el aniversario del levantamiento del 10 de octubre de 1868- el poder omnímodo comenzó una campaña llamada: 100 años de lucha. Incluía -entre otras cosas infames- las directrices estatales y la consigna de “quemar las tradiciones”, que suprimió las festividades navideñas, así como otras costumbres ancestrales de carácter religiosos y sociales consideradas –según los patrones ideológicos comunistas- de corte “burgués”. En este contexto las manifestaciones de cortesía masculina al sexo opuesto fueron tildadas de “caballerosidad burguesa” y desviación ideológica, ya que la mujer era una compañera con las mismas obligaciones y derechos sociales. En su lugar, se habló de fomentar la “caballerosidad proletaria”, que sólo era retórica política. Posteriormente, se crearon centros de enseñanza media y media superior en el campo. La enseñanza media superior se estableció definitivamente en escuelas en el campo. Con ello los adolescentes quedaron a merced del adoctrinamiento del Estado, sin la orientación y supervisión de la familia en esa edad que tanto lo necesita.

Desde hace algunos años las manifestaciones públicas de la pérdida de valores en el comportamiento social crece exponencialmente. Posiblemente, como es habitual, desde el poder estén buscando la causa en algún factor externo. Nada tendría de extraño que se aludiera al calentamiento global, las explosiones solares o la contaminación de los océanos.

En todos los órdenes, el malogrado experimento socio-económico ha hecho que cobren una lapidaria actualidad los versos del poeta José María Heredia: “dulce Cuba en tu suelo se ve / en su lado más ancho y profundo / la belleza del físico mundo / los horrores del mundo moral”.

Artículo sobre Honduras

Hugo Chávez dirige los pasos de Manuel Zelaya

Por Joaquim Ibarz

La Vanguardia, Barcelona


"He venido hasta aquí para analizar la estrategia a seguir", manifestó en este punto fronterizo Armando Laguna Laguna, embajador de Venezuela en Honduras. El diplomático siguió de cerca la fugaz entrada de Manuel Zelaya a su país, y tomó nota de que la insurrección popular que esperaban no se produjo. A escasos metros de distancia, Nicolás Maduro, ministro de Asuntos Exteriores del gobierno de Hugo Chávez, contemplaba que la maniobra preparada durante semanas tan sólo había sido un efímero circo mediático. Este sábado, Maduro fue testigo de primera mano de cómo Zelaya se daba por vencido al anunciar que instalaría un campamento en territorio nicaragüense, junto a la frontera con su país, para esperar a su familia y a algunos partidarios que pudieran llegar a la zona. Pero de cruzar la frontera, nada.

Si había alguna duda de que la estrategia del derrocado presidente Manuel Zelaya es diseñada desde Caracas quedó de nuevo de manifiesto en Las Manos. Los venezolanos dirigieron y coordinaron el operativo. En El Paraíso, reporteros de la cadena estatal venezolana Telesur -el único canal del mundo que retransmitía los hechos en directo- informaba en tono épico de los choques entre manifestantes que pretendían acercarse a la frontera con policías y soldados que se lo impedían. Otro equipo informaba desde Las Manos sobre la llegada de Zelaya como si se tratara de la toma de la Bastilla. Movido por las imágenes y los cometarios de Telesur, un espectador despistado podría creer que el gobierno de facto de Micheletti estaba a punto de caer, con las maletas preparadas para huir por la puerta trasera.

Telesur jugó el mismo papel agitador cuando el pasado día 5 retransmitió en directo el intento de Zelaya de aterrizar en el aeropuerto de Tegucigalpa. El defenestrado mandatario viajaba en un avión Falcon venezolano, con piloto militar venezolano, con comunicación telefónica con Telesur y conectado al móvil de Chávez, para establecer una triangulación de contactos en el momento en que se abortó el aterrizaje. Quedará para la historia ese intercambio de palabras acerca del valiente piloto militar y presidentes osados. El analista Antonio Cortez señala que las retransmisiones de Telesur se vuelven provocaciones que incentivan la lucha callejera de ambos bandos

Patricia Rodas, ex ministra de Exteriores del gobierno de Zelaya, reconoció ante los micrófonos de Telesur el papel determinante de Venezuela en la estrategia que sigue Zelaya. "Un saludo a nuestro comandante Hugo Chávez. Sin él, sin su apoyo, esta repercusión mediática no habría sido posible", dijo Rodas.

Nicolás Maduro estuvo al lado de Zelaya todo el día. Viajaba en el jeep que, manejado por el presidente depuesto, los condujo desde la ciudad nicaragüense de Estelí a la frontera. El viernes durmieron juntos en Ocotal.

Joaquín Villalobos, ex comandante de la guerrilla salvadoreña, señala que "el uso de la cadena Telesur para coordinar diplomacia con lucha callejera, el involucramiento de aviones y pilotos venezolanos y los llamados a la rebelión hablan por sí mismos; Chávez necesita hondureños muertos".

sábado, julio 25, 2009

viernes, julio 24, 2009

Un texto cumbre de la civilización

Yo acuso*
[Carta al Presidente de la República Francesa. Fragmento]

Émile Zola
París, 13 de enero de 1898


(...)
Por lo tanto, lo repito, no puede aparecer inocente sin que todo el Estado mayor aparezca culpable. Por esto las oficinas militares, usando todos los medios que les ha sugerido su imaginación y que les permiten sus influencias, defienden a Esterhazy para hundir de nuevo a Dreyfus. ¡Ah!, que gran barrido debe hacer el Gobierno republicano en esa cueva jesuítica (frase del mismo general Billot). ¿Cuándo vendrá el ministerio verdaderamente fuerte y patriota, que se atreva de una vez a refundirlo, y renovarlo todo? Conozco a muchas gentes que, suponiendo posible una guerra, tiemblan de angustia, ¡porque saben en qué manos esta la defensa nacional! ¡En qué albergue de intrigas, chismes y dilapidaciones se ha convertido el sagrado asilo donde se decide la suerte de la patria! Espanta la terrible claridad que arroja sobre aquel antro el asunto Dreyfus; el sacrificio humano de un infeliz, de un puerco judío. ¡Ah! se han agitado allí la demencia y la estupidez, maquinaciones locas, prácticas de baja policía, costumbres inquisitoriales; el placer de algunos tiranos que pisotean la nación, ahogando en su garganta el grito de verdad y de justicia bajo el pretexto, falso y sacrílego, de razón de estado.

Y es un crimen más apoyarse con la persona inmunda, dejarse defender por todos los bribones de París, de manera que los bribones triunfen insolentemente, derrotando el derecho y la probidad. Es un crimen haber acusado como perturbadores de Francia a cuantos quieren verla generosa y noble a la cabeza de las naciones libres y justas, mientras los canallas urden impunemente el error que tratan de imponer al mundo entero. Es un crimen extraviar la opinión con tareas mortíferas que la pervierten y la conducen al delirio. Es un crimen envenenar a los pequeños y a los humildes, exasperando las pasiones de reacción y de intolerancia, y cubriéndose con el antisemitismo, de cuyo mal morirá sin duda la Francia libre, si no sabe curarse a tiempo. Es un crimen explotar el patriotismo para trabajos de odio; y es un crimen, en fin, hacer del sable un dios moderno, mientras toda la ciencia humana emplea sus trabajos en una obra de verdad y de justicia.

¡Esa verdad, esa justicia que nosotros buscamos apasionadamente, las vemos ahora humilladas y desconocidas! Imagino el desencanto que padecerá sin duda el alma de M. Scheurer-Kestner, y lo creo atormentado por los remordimientos de no haber procedido revolucionariamente el día de la interpelación en el Senado, desembarazándose de su carga, para derribarlo todo de una vez. Creyó que la verdad brilla por si sola, que se lo tendría por honrado y leal, y esta confianza lo ha castigado cruelmente. Lo mismo le ocurre al teniente coronel Picquart que, por un sentimiento de dignidad elevada, no ha querido publicar las cartas del general Gonse; escrúpulos que lo honran de tal modo que, mientras permanecía respetuoso y disciplinado, sus jefes lo hicieron cubrir de lodo instruyéndole un proceso de la manera mas desusada y ultrajante. Hay, pues, dos víctimas; dos hombres honrados y leales, dos corazones nobles y sencillos, que confiaban en Dios, mientras el diablo hacia de las suyas. Y hasta hemos visto contra el teniente coronel Picquart este acto innoble: un tribunal francés consentir que se acusara públicamente a un testigo y cerrar los ojos cuando el testigo se presentaba para explicar y defenderse. Afirmo que esto es un crimen más, un crimen que subleva la conciencia universal. Decididamente, los tribunales militares tienen una idea muy extraña de la justicia.

Tal es la verdad, señor Presidente, verdad tan espantosa, que no dudo quede como una mancha en vuestro gobierno. Supongo que no tengáis ningún poder en este asunto, que seáis un prisionero de la Constitución y de la gente que os rodea; pero tenéis un deber de hombre en el cual meditaréis cumpliéndolo, sin duda honradamente. No creáis que desespero del triunfo; lo repito con una certeza que no permite la menor vacilación; la verdad avanza y nadie podrá contenerla.

Hasta hoy no principia el proceso, pues hasta hoy no han quedado deslindadas las posiciones de cada uno; a un lado los culpables, que no quieren la luz; al otro los justicieros que daremos la vida porque la luz se haga. Cuanto más duramente se oprime la verdad, más fuerza toma, y la explosión será terrible. Veremos como se prepara el más ruidoso de los desastres.

Señor Presidente, concluyamos, que ya es tiempo.

Yo acuso al teniente coronel Paty de Clam como laborante -quiero suponer inconsciente- del error judicial, y por haber defendido su obra nefasta tres años después con maquinaciones descabelladas y culpables.

Acuso al general Mercier por haberse hecho cómplice, al menos por debilidad, de una de las mayores iniquidades del siglo.

Acuso al general Billot de haber tenido en sus manos las pruebas de la inocencia de Dreyfus, y no haberlas utilizado, haciéndose por lo tanto culpable del crimen de lesa humanidad y de lesa justicia con un fin político y para salvar al Estado Mayor comprometido.

Acuso al general Boisdeffre y al general Gonse por haberse hecho cómplices del mismo crimen, el uno por fanatismo clerical, el otro por espíritu de cuerpo, que hace de las oficinas de Guerra un arca santa, inatacable.

Acuso al general Pellieux y al comandante Ravary por haber hecho una información infame, una información parcialmente monstruosa, en la cual el segundo ha labrado el imperecedero monumento de su torpe audacia.

Acuso a los tres peritos calígrafos, los señores Belhomme, Varinard y Couard por sus informes engañadores y fraudulentos, a menos que un examen facultativo los declare víctimas de ceguera de los ojos y del juicio.

Acuso a las oficinas de Guerra por haber hecho en la prensa, particularmente en L'Éclair y en L'Echo de París. una campaña abominable para cubrir su falta, extraviando a la opinión pública.

Y por último: acuso al primer Consejo de Guerra, por haber condenado a un acusado fundándose en un documento secreto, y al segundo Consejo de Guerra, por haber cubierto esta ilegalidad, cometiendo el crimen jurídico de absolver conscientemente a un culpable.

No ignoro que, al formular estas acusaciones, arrojo sobre mí los artículos 30 y 31 de la Ley de Prensa del 29 de julio de 1881, que se refieren a los delitos de difamación. Y voluntariamente me pongo a disposición de los Tribunales.

En cuanto a las personas a quienes acuso, debo decir que ni las conozco ni las he visto nunca, ni siento particularmente por ellas rencor ni odio. Las considero como entidades, como espíritus de maleficencia social. Y el acto que realizo aquí, no es más que un medio revolucionario de activar la explosión de la verdad y de la justicia.

Sólo un sentimiento me mueve, sólo deseo que la luz se haga, y lo imploro en nombre de la humanidad, que ha sufrido tanto y que tiene derecho a ser feliz. Mi ardiente protesta no es más que un grito de mi alma. Que se atrevan a llevarme a los Tribunales y que me juzguen públicamente.

Así lo espero.
Émile Zola
París, 13 de enero de 1898

Raul


Raul Castro, en un juvenil acto revolucionario: vendándole los ojos antes de ejecutar a un "contra". Que valentía!



Raul Castro, hoy, como simpático viejito inocente.

Invitado por la Idiotía Latinoamericana a reintegrarse a la OEA

Halago literario

Hola Esteban:

Soy C... de Libro Andrómeda y le
escribo para ofrecerle incluir su relato "Ying y
Yang" dentro de Hyperespacio, la sección de
literatura de nuestra página en Internet:

www.libroandromeda.com

Me lo envió para participar en una convocatoria
anterior. Personalmente, me gustó mucho como
está escrito y hace tiempo que deseaba
comentarle esta posibilidad.

Quedo a su disposición para cualquier comentario
o aclaración.

Un saludo.

martes, julio 21, 2009

Un cuento mío

La luminosa idea de Kim Siah Sung

En el año 2134 Kim Siah Sung, hijo del hijo del hijo del chozno del Fundador de la Corea Moderna, el Conductor Kim Il Sung, tuvo una idea maravillosa.
Siah siempre supo que las desigualdades de clase solo serían destruidas con el triunfo del Socialismo y la llegada del Comunismo, único sistema de Igualdad Universal. Eso había llegado a su mente con las aplicadas lecturas del Marxismo-Leninismo- Maotsetungismo-Kimilsungismo que en la Academia de Lideres conformaban la bibliografía básica. Había estudiado allí dado que por Decreto Revolucionario de algún antecesor, se había ordenado que todo vástago primogénito varón de la familia Kim gobernara la Revolución Proletaria encabezada por la gloriosa Clase Obrera Coreana, bajo los tres Principios Correctores: Autonomía, Autarquía, Independencia y conducidos por el Invencible Partido Comunista de Corea.
En la Corea Moderna aun subsistían desigualdades: la construcción del Socialismo es un camino largo, que dura centenas de años y consume a decenas de generaciones. Las últimas hambres del siglo XXI- causadas por la incesante acción de los Traidores a la Patria pagados por el Imperialismo- habían diezmado la población de campesinos, por lo cual años de carestía y escasez impedían el logro final de la ansiada Igualdad Socialista.

Bien. Pensó Kim Siah Sung que otras horribles desigualdades, además de las económicas, podrían combatirse con éxito aun antes de la llegada del Comunismo liberador. Los clásicos habían abundado en su lucha contra las desigualdades sociales, debidas como se sabe a la plusvalía que, como la sangre, se le extrae al proletariado para alimentar al pulpo capitalista. Pero, pensó el Líder, ¿por qué algunos hombres consiguen casarse con mujeres hermosas como capullos, mientras otros deben compartir el lecho con especímenes gordos y grasosos? ¿Qué clase de socialismo igualitario estamos construyendo si olvidamos que existe una mala distribución del acceso a la belleza? ¿Con qué derecho, por ejemplo, mi Escribano Mayor Sian Too acaba de casarse con la maravillosa Sienh Taa, flor única de Pyonyang, mientras que el pobre Tieen Kim debe apañárselas con una especie de cerda, gorda y maloliente, llamada Ahaiu Seng? Él, el Líder Sereno haría un aporte fundamental a la Teoría Revolucionaria del Marxismo-Leninismo- Maotsetungismo-Kimilsungismo.
La llamó Teoría del Acceso Aleatorio a la Belleza.
Mientras el Ministro de Salud le informaba que la cifra de mortalidad infantil había mejorado, pasando de 234 por cada 1000 nacidos a 227 (lejos aun del 3 por 1000 de la corrupta Corea del Sur), Kim cavilaba, examinaba pros y contras de su Plan, decidía mentalmente sobre los detalles, la presentación en sociedad de la nueva Teoría, imaginaba las loas que seguramente arrancaría en la prensa escrita y en las ediciones en la web de todo el mundo.

Al fin, el 23 de septiembre de 2134 se publicó el Decreto Oficial en el Diario del Pueblo de Pyonyang. Decía así:

“Hermanos en el Socialismo. La Revolución Coreana, esa abanderada que concita la admiración de los pueblos explotados del mundo, ese faro de esperanza roja encendido a la vera del Pacífico para guiar a las masas tiene hoy otro día de Gloria. Su Conductor, el Líder Sereno Kim Siah Sung ha accedido, merced a su enjundioso estudio de los clásicos del Marxismo-Leninismo- Maotsetungismo-Kimilsungismo a una verdad objetiva, nueva, revolucionaria que quiere hoy hacer pública.
Se trata, camaradas, de terminar con la desigualdad en el acceso a la belleza.
Como se sabe, la biología aun no pudo ser ingresada al Plan Quinquenal: merced a conocidas maniobras de boicot, no ha sido posible hasta ahora penetrar en las tecnologías genéticas que propenderían a la mejora de la calidad biológica de nuestro pueblo. Mientras nuestros científicos siguen investigando, el Líder ha decidido que era hora de encarar este problema con decisión revolucionaria. ¿Que hacen los revolucionarios cuando deben enfrentar un serio problema? Lo estudian, lo analizan, lo comparan con otros problemas ya resueltos, con otra experiencia revolucionaria del acervo universal: URSS, Cuba, Venezuela: siempre hay un ejemplo del cual sacar enseñanzas.
He aquí las conclusiones.
Para obtener una bella esposa, ¿como se procedía hasta ahora? El joven coreano se dedicaba a seducirla, a galantear, se empolvaba en talcos y lociones, trataba de comprarse su pantalón anual lo más ajustado posible y de lucir su par de zapatos quinquenal con el máximo brillo…en fin, una pérdida de capacidad y energías productivas con el solo fin de lograr su objeto de deseo.
¡Qué pequeño burguesa esa actitud! ¡Qué individualista! ¡Qué antisocialista! ¡Pensar en sí mismo, en su deseo, al margen de las necesidades de la sociedad!
Lo malo es que, cayendo en el vicio burgués individualista, nuestras muchachas terminan en los brazos de esos galanes reproduciendo así, generación tras generación ese vicio de desear algo exclusivo, individual, sin considerar las necesidades colectivas.
Frente a este estado intolerable de cosas se ha resuelto por lo tanto

1- Eliminase por antisocial, individualista y pequeño burgués el así llamado “ galanteo”, “enamoramiento”, “noviazgo” y, en general toda dedicación individualista a la búsqueda de una pareja.

2- A partir de la fecha el Estado mediante un método al azar, designará exactamente quien se tiene que casar con quien, de acuerdo a edades, profesiones, cercanía residencial, etc... Se ha programado en nuestra Gran Computadora Central un Sistema Aleatorio de Formación de Parejas, gracias al cual nadie sabrá con quien le tocara casarse. Enamorarse y noviar serán solo recuerdos del pasado y nuestra juventud podrá dedicarse al estudio y al trabajo sin pérdidas de tiempo. El Estado, además, garantiza que todos obtendrán pareja, nadie quedará solo en la Nueva Corea.

3- Se conmina a los galanes que actualmente están intentando seducir a alguna muchacha que abandonen toda actividad. En los próximos días les llegará una Cédula con los datos de su prometida extraída de las Base de Datos Ciudadanos.

4-Los noviazgos formalmente constituidos serán respetados por un año. Pasado ese lapso si no se concreta el casamiento, se procederá a la disolución del compromiso y les cabrán las generales de la ley.

Que así sea.”


Las repercusiones fueron inmediatas. Esa noche miles de galanes formalizaron a los apurones su noviazgo, decenas de miles de muchachas fueron violadas por galanes despechados, apurados por una fecha ineludible: prefirieron morir en la cárcel que perder para siempre el objeto de su deseo. Miles de padres asesinaron en esa noche a miles de violadores, decenas de miles de niños nacieron y fueron abandonados como producto de esa noche de locura y desenfreno; miles de mujeres abortaron y murieron desangradas.
Pero lo peor aun no había llegado.
Las parejas formadas al azar del Sistema Aleatorio de Formación de Parejas no podían, lógicamente, ser felices. El sutil juego de promesas insinuadas, complicidades, bromas privadas, juegos, pequeñas broncas, celos, llantos y risas que constituyen el noviazgo y que sirven para establecer vínculos inviolables fue borrado de un plumazo. Como resultado, se conformaron incómodas parejas de desconocidos que se odiaron desde la primera mirada.
La tasa de natalidad bajó a niveles desconocidos. Eso sumado a la crónica alta mortalidad infantil dio como resultado una progresiva desaparición de niños. En pocos años la población perdió capacidad de reproducirse ya que esos pocos niños sobrevivientes, al crecer, tendían a su vez a no tener descendencia.
La vida pública, que ya era un infierno de hipocresía, corrupción, delación policial, pequeñas conspiraciones y terror al desplazamiento, al confinamiento, a la destitución, se veía ahora acompañada por una vida privada igualmente infernal. Es cierto que algunas parejas del azar construyeron un simulacro de felicidad y que casi llegaron al amor. Pero la aberrante forma en que nacieron, como hijos de una manipulación informática, operaba siempre como un recordatorio de indignidad que hacía muy difícil el amor.
Las tasas de suicidio se dispararon. Los accidentes se duplicaban año a año. Niños abandonados, asesinatos de cónyuges, pequeñas maldades llenaban la crónica diaria.
Para colmo, en las fotos de ceremonias oficiales todos los funcionarios públicos aparecían con hermosas muchachas en flor. Corrió el rumor de que el famoso Sistema Aleatorio de Formación de Parejas no era tan aleatorio como se decía. Ser funcionario de cierto nivel, o amigo del Camarada Líder, ser oficial de alto rango, periodista, actor del Teatro Oficial Revolucionario, Profesor de la Universidad, miembro de la Academia de Ciencia Marxista ( o ser hijo de algunos de ellos) te aseguraba, casi por obra divina, casarte con una magnífica mujer, hermosa, fresca como un capullo.
La casta dirigente se aseguraba así el control del “acceso a la belleza”, como a tantas otras cosas.

En pocos años, hacia mediados del siglo XXII todo se derrumbó.
En agosto de 2152 las multitudes hastiadas asesinaron en una sola mañana a la plana mayor del gobierno, colgaron de los testículos al Líder Sereno, violaron a todas las hermosas esposas de los funcionarios acomodados, demolieron, ofuscados, humillados la Gran Computadora Central y sus Bases de Datos, instalaron un Gobierno Revolucionario que como primer decreto derogó la Ley de Acceso Aleatorio a la Belleza, quemando en una pira libertaria las pesadillas de una dinastía de siglos.
Así terminó ese desvarío.
Y seguramente empezó otro, a cargo del Gobierno Provisional.

Espero, sin embargo, influir positivamente para encauzar la revuelta. Yo, redactor en jefe de los decretos del Camarada Sung he sabido adaptarme a tiempo a los vientos del cambio.
Me había visto obligado a divorciarme de mi cónyuge por presión del Líder, que la quería para su goce exclusivo. Me sumé así a la conspiración y recuperé ahora y para siempre a mi tierna mujer, Sienh Taa, flor única de Pyonyang.


Sian Too,

Escribano Mayor

Diciembre de 2152

domingo, julio 19, 2009

Manifiesto contra los nacionalismos

Estamos asistiendo, por primera vez en la historia, al desgajamiento de las naciones. Internet crea un ámbito virtual que agrupa a los individuos por afinidades, no por simple contigüidad espacial. En el pasado la ciudad, el vecindario, la aldea definían el marco en el que desarrollábamos nuestra vida. Nuestra máxima referencia era el campanario de la iglesia y el palacio municipal, sedes de los dos únicos poderes conocidos, el terrenal y el celestial.
Hoy nuestro horizonte nos ha alejado del campanario y nos enfoca hacia el mundo, hacia nuestra comunidad de intereses en la Web: una comunidad que incluye a gentes de cien países distintos, que viven en campos o ciudades: no importa su contexto geográfico sino su propuesta humana, simplemente humana.
Como bien lo saben las dictaduras, Interenet socava el Poder nacional, en Corea del Norte o en Cuba, en Irán o en Venezuela. El acceso interactivo a la información (no solo la generada por el sistema de Medios – otra antigüedad a punto de sucumbir- sino en el contacto directo con los protagonistas de la realidad) es la clave de esta Revolución. Por ejemplo, hoy se entienden mejor las crisis hondureñas o iraníes leyendo los blogs de sus ciudadanos comunes que accediendo a la CNN.
Internet permite además el intercambio de bienes y servicios, la consulta de precios y calidades, la compra y la venta, la asociación con otros, la investigación, la bajada libre o “pirateada” de música, películas, software, juegos, etc. A la manera de una Utopía, la Web nos da todo eso y no nos pide nada a cambio: ni tarifas ni impuestos, ni diezmos. Accedemos a la Biblioteca Universal o al sitio de compra-venta con un clic y ni siquiera nos piden nuestro nombre.

Por ello surge la pregunta: ¿para qué sirven las naciones, los Estados, las Patrias en esta era de globalización sustentada sobre la súper Red?

En un mundo físico, la Nación es la corporización de un poder territorial que puede ser tan estrecho como la Ciudad y su entorno o un Megaimperio como el romano. Un Territorio, una Ley, un Poder, una Cultura. Muchas veces, aunque no necesariamente, una Religión, un Lenguaje.
En todo caso, la Nación-Estado es una fortaleza que se levanta frente a los otros (los bárbaros, los salvajes, los extraños) con propósitos defensivos, de afirmación de poder propio.

Entonces, en general, existe un elemento constitutivo (que algunos llaman Ser Nacional) que es la amalgama de tradiciones políticas, espirituales, lingüísticas, jurídicas, artísticas y un elemento contingente, que es la amenaza latente del extranjero. La Nación-Estado es, por lo tanto el doble movimiento de organizar y homogeneizar el espacio propio y el de oponerlo a la amenaza externa.

Al principio predomina el primer elemento y la nación se dedica a aplanar las diferencias, a imponer un lenguaje o una religión únicos, a impedir el surgimiento de regiones internas, a agudizar por lo tanto el centralismo, el exclusivismo, el Nacionalismo. El Estado Nacionalista.
En otro momento- una vez impuesta la homogeneización interna- se avanza de la Defensiva hacia la Ofensiva, en el intento de obtener vasallajes de los pueblos extranjeros. Es la etapa Imperialista de las naciones.

La diversidad, la variedad religiosa, lingüística, estética, literaria son vistas, en el Estado Nacionalista, como amenazas tan graves como una invasión extranjera. Por eso es que la expansión de la uniformidad cultural de la Nación asume formas dictatoriales: se prohiben lenguas, cultos, costumbres, se ahoga la economía de provincias enteras, se coopta a su elites, se rusifica el turkemistan, se chinoiza el Tibet, se arabiza Darfur, se hispaniza y catoliza la América, se altiplaniza el llano boliviano, se norteamericaniza el oeste y el sur hispánicos…

En otras ocasiones la Nación se asume como portadora de una idea de progreso. La Francia revolucionaria y la América inglesa – sobre toda esta ultima- fueron experimentos politicos que desafiaban el absolutismo y proponían otra forma de gobierno, basada en la división de poderes, la imposibilidad de las reelección indefinida, basada en una Declaración explicita de derechos del ciudadano. Esas naciones- a las que la Argentina de 1853-1930 perteneció- aparecían como símbolos de redención y progreso, de paz y trabajo. Y atraerían así a millones de europeos a sus costas para gozar esos frutos.

A veces la Nacion es la forma que adquiere la resistencia al extranjero, con un fuerte componente religioso: la Grecia cristiana de 1820, opuesta al Imperio Otomano islámico; la Polonia católica resistiendo los intentos de la Rusia Ortodoxa o la Alemania Reformada; la Irlanda católica resistiendo a la Inglaterra anglicana; la Croacia católica frente a la Serbia ortodoxa; etc.
En esos casos Nación y Religión se entremezclan y confunden.

El Nacionalismo manipula los sentimientos, confundiendo infancia con Patria.

Mi Patria es mi barrio de Belgrano, 1950 a 1970: sus árboles majestuosos, sus calles de adoquín, las casonas, las viejas historias del barrio, su Museo Sarmiento - sede de Gobierno en 1880- , la Redonda, las calles tranquilas de Belgrano R, las Barrancas. Y mi Patria es Montevideo donde vivimos varios meses, durante la epidemia de Polio del 56 o Piriápolis o Punta del Este, o Colonia. Mi Patria, decididamente no es Jujuy o Tierra del Fuego. Mi Patria no tiene nada que ver con una frontera física, con una soberanía.
Mi Patria son los libros y la música y las películas que me impregnaron de experiencia humana desde que tengo uso de razón.
La nostalgia de la infancia es manipulada por los nacionalismos cuando te dicen “no hay patria como tu patria” “somos los mejores del mundo” “ nuestra bandera es la más linda”. A uno se le conmueve el corazón, recuerda los domingos con los abuelos, los juegos con los amigos y corre a Plaza de Mayo a aclamar a Galtieri quien acaba de darle una buena patada a los ingleses…
Y el lenguaje, absurdo: “para un argentino no debe haber nada mejor que otro argentino”¿habrá frase más torpe y pobre, y tan reivindicada como sabia, por que la emitió el mismo que había dicho que “para un peronista no hay nada mejor que otro peronista” (por ejemplo, López Rega y Mario Firmenich abrazándose alborozados). De esa estupidez venimos.


Bien.

¿Existen hoy esas demandas, esa necesidad de homogeneizar, unificar, achatar, unificar la cultura, el lenguaje, la religión , las costumbres? ¿existe hoy la necesidad de erigir naciones como símbolo de progreso y libertad?¿es necesario hoy la nación que resiste al imperio dominador y se reivindica como católica o islámica, o negra, o judía, o vasca? ¿No son rémoras, registros fósiles del pasado esas reivindicaciones? ¿Respetables, pero anacrónicos?


La soberanía es hoy el último refugio de los tiranos, desde Castro hasta Ahmadinejad. Lo que piden los iraníes es libre acceso a Internet, al igual que los bloggers cubanos. Es en ese NO-territorio físico, en ese ámbito virtual, NO-obligatorio, sin impuestos ni Estado donde el futuro toma forma, porque hasta allí no llega el Poder territorial de los dictadores. No llegan allí las Naciones.
Internet es una forma de libertad que se ejerce más allá de fronteras y bloqueos, un anticipo de un mundo global, en que los intercambios libres se pacten en la Red, sin el escrutinio de los Estados ávidos de impuestos. Es, posiblemente, el mayor desafío que enfrenta la reaccionaria idea de la Nación, de la Patria, de los Estados Nacionales, de los nacionalismos de aldea. Y quizás alcancemos a verlo realizado.

sábado, julio 18, 2009

Editorial de "Libertad Digital"



18-VII-2009
Chávez y Zelaya, los auténticos golpistas


A una parte de la izquierda –la más fiel a sus principios socialistas y, por tanto, totalitarios– nunca le ha importado la libertad de los seres humanos. Su programa consistía únicamente en cambiar la sociedad, en construir un nuevo mundo donde supuestamente todos los individuos iban a ser iguales y donde, siguiendo a Marx, el hombre dejaría de explotar al hombre.

El único problema es que los seres humanos no estaban demasiado interesados en que les planificaran la vida y les cercenaran su libertad. El socialismo siempre ha estado y estará asociado con la fuerza y con la violencia porque es imposible su implantación pacífica. De ahí las múltiples revoluciones, insurrecciones, golpes de Estado y guerras civiles que ha promovido la izquierda más radical: necesitaban acceder, sea como fuere, al monopolio del poder para ser capaces desde allí de reprimir y asfixiar a los individuos.

Claro que llegó un momento en el que descubrieron que la sublevación abierta, el destape y el clamor revolucionario cada vez se volvían menos efectivos. Si tras la experiencia soviética Gramsci ya descubrió que la única forma de implantar el socialismo en el Occidente democrático era pervirtiendo las instituciones desde dentro, una vez caído el muro, cualquier conato de insurrección comunista, por lo general, habría fracasado nada más empezar.

Por este motivo, la izquierda totalitaria ha adoptado en todo el mundo nuevas y originales formas destinadas a conservar sus esencias, tal y como magistralmente explicó Jean-François Revel en su Gran Mascarada. En Europa y Estados Unidos, la conversión se produjo en forma de "movimiento ecologista": una fórmula para controlar la provisión energética y, por tanto, el conjunto de la economía. En América Latina, sin embargo, el reclamo fue otro: la pobreza de la mayoría de los ciudadanos y los privilegios de los que gozaba una casta política poco democrática, nada liberal y mayoritariamente criolla, llevaron a los totalitarios a enarbolar la bandera de la redistribución de la riqueza, el derrumbe de las oligarquías y, en definitiva, una reinvención de la "democracia" que otorgara una igualdad efectiva a las siempre sometidas clases indígenas. Para terminar de darle consistencia al cóctel, se puso a Estados Unidos como enemigo externo y desestabilizador (debido a las intervenciones más o menos afortunadas que tuvo durante la Guerra Fría) al que culpar de todos los males habidos y por haber.

Ésta fue la fórmula ideológica que tuvo que inventarse Hugo Chávez para alcanzar el poder en Venezuela después de su fallido golpe de Estado de 1992 contra Carlos Andrés Pérez. Su objetivo, claro, era tomar el poder y explotar a su pueblo; poco o ningún respeto le guardaba a la democracia y mucho menos a la libertad de sus ciudadanos. Siete años después, sin embargo, ya había aprendido la lección gramsciniana: manipula a la población, gana las elecciones y, desde dentro, implanta poco a poco una dictadura.

Es el modelo bolivariano que desde entonces se ha exportado con éxito a Bolivia, Ecuador y Nicaragua y que en Occidente nos intentan vender como plenamente democrático y respetuoso con las libertades de los latinoamericanos, pese a que sus promotores no dudan en rendir culto y buscar inspiración en la dictadura cubana.

La revolución interna bolivariana ha fracasado, de momento, en Perú, México y Honduras. En los dos primeros casos, Ollanta Humala y Andrés Manuel López Obrador perdieron las elecciones; en el segundo, Manuel Zelaya las ganó con el Partido Liberal y con un programa electoral totalmente contrario al chavista, pero afortunadamente las instituciones hondureñas –el Legislativo, el Judicial y el Ejército– abortaron desde dentro el golpe de Estado que tenía programado Zelaya y que no sólo era absolutamente contrario a la Constitución hondureña, sino que además ya sabemos que iba a ser todo un fraude electoral.

Desde entonces el chavismo –que inclusó proporcionó al depuesto presidente hondureño las urnas y las papeletas del referéndum inconstitucional– ha tratado de presionar a los hondureños para que Zelaya sea restituido en su cargo. La unidad de todos los poderes del Estado y el respaldo prácticamente unánime de la sociedad civil han impedido tal extremo, pese a que una lamentable comunidad internacional ha hecho un completo vacío a la democracia hondureña, dejando que Chávez y los suyos siguieran con sus tejemanejes y amenazas.

El caso probablemente más ridículo fue el de la Organización de Estados Americanos (OEA), que primero lanzó un ultimátum de expulsión a Honduras por el golpe contra la democracia y después dio marcha atrás no reconociendo como válida la decisión de Micheletti de abandonar una institución internacional que cada vez parece más sumisa a los intereses totalitarios bolivarianos. Todo ello pocas semanas después de que la OEA invitara a Cuba a regresar a la organización: tales son sus exigencias democráticas.

Sin embargo, el ridículo de la OEA no ha sido el único. En España Zapatero no dudó en apoyar a Zelaya retirando el embajador español en Honduras. Nada ha dicho, por el contrario, de la continúa intromisión chavista en la política hondureña; no tenemos constancia de que el embajador español en Venezuela vaya a ser llamado a consultas.

Obviamente, toda esa complaciencia internacional con las bravuconadas de Chávez le han dado alas para que dé, con la excusa de restituir la democracia, el paso definitivo: invadir Honduras. Que el gorila venezolano esté dispuesto a saltarse su guión tradicional –ganar las elecciones y abolir la democracia desde dentro– sólo indica que está en una situación de debilidad; la deposición de Zelaya lo ha humillado ante el resto de América Latina y ante sus objetivos futuros. Y ya se sabe que los animales acorralados reaccionan de la manera más violenta posible.

Esperemos que la escala de amenazas de Chávez no cristalice en una invasión armada. Desde luego, sería el peor final que podría alcanzar esta limpia defensa del orden constitucional hondureño. Pero en todo caso sería un final que las democracias occidentales, y muy en particular la española, habrían incentivado con su apoyo pasivo al golpismo bolivariano de Hugo Chávez y Manuel Zelaya; dicen defender la democracia pero, como a la izquierda más radical, sólo les importa el poder y el sometimiento de la población.

viernes, julio 17, 2009

Cobos, hace un año. El comienzo del fin

AMIA, 15 años

Entonces, explotó. De un zarpazo descomunal expandió miles de fragmentos de material y músculo imbricados, sin perdón ni piedad. La pura materia se deshizo, átomos desperdigados, moléculas desgajadas, células abandonadas, tejidos desgarrados, órganos cercenados, todo en un amasijo irreconocible. Es fea la muerte. Nos devuelve al reino de lo material: se desarman nuestras partes, mostrando que somos un mecanismo eventual, casi milagroso, una casualidad de la evolución, un acto fortuito del algún dios aburrido. Y ahí, en esa masa, solo se reconoce la pura materia de los cuerpos abandonados de impulso de vida. No hay expresión en esos rostros abandonados y solos. Sorpresa quizás. Una última pregunta congelada en la mirada, antes de desarmarse.

Hay que volver a reconstruirlos a la vida, recordando, al menos, sus nombres:

Sivana Alguea, Jorge Antúnez, Moises Arazi, Carlos Avedaño, Yanina Aberbuj, Naum Band, Sebastian Barreiro, David Barriga, Norberto Basiglio, Rebeca Behar, Dora Belgorosky, Favio Barmúdez, Romina Boland, Emiliano Brikman, Gabriel Buttini, Adela Casabé, Paola Czyzewski, Jacobo Chemanuel, Cristián Degtiar, Diego Depirro, Norbeto Díaz, Norberto Dubín, Fiwel Dyjament, Mónica Feldman, Alberto Fernández, Martín Figueroa, Ingrid Finkelchtein, Leonor Finkelchtein, Fabián Furman, Gullermo Galarraga, Tenorio García, José Ginsberg, Cynthia Goldenberg, Andrea Guteman, Leonor Hersalis, Carlos Hilú, Emilia Jakubiec, María Jaworski, Verónica Josch, Carla Josch, Elena Kastika, Esther Klin, León Knorpel, Berta Kozuk, Fernando Kupchik, Agustín Lew, Jesús Lourdes, Andrés Malamud, Gregorio Melman, Ileana Mercovich, Naón Mirochnik, NN, Mónica Nudel, Elías Palti, Germán Parsons, Rosa Perelmuter, Fernando Pérez, Jaime Plaskin, Silvia Portnoy, Olegario Ramírez, Graciela Reisfeld, Roberto Roisman, Raquel Said, Ricardo Said, Rimar Salazar Mendoza, Fabián Schalit, Pablo Schalit, Mauricio Schiber, Nestor Serena, Mirta Strier, Liliana Szwimer, Naum Tenembaum, Juan Terranova, Emilia Berelejis, Manuela Toer, Marta Treibman, Angel Ubfal, Eugenio Vela, Juan Vela, Gustavo Velazquez, Isabel Velazquez, Danilo Villaverde, Julia Wolinski, Rita Worona, Adhemar Zárate.

Asesinados el 18 de julio de 1994, en la AMIA de Buenos Aires. Judíos y cristianos. Argentinos, paraguayos y uruguayos. Jóvenes y viejos.

Sin los pretextos actuales- que terminan culpando de las bombas a las víctimas- el puro odio de imanes y mujaidines, sin causa ni provocación, los mató. El siglo XXI comenzó allí.

Escrito hace un año: la decadencia del Kirchnerismo

jueves, julio 24, 2008
Agujero negro

(Escrito antes de la noche de terror del Senado)

Los agujeros negros son mega estructuras cósmicas que superan la posibilidad de ser imaginados, aunque son tan ciertos como la Luna o el Sol.
Básicamente se trata de materia ultradensa que atrae todo lo que la circunda, incluyendo la luz, por lo cual son invisibles. Se tragan estrellas en un almuerzo interminable que consume en pocos millones de años galaxias enteras. No se sabe que hay “dentro” de un agujero negro, mucho menos el “para qué” existen, pregunta infantil e inútil en las cosas del Universo insondable.
Solo se sabe que como un enorme Pac-man devora la materia y la transforman en nada, la disuelven en algo aun desconocido para el hombre pero que seguramente se conecta de alguna manera con otras dimensiones.
Me gusta pensar a este gobierno que padecemos como una especie de Agujero Negro político.
Primero, su voracidad.
Merced a su enorme capacidad de engullir personas e instituciones, el Gobierno de Kirchner devoró primero a los hombres “de otro riñón” que habitaban el gabinete. Béliz fue el primero, pero también desarticuló las carreras políticas de Rafael Bielsa, obligado a incinerarse en elecciones porteñas, se deshizo malamente de Lavagna, destrozó a los aliados extrapartidarios, socialistas o radicales. Y siempre va por más. Filmus o Ginés González García siguieron en la lista. Ahora, Felipe Solá.
Devoraron toda la gestión anterior en relación a los Derechos Humanos y el juzgamiento de las Juntas, como si eso no hubiera existido. Devoraron el equilibrio en la elección de jueces, devoraron la tradición de respeto al Presupuesto, los límites entre poderes, el federalismo.
Segundo, su capacidad para transformar en nada lo que deglute. No es que metabolice lo que absorbe y lo transforme en mayor institucionalidad, en más valores democráticos, en más justicia, más riqueza, más progreso, más seguridad. Todo eso va despareciendo en un olvido, el discurso deja de referirse a lo ya deglutido y se pasa a la siguiente etapa. El objetivo es acumular poder, materia política, tragarse ideas o metas políticas, engullir toneladas de recursos materiales y, peor, intangibles.
Se tragaron en un lustro cierto espíritu de convivencia democrática que se construyó desde 1983. Palabras como acuerdo, consenso, diálogo, negociación, respeto, aceptación están cayendo en el olvido. Ahora de habla de “acatar”, del “poder que entregó el pueblo a su gobierno”. Se habla de “enemigo” y “rendición”, de “antipueblo”, “la puta oligarquía”, “antipatria”. Se reflotan las consignas que terminaron en el 70 con el fracaso de una generación y en un baño de sangre. Se coquetea con ese pasado.
Tercero, la falta de un “para qué”. No hay explicaciones para tanta hambre, para tanto afán devorador, con excepción de vagas referencias a la “redistribución”. ¿Redistribución? Tren bala, amigos capitalistas quedándose con los negocios del poder, pobreza estancada - no crece pero no disminuye- inseguridad, falta de ideas en educación, salud, defensa, relaciones exteriores.

(Escrito despues de esa noche increíble)

Pero entonces, Cobos

Entonces el pac-man detiene por un segundo su marcha, mira sus heridas, sus rasguños, sus dolores internos, se mira por primera vez en cinco años en el espejo y se ve desolado, encerrado, aislado, solo, odiado, temido, seguido, sangrando. Y decide redoblar la apuesta.
Y ahí va, dejando jirones, abandonando amigos y aliados, deshojado, enflaqueciendo a ojos vista, preparándose para perder la próximas elecciones y ensayando el discurso de la derrota final, en que dirá que la clase media urbana y rural colonizada por la solapada acción mediática de los grandes intereses especulativos internacionales ha establecido una alianza con el Imperio , la cual ha puesto tremendos obstáculos a la marcha del Gobierno Nacional y Popular.
Allá ellos.

jueves, julio 16, 2009

Temibles, ¿no?

Escrito en 1994: AMIA

AMIA
Frases dichas en estos días de horror:
" Yo no soy judío, soy argentino, pero lo mismo estoy con bronca" dice el buen hombre.
" Señor, vea, Doña Rosa, hubo muertos no judíos, a ustedes les pudo tocar" afirma Neustadt dirigiéndose a todos sus televidentes.
" Hay ciudadanos israelies con vida?" pregunta la periodista
"Le he dado las condolencias al primer ministro israelí" informa Menem
"Sr. Beraja, mis condolencias", dice Grondona."Y yo le doy a Ud. las mías"contesta Beraja.
"Y pensar que hubo inocentes, que sin comerla ni beberla, pasaban por ahí y la ligaron".dice alguien.

Frase no dicha, pero implícita
" Los argentinos y los judíos que viven en la Argentina, son dos entes distintos. Es absoluta mentira que se puede ser argentino Y judío. Los judíos son ciudadanos israelies- por eso hay que con-dolerse ( participar en el dolor ajeno, dice el Diccionario) ante su primer ministro. Lo que les pasa a ellos es muy doloroso , hay que con-dolerse
(nuevamente, participar en el dolor ajeno, dice el Diccionario, como bien sabe Don Mariano Grondona) ante su dirigente comunitario. Lo que les pasa a ellos nos puede pasar a nosotros, por eso hay que dirigirse a los televidentes diciendo "a ustedes- argentinos, o sea no judíos- le puede pasar, no seamos indiferentes". Por eso, porque "israelita" es lo mismo que "israelí", es que puedo preguntar sin perder mi puesto de periodista si aun hay "ciudadanos israelíes" bajo los escombros. Por eso hay víctimas inocentes, dando por supuesto que hay víctimas culpables.
Si Ud.es judío argentino, los argentinos, esta vez lo miramos con simpatía, nos condolemos( nuevamente, participamos de un dolor ajeno). Pero, hay algo misterioso, inquietante, en esta mala suerte judía. Hay algo de jettatore, al que se lo mira con simpatía, pero desde lejos, por las dudas.
"Che , no será que estos se lo buscan?. Está bien, esto fue una masacre injustificada, pero por qué nos traen a NUESTRO pais SUS problemas?.

Esa cloaca de sabiduría prejuiciosa, de polémica de bar, que suelen ser muchos taxistas, ya se encarga de "naturalizar" el atentado y extender su onda destructiva a "otros diferentes": Che, y porqué no le pusieron una bomba a Bodegas Giol, con toda esa gentuza adentro?.
1994

miércoles, julio 15, 2009

Reporte de Opinión 2

Algunos recordarán que en marzo publiqué un Reporte de Opinion, como el primero de una serie periódica. Hoy publico el segundo Reporte, a partir de una encuesta realizada en Capital Federal, en junio -antes de las elecciones-.

En síntesis, la población registra:

- Un empeoramiento de las expectativas económicas y personales
-La persistencia de la preocupación por la Inseguridad, desocupación y la inflación
- Un empeoramiento de la evaluación de la Gestión de la Presidente y -aunque en niveles aun altos de aceptación- del Jefe de Gobierno de la Ciudad
- Una aguda percepción de los problemas políticos que sobrevendrán a partir de las elecciones
- La percepción de graves riesgos económicos, pero sin los desemboques dramáticos de una devaluación o la declaración de default
- La percepcion moderada de riesgos de conflicto social
- Los temores personales a la inseguridad, rebaja de categoría o sueldo y contagio de Gripe A, pero casi despreocupación sobre amenaza a su empleo
- Fin de la hegemonía de los Kirhnder, con bajísima evaluación e intención de voto















lunes, julio 13, 2009

¿Locos? ¿errores?

Para las buenas conciencias socialdemócratas y afines, Stalin, Mao y el mismo Castro-aunque lo de Fidel lo dicen poniéndose un poco colorados- o ahora, Chávez son locos, líderes errados que no comprendieron la naturaleza humana y democrática del socialismo. El Socialismo “real” fue un enorme error que, desgraciadamente, ensució el buen nombre del Socialismo...científico.
Dicho lo cual, pasan a condenar una a una las injusticias de las Democracias Occidentales y del mercado.
Ni se les cruza por la cabeza que debe haber algo muy errado en la propia Matriz Socialista, una matriz ideológica que parió a Lenin, a Trotsky, a Stalin, a Mao, a Tito, a Ceasescu, a Kim il Sung, a Castro, al Che, a Pol Pot, a los jefes guerrilleros latinoamericanos (Marulanda y otros similares),a la Checa, la KGB, la Stasi, el GULAG, la colectivización forzosa, la invasión al Tibet, a Mongolia, a Hungría, a Checoslovaquia, a Afganistán, las hambrunas chinas, ucranianas, coreanas, camboyanas. Todos esos penosos episodios (sus planificadores, sus ejecutores, sus encubridores, sus justificadores, sus periodistas, sus intelectuales, jueces, fiscales, guardia cárceles, sus ocultadores, sus poetizadores como Neruda o Sartre, sus negadores como Chomsky), en fin todo el formidable aparato puesto en marcha para cometer esos desatinos fueron... errores. Un olvido, un pequeño inconveniente que Marx no pudo prever, una desgraciada coincidencia. Todos los movimientos revolucionarios, todos, sin ninguna excepción no liberaron sino más bien, esclavizaron a sus pueblos, asesinaron a sus opositores, torturaron a sus sospechados, encarcelaron a mujeres, viejos o niños en nombre de la Defensa de la Revolución, pero eso es una …excepción, un error, una desgraciada desviación de una Doctrina tan amable como humana, llamada marxismo.
Y son inteligentes, sin embargo. Entonces uno no entiende (o sí) cómo el simple sentido común no los hace reaccionar, nunca les cae la ficha, nunca se dan cuenta, nunca entienden, nunca tienen un flash, un insight (no se ya como decirlo: es tan simple, pero tan difícil de entender) una toma de conciencia de que quizás, en el fondo, la pretensión marxista de ingeniería social, de querer moldear el alma humana, de querer parir al Hombre Nuevo, la pretensión de planificar todos los procesos, aun los espontáneos como el amor o el lenguaje, esa pretensión totalizadora esa es, justamente, la Madre de Todos los Crímenes.
Es tanta mi bondad, tanto mi deseo de luchar contra las injusticias que me impongo el deber de dar vueltas el mundo entero. Y para eso…necesito Poder, Poder Popular, y eso significa… no perder el tiempo con Elecciones, Parlamentos y esas paparruchadas burguesas …y de ahí al GULAG hay un viaje muy corto, en el que se pasa de la ensoñación marxista del Hombre Nuevo, al hedor del miedo de los campos de concentración estalinistas. Está muy cerca una cosa de la otra. Saramago o Neruda aclamando a Stalin, o Galeano a Fidel, son hermanitos de los torturadores rusos o cubanos. Es una cuestión de grado: desde el Guardia cárcel torturador hasta el Poeta Negador del GULAG no hay tanta distancia como parece.
Por eso veo con tristeza como buena gente, amigos míos, circulan por ese camino de negación y que cuando el niño les grita “El Rey está desnudo!, El Socialismo huele a muerte!” dan vuelta la cara y cambian de canal.

domingo, julio 12, 2009

Siguen dando verguenza, los K

Ya no saben como pedirles ("si llorando, si rogando" como dice el tango) que echen de una buena vez a Moreno: Capitanich, Boudou, Redrado...
En esta comedia absurda mantenerlo a ese en el puesto les obliga a mentir cada vez más. Es como cuando Peron nombró a López Rega como hombre para "hablar" con la Juventud Peronista montonera. ¿Se imaginan a Moreno "hablando" con la oposicion, el campo o quien sea?
Siguen enredandose en sus mentiras y dando verguenza.

sábado, julio 11, 2009

Milonga del Angel (bbc live 1989) - Astor Piazzolla

Otra versión

Astor Piazzolla: milonga del angel

La toca mi hija,magnifica, en piano...(baba de papá orgulloso)

viernes, julio 10, 2009

Bach, "Little" Fugue (G minor)

Ver la música . Una experiencia nueva y maravillosa

El INCAA no es un invento argentino: en España tambien lo usan

To el mundo al cine... ¡ar! por Pablo Carabias

Todo sea por proteger a la cultura española. Ángeles González-Sinde, nuestra excelsa Kulturleiter, con el aplauso unánime del gremio, ha decidido que el cine español tenga una cuota de pantalla garantizada. Sin duda, era una medida muy necesaria, pues las producciones patrias, incluidas las suyas propias, pasaban fugazmente por las carteleras, debido a la insensibilidad de los exhibidores, incapaces de ver más allá de la taquilla y reconocer los valores de nuestro cine, un cine por otra parte reconocidísimo en los más variados festivales internacionales.

Si, bueno, ya se les daba un pastizal a fondo perdido para que hiciesen las películas y se ganasen más que dignamente la vida. Pero eso no era suficiente. Estamos hablando de creadores, de artistas, de personas que no miden la vida desde el punto de vista superficial del dinero... ellos necesitaban y se merecían algo más. Y esto es lo que se va a conseguir obligando a los cines a mantener sus películas en cartel a pesar de que no vendan entradas. A partir de ahora, nuestros creadores podrán ver su nombre en las carteleras, no fugazmente como hasta ahora, sino de forma continuada gracias a los desvelos de nuestra ministra.

Pero hay un problema. ¿Y si, como probablemente pase, tampoco acuden los espectadores a verlas? ¿Qué pasará con la moral de nuestros cineastas? No olvidemos que ellos son artistas, creadores, espíritus sensibles... no son como los demás ciudadanos. Por ejemplo, un vendedor de muebles no vende una mesa y simplemente deja de ingresar dinero, pero su espíritu creativo (del cual carece) no se resiente...pero el espíritu de un artista sí, con lo que ello significaría de negativo para creatividad española y el futuro éxito de nuestro cine en los festivales internacionales

Es necesario cerrar el círculo. Nuestros cineastas no pueden depender ni económica ni anímicamente de un público caprichoso e insolidario, un público que se empeña en ver lo que le da la gana sin la más minima conciencia social. Por ello, aunque las subvenciones a tutiplén fueron un primer paso y la futura ley de cuotas de pantalla es el segundo, falta la última medida, la LAOPE, la Ley de Asistencia Obligatoria a Películas Españolas

Básicamente, la LAOPE es otra ley de cuotas, pero no aplicada a los exhibidores sino a los consumidores finales, a los espectadores. Es muy fácil. Basta con poner en marcha una Cartilla de Cine Español, personal e intransferible. Así, si un joven quiere ver la última de Bruce Wills, Terminator 7 o cualquier otra película americana, deberá mostrar su cartilla con el sello de haber asistido a una película española en cartelera. Y no vale entrar y salir. Unos dispositivos de control, similares a los de control de personal de cualquier empresa verificarían que el propietario de la cartilla ha estado de principio a fin viendo la película.

Tampoco valdrá contratar a alguna otra persona, un parado o un inmigrante sin papeles por ejemplo, para que sustituya al propietario la cartilla ...Aunque dichos colectivos suelen quedarse con los trabajos más desagradables, aprovecharse de su situación y obligarles por una mísera cantidad a tragarse una película española claramente supera el límite de lo tolerable.

El cine español es una responsabilidad de todos y todos hemos de aportar nuestro granito de arena, aunque reconozco que es muy duro. Pero ya que no hay mili podría contemplarse dicha tarea como un método para forjar el carácter de los más jóvenes, demasiado acostumbrados a hacer lo que les da la gana...

Pero aún así, queda un segmento de población que no contribuirá a dicho esfuerzo. Son dos grupos, aquellos que prefieren bajarse las pelis de internet y aquellos a quienes no les interesa el cine.

Para los primeros, mano dura. Obligando a que por cada película americana descargada se tenga que descargar una española, se incrementaría drásticamente el número de descargas de estas últimas, lo cual sería un argumento para conceder a nuestro cine más y más subvenciones... aunque teniendo en cuenta que más del 90% de las descargas son de porno, Torbe, el Rey del Porno Hispano, se haría de oro.

¿Y para los segundos, para esos individuos cinéfobos que no pisan una sala de cine nunca? Pues... ¡a la mierda! ¡Se les lleva a ver cine español cuatro o cinco veces al año por la fuerza! Total, ya les obligamos a pagar la pelis con sus impuestos. Otra coacción más, ¿qué más da?

Carta al director de El País, de Madrid

Soy argentino. Viví en España desde 1976 a 1983. Allí aprendí a leer el mejor diario de la democracia naciente, El País. Allí aprendí a amar la libertad y supe que la Democracia no es "burguesa": es el único camino para sobrevivir.
Hoy veo sorprendido la viñeta de Romeu, con su antijudaismo de cancha de fútbol, que repite las mentiras de Los Protocolos de los Sabios de Sion y me arrepiento de mi viajo amor por El País. Es imperdonable. Como si España quisiera repetir siempre la masacre antijudia de 1391, el Edicto de Expulsión de 1492 o la Inquisición, hoy el diario emblemático de su democracia da el triste espectáculo del clásico antisemitismo español.

Cuba:dime con quien andas...

Cuando yo era joven Cuba no tenía NADA QUE VER CON LAS BUROCRACIAS SOCIALISTAS. En nuestro imaginario, los valientes barbudos solo se acercaban a la URSS por motivos tácticos, pero nada tenían que ver con la Nomenklatura y las burocracias pseudosocialistas. Ellos encarnaban una Nueva Izquierda, un Nuevo Socialismo, recreado desde la Sierra Maestra por el Che y por Fidel.
Pasaron muchos años, y muchas agachadas: desde la justificación de la invasión a Checoslovaquia hasta el apoyo en la ONU a la Argentina de Videla o la aprobación a la invasión soviética a Afganistán, etc.
No llama entonces la atención que los "amigos" de Cuba sean los regímenes más crueles, reaccionarios y atrasasados.
Cuba es amiga de:

- Myanmar (una dictadura militar de derecha)
- Corea del Norte (Una monarquía comunista hereditaria)
- Irán (una teocracia medieval- y anticomunista-)
- Venezuela y sus aliados (un ensayo fachopopulista, indigenista, estatista impresentable)
-Diversos gobiernos africanos reconocidos por su infatigable lucha contra...los Derechos Humanos

En fin, en los años 60 Cuba aún mantenía su aura de pureza revolucionaria y joven.
Hoy comparte la mesa con las gerontocracias, las teocracias y los gobiernos más reaccionarios del mundo.
Por eso le rinde homenaje a un asesino como Kim il Sung y desoye las protestas iraníes o las de Myanmar.
¿Cuándo terminará el engaño, cuándo los jovenes arrojaran al fuego la camiseta con la foto del Che y se pondrán la de Neda,la martir iraní, asesinada por Ahmedinejad?

jueves, julio 09, 2009

Después de Kim il Sung (un millon de asesinados) , el próximo en ser homenajeado por el Granma será Pol Pot (dos millones)


En la lista siguen: Stalin,Lenin,Mao...

Del blog cubano "Octavo cerco"

Una descripción in situ de lo que sucede cuando intenta reemplazarse al mercado a la hora de asignar bienes escasos :



Allá en el barrio de Ciro están poniendo unos teléfonos, la lista de personas que no tienen el servicio es de 20 pero sólo hay tres líneas disponibles. Me entero, con un poco de tristeza in crescendo, de todo el proceso a través de una de las interesadas. Etecsa no decide quién va a tener teléfono, sino que es una comisión nombrada por el CDR la que “hace un estudio del terreno” y nombra los elegidos.

La comisión inicial, de tres personas, nominó primeramente al presidente del CDR y en segundo lugar al delegado de la circunscripción, el tercer lugar quedó divido entre dos vecinos cercanos a la comisión. El litigio se extendió hasta llegar a escándalo en Etecsa, que los mandó para la casa a ponerse de acuerdo.

Otros vecinos, al ver el problema, se sumaron a la inconformidad. La mujer que me contaba la historia, por ejemplo, me explicaba que ella estaba esperando para hacer su reclamación porque consideraba que ella tenía más méritos en el CDR que los del litigio. El asunto se puso tan crudo que la comisión fue desintegrada y otra nueva puesta en su lugar.

La nueva comisión junto a los vecinos han convocado a hacer una reunión extraordinaria para una nueva selección, que aun no ha tenido lugar pero que se hará sin la presencia de los implicados en el problema. De todas maneras, siempre que se hace la selección y se toma una decisión, uno puede después hacer una reclamación para que se revise nuevamente todo el proceso: se argumenta por qué uno no está de acuerdo y se enumeran los méritos de aquel al que se quiere beneficiar por encima del que fue beneficiado.

Recuerdo cuando repartieron los televisores que la gente la Habana estaba conmocionada por las broncas entre vecinos; sé de amigos que no tenían televisor y prefirieron no participar a tener que fajarse con sus colindantes: trapos sucios, historias viejas, familia en Estados Unidos, comentarios contra el gobierno, número de guardias hechas, trabajos voluntarios, calidad ideológica de los familiares, en fin, cualquier argumento es válido a la hora de explicarle al CDR que el televisor o el teléfono lo merece uno y no el de al lado.

Pero lo peor de todo es que hay gente, como la mujer con la que hablé, a la que le parece justo el proceso. Gente que no ve el triste y doloroso resultado de un sistema que pone a sus ciudadanos como perros sacando un hueso de la basura, que sádicamente se lava las manos e indolente abandera con orgullo la responsabilidad de haber convertido la envidia y la chivatería en los nuevos valores de la revolución socialista.

martes, julio 07, 2009

Palabra de Hayek, explicando los dos liberalismos

Los principios de un orden social liberal
Friedrich A. Hayek

1.
Entenderé aquí por 'liberalismo' la concepción de un orden político deseable que en el comienzo se desarrolló en Inglaterra, a partir de la época de los Old Whigs al término del siglo XVII, hasta aquélla de Gladstone a fines del XIX.
David Hume, Adam Smith, Edmund Burke, T. B. Macaulay y Lord Acton pueden ser considerados como sus representantes típicos en Inglaterra.
Esta concepción de la libertad individual conforme a la ley, fue la que inspiró desde el comienzo a los movimientos liberales en el continente y la que llegó a ser la base de la tradición política americana.
Pertenecen completamente a ella unos cuantos pensadores políticos dominantes en esos países, como B. Constant y A. de Tocqueville en Francia, Immanuel Kant, Friedrich von Schiller y Wilhelm von Humboldt en Alemania, y James Madison, John Marshall y Daniel Webster en los Estados Unidos.


2.
Este liberalismo debe ser distinguido claramente de otro, originalmente de tradición continental europea, también llamado 'liberalismo', del cual es un descendiente directo el que actualmente reclama este nombre en los Estados Unidos.
Este último, aunque comenzó con un intento de imitar la primera tradición, la interpretó movido por el espíritu de un constructivismo racionalista prevaleciente en Francia y con eso hizo de ella algo muy diferente y, al final, en vez de abogar por limitaciones a los poderes del gobierno, llegó a sostener el ideal de los poderes ilimitados de la mayoría.
Esta es la tradición de Voltaire, Rousseau, Condorcet y de la Revolución Francesa, que se convirtió en antecesora del socialismo moderno.
El utilitarismo inglés se hizo cargo de gran parte de esta tradición continental, y el partido liberal inglés de fines del siglo XIX —resultante de una fusión de los whigs liberales y de los radicales utilitaristas— fue también un producto de esta combinación.

3.
Liberalismo y democracia, aunque compatibles, no son lo mismo.
Al primero le incumbe la extensión del poder gubernamental; al segundo, quién detenta este poder.
La diferencia se advierte mejor si consideramos sus opuestos; el opuesto de liberalismo es totalitarismo, mientras que el opuesto de democracia es autoritarismo.
En consecuencia, al menos en principio, es posible que un gobierno democrático pueda ser totalitario y que un gobierno autoritario pueda actuar sobre la base de principios liberales.
La segunda especie de "liberalismo" mencionada anteriormente, ha llegado a ser, en realidad, más bien democratismo que liberalismo y, al exigir poder ilimitado de la mayoría, se ha convertido esencialmente en antiliberal.

4.
Habría que enfatizar especialmente que las dos filosofías políticas que se describen a sí mismas como "liberalismo" y que conducen en algunos aspectos a conclusiones similares, se apoyan en fundamentos filosóficos enteramente diferentes.
La primera se basa en una interpretación evolucionista de todos los fenómenos de la cultura y del espíritu y en una comprensión de los límites de los poderes de la razón humana.
La segunda se apoya en lo que he denominado racionalismo "constructivista" —una concepción que conduce al tratamiento de todo fenómeno cultural como el producto de un plan deliberado— y en la creencia de que es posible reconstruir todas las instituciones desarrolladas de acuerdo con un plan preconcebido.
La primera especie es, por consiguiente, respetuosa de la tradición y reconoce que todo conocimiento y toda civilización se apoya en la tradición, mientras que el segundo tipo mira con desprecio la tradición porque considera que una razón que existe independientemente es capaz de delinear el proyecto de la civilización (ver la asevaración hecha por Voltaire: "Si deseáis buenas leyes, quemad aquellas que tenéis y haced nuevas").
La primera es también un credo esencialmente modesto, que confía en la abstracción como el único medio aprovechable para extender los limitados poderes de la razón, en tanto que la segunda se rehusa a reconocer cualquier límite semejante y cree que solamente la razón puede probar el carácter deseable de los ordenamientos concretos particulares.
(Un resultado de esta diferencia es que la primera especie de liberalismo al menos no es incompatible con creencias religiosas y a menudo ha sido sustentada y aun desarrollada por hombres que mantenían fuertes convicciones religiosas, en tanto que el tipo "continental" de liberalismo ha sido siempre antagónico a toda religión y políticamente se ha mantenido en constante conflicto con las religiones organizadas).


5.
La primera especie de liberalismo —que es la única que consideraremos en lo sucesivo— no es el resultado de una construcción teórica, sino que surgió por el deseo de extender y generalizar los efectos beneficiosos que habían seguido inesperadamente a las limitaciones impuestas sobre los poderes del gobierno en razón de la pura desconfianza al gobernante.
Sólo con posterioridad, cuando se encontró que la indiscutida mayor libertad personal de que disfrutaban los ingleses en el siglo XVIII había producido una prosperidad material sin precedentes, se realizaron intentos para desarrollar una teoría sistemática del liberalismo, intentos que en Inglaterra nunca llegaron muy lejos, mientras que las interpretaciones continentales cambiaron considerablemente el significado de la tradición inglesa.


6.
El liberalismo, de esta manera, deriva del descubrimiento de un orden espontáneo o que se genera a sí mismo en los asuntos sociales (el mismo descubrimiento que condujo al reconocimiento que existía un objeto para las ciencias sociales teóricas); un orden que hizo posible la utilización del conocimiento y aptitud de todos los miembros de la sociedad en un grado mucho mayor del que sería posible en cualquier orden creado por una dirección central, y del deseo consiguiente por hacer un uso tan pleno como fuera posible de esas poderosas fuerzas ordenadoras espontáneas.


7.
De este modo, ocurrió que en sus esfuerzos para hacer explícitos los principios de un orden ya existente, pero sólo en una forma imperfecta, Adam Smith y sus seguidores desarrollaron los principios básicos del liberalismo con la intención de demostrar el carácter deseable de su aplicación general.
Al proceder así, pudieron dar por supuesta la noción de justicia del derecho consuetudinario, de los ideales del Estado de Derecho y del gobierno sujeto a la ley, conceptos que eran poco conocidos fuera del mundo anglosajón: el resultado fue que no sólo sus ideas no fueron entendidas plenamente fuera de los países de habla inglesa, sino que dejaron de ser bien entendidas incluso en Inglaterra, una vez que Bentham y sus seguidores reemplazaron la tradición legal inglesa por un utilitarismo constructivista más derivado del racionalismo continental que de la concepción evolucionista de la tradición inglesa.


8.
El concepto central del liberalismo es que bajo la vigencia de reglas universales de conducta justa, que protejan un dominio privado de los individuos que pueda ser reconocido, se formará por sí mismo un orden espontáneo de las actividades humanas de mucho mayor complejidad del que jamás podría producirse mediante un ordenamiento deliberado.
En consecuencia, las actividades coercitivas del gobierno deberían limitarse a mantener el cumplimiento de dichas reglas, cualesquiera sean los demás servicios que el gobierno pueda prestar al mismo tiempo al administrar aquellos recursos particulares que le han sido puestos a su disposición para esos propósitos.


9.
La distinción entre un orden espontáneo, basado en reglas abstractas que dejan libres a los individuos para que hagan uso de sus conocimientos con vistas a sus propios propósitos, y una organización u ordenamiento basado en mandatos, es de una importancia central para la comprensión de los principios de una sociedad libre y deberá ser explicada con algún detalle en los párrafos siguientes, especialmente por cuanto el orden espontáneo de una sociedad libre contendrá muchas organizaciones (incluyendo la organización más grande, el gobierno).
Pero los dos principios de orden no pueden mezclarse entre sí como nos dé la gana.

Palabra de Alberdi,explicando la Constitucion de 1853

Todo reglamento que es pretexto de organizar la libertad económica en su ejercicio, la restringe y embaraza, comete un doble atentado contra la Constitución y contra la riqueza nacional, que en esa libertad tiene su principio más fecundo.
El derecho al trabajo y de ejercer toda industria lícita, es una libertad que abraza todos los medios de la producción humana, sin más excepción que la industria ilícita o criminal, es decir, la industria atentatoria de la libertad de otro y del derecho de tercero. Toda la grande escuela de Adam Smith está reducida a demostrar que el trabajo libre es el principio esencial de toda riquezaa creada.
La libertad o derecho de petición, es una salvaguardia de la producción económica, pues ella ofrece el camino de obtener la ejecución de la ley, que protege el capital, la tierra y el trabajo, sin cuya seguridad la riqueza carece de estímulo y la producción de objeto.
La libertad o derecho de locomoción es un auxilio de tal modo indispensable al ejercicio de toda industria y a la producción de toda riqueza, que sin ella o con las trabas puestas a su ejercicio, es imposible concebir la práctica del comercio, v. g., que es la producción o aumento del valor de las cosas por su traslación del punto de su producción al de su consumo; y no es menos difícil concebir producción agrícola o fabril, donde falta el derecho de darle la circulación, que le sirve de pábulo y de estímulo.
La libertad de publicar por la prensa importa esencialmente a la producción económica, ya se considere como medio de ejercer la industria literaria o intelectual, o bien como garantía tutelar de todas las garantías y libertades tanto económicas como políticas. La experiencia acredita que nunca es abundante la producción de la riqueza, en donde no hay libertad de delatar y de combatir por la prensa los errores y abusos que embarazan la industria; y, sobre todo, de dar a luz todas las verdades con que las ciencias físicas y exactas contribuyen a extender y perfeccionar los medios de producción.
La libertad de usar y disponer de su propiedad es un complemento de la libertad del trabajo y del derecho de propiedad; garantía adicional de grande utilidad contra la tendencia de la economía socialista de esta época, que, con pretexto de organizar esos derechos, pretende restringir el uso y disponibilidad de la propiedad (cuando no niega el derecho que ésta tiene de existir), y nivelar el trabajo del imbécil con el trabajo del genio.
La libertad de asociación aplicada a la industria, es uno de los resortes más poderosos que reconozca la producción económica moderna; y en la República Argentina es garantía del único medio de satisfacer la necesidad que ese país tiene de emprender la construcción de ferrocarriles, de promover la inmigración europea, de poner establecimientos de crédito privado, mediante la acción de capitales asociados o unidos, para obrar en el interés de esos fines y objetos.
La libertad de asociación supone el ejercicio de las otras libertades económicas; pues si el crédito, si el trabajo, si el uso de la propiedad, si la locomoción no son del todo libres, ¿para qué ha de servir la libertad de asociación en materia industrial?
El derecho de profesar libremente su culto, es una garantía que importa a la producción de la riqueza argentina, tanto como a su progreso moral y religioso. La República Argentina no tendrá inmigración, población ni brazos, siempre que exija de los inmigrantes disidentes, que son los más aptos para la industria, el sacrificio inmoral del altar en que han sido educados, como si la religión aprendida en la edad madura tuviese poder alguno y fuese capaz de reemplazar la que se ha mamado con la leche.
La libertad de enseñar y aprender se relaciona fuertemente con la producción de la riqueza, ya se considere la primera como industria productiva, ya se miren ambas como medio de perfeccionar y de extender la educación industrial, o como derogación de las rancias leyes sobre maestrías y contratos de aprendizaje. En este sentido las leyes restrictivas de la libertad de enseñar y aprender, a la par que ofensivas a la Constitución que las consagra, serían opuestas al interés de la riqueza argentina.
A los principios que anteceden, consagrados por la Constitución argentina a favor de la producción de la riqueza, añade otro ese código, que procurando satisfacer solamente una necesidad de moral y religión, sirve a los intereses del trabajo industrial, curándole de una llaga afrentosa. El trabajo esclavo mengua el provecho y el honor del trabajo libre. El hombremáquina, el hombrecosa, el hombreajeno, es instrumento sacrílego, con que el ocioso e inmoral dueño de su hermano obliga a malbaratar el producto de un hombre libre, que no puede concurrir con el esclavo, pues trabaja de balde porque trabaja para otro.
La Constitución argentina previene ese desorden por su artículo 15, concebido de este modo: - "En la Confederación Argentina no hay esclavos; los pocos que hoy existen, quedan libres desde la jura de esta Constitución, y una ley especial reglará las indemnizaciones a que dé lugar esta declaración. Todo contrato de compra-venta de personas es un crimen de que serán responsables los que lo celebraren y el escribano o funcionario que lo autorice".
La libertad del trabajo recibe su última sanción del artículo 19 de la Constitución, que dispone lo siguiente: -"Las acciones privadas de los hombres, que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios y exentas de la autoridad de los magistrados. Ningún habitante de la Confederación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe".
Vemos, por todo lo que antecede, que la libertad, considerada por la Constitución en sus efectos y relaciones con la producción económica, es principio y manantial de riqueza pública y privada, tanto como condición de bienestar moral. Toda ley, según esto, todo decreto, todo acto, que de algún modo restringe o compromete el principio de libertad es un ataque más o menos serio a la riqueza del ciudadano al Tesoro del Estado y al progreso material del país. - El despotismo y la tiranía, sean del poder, de las leyes o de los reglamentos, aniquilan en su origen el manantial de la riqueza -que es el trabajo libre-, son causas de miseria y de escasez para el país, y origen de todas las degradaciones que trae consigo la pobreza.

Ahora, China: preguntas


¿Donde esta hoy la izquierda proislamica, la que cree que Occidente esclaviza a los musulmanes, acaso protestando por la matanza de 156 musulmanes en la China Comunista? ¿Habrá alguna marcha aquí,con D Elia, Silvia Ripoll o Solanas, hacia la Embajada China por semejante masacre? ¿Como se explican la matanza de musulmanes: habrá sido instigada por Israel, el supremo Satán?¿Se debe a que 50 años de socialismo aun no han podido superar las viejas divisiones heredadadas del feudalismo capitalista?¿Será una maniobra del Imperialismo? ¿Será verdad, acaso o una exageracion de los Medios manejados por el SionismoImperialismo?¿O será que los musulmanes chinos NO son verdaderos musulmanes y solo provocadores al servicio de EEUU o Japon?¿Que hacer?¿por las barbas de San Carlos Marx: qué hacer?

La mentira tiene patas largas

A medio siglo de la muerte del Padre de los Pueblos, José Stalin, hay quien aun desconoce la enormidad de sus crímenes. Y hay quien minimiza esa enormidad. Y hay quien justifica esa enormidad.
No bastó la denuncia del Kruschev, en 1956, ni el Archipelago GULAG de Solzhenitsyin, ni los innumerables testimonios, cifras y datos que a la caída de la URSS salieron a la luz.
La acción sistemática de los intelectuales occidentales, liderados por Sartre, negando, minimizando, relativizando y, en definitiva, ocultando los crímenes del comunismo; la obscena idea de que el que denuncia los crímenes comunistas es un pro fascista, que algo del Holocausto Nazi se desdibuja si emerge con claridad el Holocausto Bolchevique; la idea de de que detrás esas denuncias está el Imperialismo y su CIA; en fin, la ingenuidad de los bienpensantes y el desprestigio en que ha caído “el anticomunismo”, como causa perdida para los medios de comunicación, ha hecho que el pecado del olvido se haya instalado para siempre: esos cadáveres nunca serán reconocidos por la “conciencia” de la Humanidad.
Una fosa, una fosa común de presos, una fosa de piedra, abarrotada de cadáveres intactos de 1938, se deslizaba por la ladera, poniendo al descubierto el secreto de Kolymá” (…) “ La pala recogía los cadáveres congelados, miles de cadáveres esqueléticos. Ninguna de sus partes se habían descompuesto: las manos crispadas, los dedos de los pies reducidos a muñones purulentos a causa de la congelación, la reseca piel surcada de arañazos ensangrentados, los ojos inflamados por el hambre…(…)
Si yo olvido, la hierba olvidará. Pero el hielo y la piedra no olvidarán”
(Varlam Shalanov, citado por Martin Amis en Koba el temible )

Será que mis abuelos eran judíos rusos, pero esas imágenes me estremecen, como si en una Patria lejana que de algún modo es mía, sucediera el Infierno. Aun hoy, en Zitomir, donde vivió mi abuelo Yashe, se han encontrado fosas con decenas de miles de cadáveres anónimos.
No hay museos, ni monumentos que los recuerden, ni condenas a sus asesinos. Algunos de éstos viven hoy, observando como la Historia los recompensa con el olvido, la desmemoria, la indiferencia. Otras urgencias, otras prioridades, otros muertos reclaman la atención del mundo. Estos son muertos demodé, incómodos, inexplicables, sin familiares que cultiven su memoria, sin organizaciones que los recuerden, exhiban sus vidas y relaten sus muertes.
Quiero hoy, solitariamente, gritar por esos 20 o 40 millones (la cifra final se desconoce) de rusos asesinados por hambre, frío, fusilamiento, golpizas, horca, torturados, rapados, humillados, interrogados, violados, atados, marchando a pie, o en trenes infinitos, o en barco, muriendo de hambre y de frio y de terror, sin esperanzas. Una tragedia infinita yace en el olvido, infinito.

lunes, julio 06, 2009

Tiranos Electos, en la visión de Ana Julia Jatar, de Venezuela

Tiranos electos

Por Ana Julia Jatar

Para desgracia y peligro de la libertad en nuestro continente, el sistema interamericano fundado para defender la democracia se ha convertido en un espacio para proteger a los presidentes que nos representan y estos la han transformado en una instancia para resguardarse cuando abusan del poder. Esta suerte de sindicato de abusadores, donde hasta Raúl Castro tiene ahora audiencia, se ha dedicado a defender a los “pobrecitos” presidentes electos amenazados por supuestos “gorilas", en vez de ponerle freno a tiempo a quienes se han convertido en tiranos electos.

Estos tiranos electos olvidan a conveniencia que la mayoría de turno no es el pueblo y que precisamente por ello deben someterse a los límites de la constitución. En otras palabras, el sindicato reacciona a los síntomas en vez de entender la enfermedad.

La libertad está fundamentada en el imperio de la ley por encima de la voluntad individual de los hombres y, sobre todo, por encima de la de aquel que ha sido electo gobernante.

La democracia no termina sino más bien comienza su más dura prueba después del acto electoral. La democracia existe donde se permite el forcejeo libre de todos los factores para garantizar el derecho de las mayorías y, especialmente, el de las minorías. De lo contrario, por ejemplo, una mayoría blanca podría eliminar a una minoría negra o viceversa.

No hay peor peligro para la libertad que otorgarle poderes extraordinarios a un hombre para que los use en defensa de la mayoría que lo eligió. Los grandes crímenes contra la humanidad han sido cometidos de esta manera. Desde que los griegos inventaron la democracia, se entiende que ésta corre el peligro de convertirse en la dictadura de la mayoría.

A lo largo de la historia los filósofos políticos se han dedicado a pensar cómo darle autoridad al monarca sin que ese poder se convierta en el fin de la libertad. Al ver lo que ha hecho Hugo Chávez y lo que intentaba hacer Zelaya uno entiende más que nunca las severas preocupaciones de estos pensadores. Estos neototalitarios usan las elecciones para llegar al poder y eternizarse en él a través de referendos viciados de inconstitucionalidad. Así logran cambiar las constituciones para su beneficio. Estas prácticas plebiscitarias son un engendro maligno de todas las debilidades históricas de la democracia. No olvidemos que Hitler atropelló los derechos humanos más fundamentales “democráticamente". Lo mismo está sucediendo con esta perversa doctrina inventada por Chávez, la cual pone en peligro la libertad y la democracia en el continente.

Es ante el peligro de la expansión de la doctrina neototalitaria que deberían reaccionar los presidentes en la OEA. La reflexión debe estar en las debilidades intrínsecas del sistema que han permitido a un Chávez, a un Evo Morales o a una Zelaya violar la mayoría de los artículos de la Carta Democrática sin que haya reacción alguna de la comunidad interamericana para frenar esos evidentes abusos.

Erradamente, o egoístamente quizás, sólo reaccionan cuando los peligros son contra la figura del presidente y no contra los demás poderes o contra la libertad del pueblo.

Por ello, cuando veo a los presidentes rasgarse las vestiduras por la suerte de Zelaya, no puedo dejar de preguntarme si los rasgamientos y gritos son para defendernos a nosotros o a ellos mismos. Necesitamos una OEA que discipline a los presidentes de turno y que defienda la libertad de todos nosotros. La que tenemos no ha servido para esto, lo que nos deja desamparados frente a las tentaciones totalitarias que tratan de imponerse en el continente. Con razón, Uribe y Chávez han encontrado en la defensa al neototalitarismo de Zelaya su único punto de coincidencia: el de ser reelectos por siempre.

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!