Se produjo un error en este gadget.

lunes, abril 28, 2008

Una batalla por la gloria

Imagino que ustedes, señores de la ciudad, gente leída, sabrán que la batalla de Salta, en la que yo participé como tropa no fue una batalla que estuviera en los libros de arte militar. Si no hubiera existido un patriota gauchazo como don José Apolinario “Chocolate” Saravia las cosas hubieran estado muy difíciles para el Ejército del Norte. Es que el general godo, Tristán, había fortificado las alturas del Portezuelo con lo cual era casi imposible avanzar sobre la ciudad
Pero hay cosas que no están en los libros de técnica militar. Por ejemplo que la gente del lugar sabe mucho más que los mapas oficiales. Apolinario Saravia había nacido en esos valles y conocía cada senda y cada peñasco.
Así que le hizo saber a don Manuel Belgrano que había una vieja senda que bordeaba los cerros del Portezuelo y que accedía a la planicie de Chachapoyas la cual desembocaba al norte de la ciudad de Salta. Agarraríamos a los godos de sorpresa por el norte , cuando ellos nos esperaban por el sur!
El General reconoció la senda y ordenó la operación.
Fue de noche y bajo un aguacero que casi no se recordaba. Hubo que pasar decenas de carretas cargadas por estrechos senderos, que chorreaban barro. Pero había algo que nos movía de adentro, che. Yo no puedo explicarlo pero tenía que ver con el Juramento que le habíamos hecho a la divisa azul y blanca días atrás, a la confianza que le teníamos al General, hombre enfermo pero decidido a pelear por la patria a pesar de sus toses, y a que sabíamos que los godos no nos esperaban a sus espaldas. Pero por sobre todo queríamos entrar en la Historia de una nación nueva.
Supe después, que por la tarde, el “Chocolate” Saravia se disfrazó de indio acarreador de leña y marchó solito a Salta para hacer inteligencia: supo relatar a su vuelta cómo estaban distribuidas las columnas del General Tristán, qué cantidad aproximada de batería tenían y donde estaban colocadas las piezas de artillería.
Al fin, llegamos al campo de Castañares. Se supo que cuando le fueron al general godo con la noticia, no la quiso creer. “Habrán oído unos pájaros” dicen que comentó. ¿Por qué será que los jefes no pueden reconocer la realidad cuando le es adversa?
Las cosas, en verdad, no comenzaron muy bien. Los españoles habían puesto con precisión sus cañones y nos hacían estragos en el ala izquierda. El combate estaba trabado.
Yo participaba del batallón comandado por Dorrego. Cuando hirieron grave a Díaz Vélez , Don Manuel Dorrego se hizo cargo del ala derecha.“Vaya y lléveselos por delante” le había ordenado Belgrano. Y así lo hicimos, caray! Cómo disfrutamos del embate, cómo cedió el ala izquierda goda y cómo entraron en fuga los cabrones realistas! Entramos a la ciudad a los tiros. Dorrego, Pico, Superí, Zelaya , Forest fueron los jefes que entraron primero a Salta, resueltos pero sin excederse: teníamos órdenes muy claras en ese sentido.
Al fín, se oyeron las campanas de la Merced: la rendición española.

En mi vida olvidaré la lección que nos dio Belgrano. Le ofreció una paz honorable a Tristán. Previo juramento de que jamás volverían a alzarse en armas contra las Provincias Unidas, ordenó que el ejército español abandone la ciudad con honores y solo unos kilometros más allá, entregue sus pertrechos. El General, además, se negó a que Tristán le rindiera sus armas y en cambio, lo abrazó ante ambos ejércitos. Luego, sobre la fosa de los centenares de muertos puso una placa que rezaba: “A los vencedores y a los vencidos”.
Creo que esa fue la ultima vez que en nuestra patria se luchó con tanta dignidad y respeto. No me hagan relatar el resto de los años que pasé en nuestras guerras civiles. Era como si de la Historia, hubiéramos descendido a las páginas de sucesos policiales, del respeto por el enemigo y el abrazo en la victoria, al deguello por traición, a matar al hermano, sin saber ni por qué ni para qué. Pero eso es harina de otro costal. ¿Quien me quita haber estado en la Gloria?

domingo, abril 27, 2008

A copiar a Chávez: el Observatorio de Medios venezolano

26 de abril de 2008. - El presidente de la República, Hugo Chávez Frías, anunció la creación de un centro nacional de mensajes que esté bien equipado y funcione las 24 horas del día, con el objetivo de enfrentar la guerra mediática en el país. El anuncio lo hizo este sábado durante un encuentro de comisionados y comisionadas de Propaganda del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), celebrado en Parque Central, en Caracas.

Allí señaló que ese centro debe ser alimentado por la dirección del Gobierno y por el PSUV “para actuar a tiempo”. Explicó que luego debe haber un centro en cada región y uno a nivel estadal, el cual puede funcionar en una oficina, apartamento o en cada circunscripción donde operen 10 batallones socialistas, por ejemplo, y por último, un centro en cada batallón.

A modo de ejemplo, indicó que si ocurre algo en un sitio determinado, el centro debe comunicarse inmediatamente con el estatal y luego con el nacional “para tomar las acciones que sean pertinentes”. En su opinión, “no podemos caer en la trampa de copiar la estrategia enemiga que consiste en generar propaganda para luego tomarla como base para impactar la realidad”. El jefe de Estado comentó: “La estrategia nuestra debe ser a la inversa. Hacer de verdad cosas en la realidad que generen impacto mediático, o sea la guerra de ideas”.

Vuelvo a publicar el artículo "La economía morenista", que anticipaba el escenario de hoy

viernes, febrero 29, 2008

La economía morenista

Ya está a punto de caramelo, dentro poco el joven ministro de economía de CK, renunciará apabullado por la fuerza de Guillermo Moreno, el Ministro de Economía en las Sombras (que responde a la Casa Rosada en las Sombras)
La Economía, de aquí en más será la guerra por los precios, en cualquiera de sus frentes: el frente “Índices falsos”, el frente “control de precios”, o el frente “control de costos para ver si las empresas se están abusando del pueblo”.
Es decir, desde lo puramente cosmético - los índices- hasta lo estructural- el control de las empresas desde el Estado intevencionista.
Veamos como le fue hasta ahora a Moreno.


INDEC:

Del ridículo nunca se vuelve. Si alguna vez algún instituto de Análisis Clínicos le comunica a un paciente que esa sombra amenazadora NO es cáncer, pero resulta que SI lo es, el paciente lo demandará y publicará en los diarios su drama. El paciente Argentina SI tiene alta inflación, pero su Centro de Análisis Clínicos insiste en seguir jurando que NO hay inflación de más del 10%.
Ningún técnico serio del país colabora ahora en el armado del IPC. Pero ahora, hay más ridículo: el Alberto jura que INDEC viejo, el bueno, estaba equivocado y que ahora viene la modernización y adaptación al modo “actual en que consumen los argentinos”, Por ejemplo, eliminando el rubro “alquileres” del Índice. El Nuevo IPC genera dudas en el ministro joven, pero la “pesada” del Gobierno esta tras Moreno y su NIPC , aun más mentiroso que el actual (dio 0,5% en enero, contra un 0,9% del IPC en uso).

Efectos no previstos:

- Baja en los bonos atados a la inflación
- Pérdida de indicadores derivados del IPC como , ni mas ni menos “ Población bajo línea de Pobreza e Indigencia”
- Expansión de la falta de credibilidad a las restantes estadísticas oficiales, sean o no de precios
- Imposibilidad de negociar aumentos salariales sobre alguna base sólida
- Incredulidad frente a toda fuente estadística de información, aun las no gubernamentales
- Ingreso en una zona de irracionalidad en la que al perderse la credibilidad en las cifras de la realidad, se fomenta la irracionalidad, acientificismo, la improvisación, la brujería y la magia.
..- Según mis registros usted me debe 3.456$
..- Y según los míos, le debo 2.345$
..- Quien le dibuja los datos, el INDEC?



Controles de precios

El ejemplo paradigmático lo constituye la batalla contra los tamberos, perdida por ahora por Moreno. El señor decidió, desde la impunidad del poder gubernamental, rebajar el precio del litro que las procesadoras de productos lácteos le tenían que pagar al tambero, un 15% (eso en un contexto de inflación creciente)
Los tamberos, ni lerdos ni perezosos se movilizaron, acordaron medidas de protesta, pero por sobre todo amenazaron con pasarse a la soja y mandar al matadero a sus vacas, con lo cual se agravaría el desabastecimiento lácteo y los precios entonces sí, subirían. Venezuela alguna experiencia tiene en esos desastres. Como escribía Von Mises hace ochenta años:

“Pero qué sucede? Por un lado, el menor precio de la leche provoca un aumento de la demanda del producto; personas que no tenían medios para comprarlo a un precio más alto, puede ahora hacerlo al precio reducido por decreto oficial. Por otro lado, parte de los productores de leche aquellos que están produciendo a costos más elevados-o sea, los productores marginales- comienzan a sufrir prejuicios, visto que el precio decretado por el gobierno es inferior a los costos del producto. Este es el punto crucial en la economía de mercado.
El empresario privado, el productor privado no puede sufrir perjuicio en el cómputo final de sus actividades. Y como no puede tener perjuicios con la leche, restringe la venta de este producto al mercado. Puede vender algunas de sus vacas para el matadero, puede también, en vez de leche, fabricar y vender derivados del producto, como cuajada, manteca o queso.
La interferencia del gobierno en el precio de la leche redunda, pues, en una menor cantidad del producto de la que había antes, reducción que es concomitante a una ampliación de la demanda. (…)

El gobierno le pregunta, entonces, a los productores de leche (porque no tiene la imaginación suficiente para descubrirlo por sí mismo) “¿Por qué no producen la misma cantidad que antes?”. Obtiene la respuesta: “Es imposible, dado que los costos de producción son superiores al precio máximo fijado por el gobierno”. La autoridades se ponen en seguida a estudiar los costos de varios factores de producción, viniendo a descubrir que uno de ellos es el forraje.
“Pues bien”, dice el gobierno” el mismo control que impusimos a la leche, vamos a aplicarlo ahora al forraje. Determinaremos un precio máximo para él, y los productores de leche podrán alimentar a su ganado a precios más bajos, con menor gasto. Con esto, todo se resolverá: los productores de leche estarán en condiciones de producir en mayor cantidad y venderán más.
¿Qué sucede en ese caso? Se repite con el forraje la misma historia que sucedió con la leche, y, como es fácil comprender, por las mismas razones. La producción de forraje disminuye y las autoridades se ven nuevamente ante un dilema
Y así el gobierno, que empezó con el control de algunos pocos factores, retrocede cada vez más en dirección a la base del proceso productivo, fijando precios máximos para todas las modalidades de bienes de producción incluyéndose ahí, evidentemente al precio de la mano de obra, pues, sin control salarial, el “control de costos” efectuado por el gobierno sería un contrasentido.
El gobierno consideraba a esos artículos tan importantes que interfirió; quería tornarlos más abundantes, ampliar su oferta- El resultado fue el contrario: la interferencia aislada dio origen a una situación que- desde el punto de vista del gobierno-es aun más indeseable que la anterior, que se pretendía modificar. Y el gobierno acabará por llegar a un punto en que todos los precios, patrones salariales, tasas de interés, en suma todo lo que compone en conjunto del sistema económico, sea determinado por él.
Y eso, obviamente, es Socialismo.”

No hace falta agregar comentarios: la historia de los controles de precios es vieja y siempre termina igual: mal

Control de costos

Hemos visto que en el ejemplo de Von Mises, el gobierno indaga a los tamberos y llega a conclusión que el problema es el costo del forraje…y se decide controlarlo, lo cual inicia una cadena interminable que termina en la dirección centralizada de la economía, a fin de controlar TODOS los precios de la economía.
Algo de eso, mucho en realidad, se propone ahora la economía morenista: bajo amenaza de multas millonarias de impone una declaración exhaustiva de todo el funcionamiento de las empresas, de todos sus costos, a fin de “pescar” a los empresarios en el delito de intentar obtener ganancias “excesivas” con su actividad.
El burócrata cree que todos son de su condición. Cree que las empresas capitalistas son un mal necesario, una calamidad que hay que acotar, controlar, criticar, corregir, regular, y que todas “se aprovechan” del consumidor. Para el burócrata, que sueña con que el Estado sea el ÚNICO empresario, todo es una cuestión mecánica: materias primas + mano de obra + administración = producto. El producto es un mero emergente de un proceso fácilmente dirigible. Exactamente como en su burocracia estatal: una suma de normativas, unas metas genéricas y a cobrar todos los meses del Presupuesto, sin rendir cuentas al votante.
En cambio, las empresas todos días rinden cuenta a sus compradores: si suben en exceso sus precios o bajan su calidad, el consumidor cambia de marca, compra W donde antes compraba Z.
En ese dramático día a día las empresas tienen incentivos pasa bajar los precios, bajando sus costos: mejorar procesos productivos, introducir una nueva tecnología, etc. El incentivo es que si antes me costaba 90 y vendía a 100, ahora intento que me cueste 85, así vendo a 98, pero gano más.
Esto es exactamente lo que la economía morenista detesta: detesta los esfuerzos por bajar costos, aumentar la productividad, investigar, invertir en nuevas tecnologías ("¿para qué hacerlo, se pregunta, si las empresas son burocracias donde todo está perfectamente organizado, como en la Administración Pública?")
Guillermo Moreno quiere detectar los costos reales, y ahí dónde hayan bajado - gracias a la gestión del empresario- lo castigará con una baja del precio: o sea se incentivan los costos altos (cuanto mas altos sean los costos demostrables, mas sostengo mi precio actual, pero si bajo los costos, tengo que rebajar obligatoriamente mis precios = ¿para qué, entonces, romperse bajando costos?)

Como siempre, los efectos no deseados, son mucho más graves que el problema que el planificador socialista-populista buscaba solucionar.
Los precios podrán bajar, así. Un poco, pero ningún empresario buscará innovar para bajar costos, ya que toda baja redunda en contra suya. La productividad argentina, en pocos años valdrá tanto como la de Camerún.
Además, ¿a qué empresas aplicar los controles? ¿Por ejemplo, a una Agencia de Publicidad, que vende esperanzas o deseos, y cuya materia prima es la creatividad? ¿Cuanto cuesta la creatividad de un publicitario, señor Moreno? ¿Cuanto hay que pagarle a un genio creativo: el salario medio de la economía? "Vamos a ver cuanto gasta Google argentina, para ver como podemos hacerle bajar sus precios. Oigan , ahí un genio informático está cobrando 10000 dólares por mes: están locos en Google! Así van a quebrar en pocos meses!”
El burócrata no entiende la Economía de la Información, él solo imagina fábricas de coches, con obreros haciendo todo el trabajo. La última vez que entró a una fábrica fue en 1973.
Él, pobre, se ha tragado treinta años de historia. Durante ese periodo solo se dedicó “a la política”, a ganar, perder, roscar, acumular poder, arrimarse al Jefe. Ahora es Ministro en las Sombras. Quiere “organizar” la economía, transformarla en una Administración Pública, prolija e ineficiente. Va a hundirnos, aunque no lo sabe. Tan ignorante es.

Hipocresía Verde

Esta carta es verdad, léanla (mi amiga Elena Valero Narváez me sugiere que la publique en el blog)

“Hola Ingrid,
Te escribo desde el parlamento sueco. Yo y otro diputado sueco verde en el Parlamento Europeo queremos decirte de todo corazón que no te hemos olvidado, que estás siempre en nuestros pensamientos. Aprovechamos la ocasión que se nos ha presentado en este momento para enviarte unas líneas de ánimo verde, como el bosque y la naturaleza, de nosotros los verdes en el mundo. Intentamos, por los medios que tenemos a nuestro alcance, influenciar para que haya diálogo y paz también en Colombia. Esperamos que eso también te pueda ayudar a ti y a muchos otros que ahora no pueden vivir con sus seres queridos.
Según nos han dicho estás bien y eso nos alegra mucho. Esperamos verte pronto para juntos salvar el mundo en esa gran lucha, ahora contra el efecto climatológico. Si puedes enviarnos algún mensaje te lo agradeceremos.
Abrazos,
Bodil Ceballos, diputada de los verdes suecos.
Carl Schlyter, diputado de los verdes en el Parlamento Europeo”.
Medellín, diciembre 16 de 2006


¿Será posible tanta hipocresía "verde"? La pobre Ingrid ahogada en el verde de la selva desde hace seis años, y ellos hablandole del "ánimo verde" y de los malo que es el calentamiento global. Lo que es evidente es que a ellos Ingrid les importa tanto como aquella hormiguita que camina por la selva verde, que tiene tanto derecho como nosotros a vivir.

Yo imagino que así le hubieran escrito a Anna Frank:


"Querida Anna Frank: Sé que estas pasando por un mal momento, pero estoy segura que con diálogo y paz las cosas se arreglaran, y las ciudades podrán respirar sin los molestos olores de los autos, no es cierto Ana? Estamos contigo, eh? no te preocupes, todo se arreglará y podrás ayudarnos a construir un mundo mejor. Saluditos"
Amsterdam, diciembre 1943

sábado, abril 26, 2008

Esperanza paraguaya

Confieso que Lugo no me gusta. Cómo puede gustarme un típico miembro de la Iglesia "tercermundista", que abomina del capitalismo, del mercado y se refugia en nociones vagas como "justicia distributiva" y otras fórmulas tomistas.
Sin embargo , entiendo que después de 60 años de corrupción y autoritarismo colorado la gente lo haya elegido, como encarnación de una esperanza de mejora.
Ahora bien: me entusiasma lo que acaba de declarar su vice, Franco, del Partido Liberal Radical: que no quieren acercarse a Venezuela sino más bien a Chile, cuya experiencia les atrae especialmente, que van a tener relaciones con Venezuela, como con cualquier otro pais del mundo, y que no quieren caer en el populismo. Música para oidos liberales democráticos.
No se si será un mero discurso, o si es una estrategia central del nuevo gobierno o si Franco le está marcando la cancha a Lugo. Pero sea cual sea la realidad, esas palabras estan lejos de espantar, ofender y enemistar como las que habitualmente desliza Evo o Néstor Kirchner.
Quizas la "idiotía latinoamericana", luego del desastre venezolano (y del inminente argentino) esté en retroceso. Espero que así sea.

Crisis

Lo único bueno de esta crisis es que todos se sacaron las caretas, no hay más fuegos de artificio.
Kirchner es cada vez más absolutamente Kirchner, la economía es cada vez más absolutamente morenista, la Presidente es cada vez más absolutamente prescindible, los ministros son cada vez más inútiles, la fuerza del gobierno reside cada vez más en la violencia verbal de D´Elía y Moyano.
Apretar, encerrar, dividir, consolidar, amenazar, conquistar: la terminología militar se ha impuesto a los artificios retóricos de los "moderados" encabezados por Alberto Fernández. Ganó el chavismo.

¿Sabremos aceptar el reto?

jueves, abril 24, 2008

Viejas locas

Cuba , 2008

"Ni provocaciones, ni patrañas mercenarias empleando métodos ordenados por sus amos yanquis mellarán la firmeza y voluntad de las actuales y futuras generaciones cubanas, las que trabajan por construir una sociedad mejor", dijo el texto informativo, poco usual en estos casos.

Diez Damas de Blanco, esposas y madres de presos políticos, fueron desalojadas a la fuerza por mujeres agentes de la policía de un parque próximo a la Plaza de la Revolución de La Habana, donde exigían la liberación de sus familiares.

Esa "provocación burda y descarada" fue rechazada "espontáneamente (...) por la población que a esa hora se dirigía hacia sus centros de trabajo y estudio", dijo la nota, por lo cual -añadió- se evacuó "a las provocadoras hacia sus hogares con el fin de evitar un enfrentamiento con nuestra población".


Argentina, 1979

"Ni provocaciones, ni patrañas mercenarias empleando métodos ordenados por sus amos marxistas mellarán la firmeza y voluntad de las actuales y futuras generaciones argentinas, las que trabajan por construir una sociedad mejor", dijo el texto informativo, poco usual en estos casos.

Diez Madres de Plaza de Mayo, esposas y madres de presos o desaparecidos políticos, fueron desalojadas a la fuerza por mujeres agentes de la policía de un parque próximo a la Plaza de Mayo, donde exigían la liberación de sus familiares.

Esa "provocación burda y descarada" fue rechazada "espontáneamente (...) por la población que a esa hora se dirigía hacia sus centros de trabajo y estudio", dijo la nota, por lo cual -añadió- se evacuó "a las provocadoras hacia sus hogares con el fin de evitar un enfrentamiento con nuestra población".

miércoles, abril 23, 2008

Hay algo más

En la vertical caída de la popularidad de Cristina Kirchner hay algo más que un mal gobierno. Hay algo más que un estilo retórico que provoca rechazo. Como aquellos socios minoritarios o habilitados, que comparten la pérdidas y nunca acceden a las ganancias, Cristina Fernández, con una velocidad que asombra, ha corporizado todos los males del anterior gobierno, el de su marido, y los del suyo propio. Y ninguna ganancia.
La gente aun recuerda con agradecimiento la primera parte del gobierno de Néstor Kirchner. No hace falta más que un leve esfuerzo para recordar el dramático año 2002 y la luz de esperanza que significó el triunfo de Kirchner en mayo del 2003. Hay que recordar cómo se renegoció la deuda, hacia fines de ese año, cómo apareció un “veranito” de reactivación, que cada vez se hacía más y más largo. Hay que recordar cómo caía la desocupación, la gente retornaba al trabajo, se reabrían fábricas y tiendas, llegaban los turistas, se reanimaban las exportaciones de granos. Es que había un avezado político en el timón presidencial y un avezado profesional en el timón económico. Aunque se semblantearan recelosos, el tandem Kirchner-Lavagna sacó a la Argentina de la hiperinflación, de la hiperrecesión y le devolvió esperanzas a la sociedad. Ese activo es innegable.
Pero a partir del incomprensible despido de su ministro de Economía, Kirchner comenzó a transitar la segunda parte (que nunca son buenas) de su mandato: debilidad en el manejo de la economía, inicio de la inflación, desarme de algunos espejitos de colores (inversiones chinas, por ejemplo), intentos de control de precios, el Superministro Moreno, la manipulación del Indec. Así hasta la incomprensible audacia de “retirarse” y dejarle a su mujer la candidatura a Presidente. (Primer problema: la decisión no fue de “ella”, sino de “él”)
Ella, acompañó a su marido, sin duda, pero jamás- en el imaginario popular- fue co-autora de los éxitos del gobierno. No fue una Evita que agregaba valor al proyecto sino una extraña contrafigura, más fría y, aparentemente, más inteligente que el Presidente, más “democrática”, menos confrontativa, más “racional”, más “abierta al mundo”. Así, al menos, la dibujaron los medios de cara a la elección de octubre.
Pero el tiempo vuela en Argentina. Y en cuatro meses puede desplomarse la construcción de toda una vida política.
El episodio del juicio en Miami disparó las primeras luces rojas, por la rapidez con la cual la Presidente logró, ni más ni menos, que ubicar a EEUU entre los enemigos de su gobierno. Ni Néstor se había atrevido a tanto. Luego, en rápida sucesión, la aventura en la selva colombiana, su alineamiento con Chávez, los innumerables discursos autorreferenciales, su gesto duro, la inflación palpable , los intentos morenistas de controlar la administración de las empresas y por último la revolución del campo.
Ese fue el disparador de tanta “energía negativa” que aun se contenía por el viejo recuerdo del Kirchner “salvador” del 2003. Ese recuerdo ya se estaba desvaneciendo, ya era un capital casi agotado en octubre del 2007. Mucho más en marzo del 2008.
La crisis del campo mostró a una Cristina entre crispada y “humilde” variando de humor cada día (haciéndole favor a su fama de “bipolar”), con estrategias de negociación dinamitadas desde el mismo gobierno. Desde el co-gobierno de Néstor, en realidad. Dejó de percibirse una “unidad de criterio” entre ambos mandatarios, y apareció una realidad de contradicciones internas fuertes, poderosas. Ya no es la continuidad ”natural”, sino que hay pelea matrimonial, funcionarios que responden a uno y otro poder, rumbo incierto.
Se desnudan problemas de "caja política”, con su avidez de más recursos ante un mundo que ya no le presta a la Argentina, destrucción del federalismo, intervencionismo estatal, confiscación del valor creado por individuos libres, rupturas del frente interno en el caso de algunos gobernadores e intendentes, quiebra del pacto con el radicalismo K, aumento del riesgo pais, desinversión extranjera.
¿Planes de gobierno? ¿Seguridad? ¿Educación?¿Conflicto con Uruguay? ¿Nuevas inversiones? ¿Obra pública? Nada por aquí, nada por allí. Un gobierno en el que abundan ministros mudos. Rápido: quién es el ministro de Desarrollo Social. Rápido: quién el Ministro de Trabajo, de Justicia, de Defensa, de Desarrollo tecnológico, de Educación.

Cristina se está olvidando que gobernar es proponer todos los días ideas nuevas, no el mismo discurso “fúndante”, con el mismo tono entre enojado y didáctico. Faltan ideas de gobierno y sobran ideas de confrontación, actos partidarios, discursos y enojos con enemigos reales o inventados.
En fin, queda la cuestión del “género”. Creo que sí, que su género es un factor que le juega en contra: expuesto en esa versión tan de clase media con pretensiones, tan excesivamente a la moda, tan enjoyada, engalanada, arropada, cubierta, vestida, protegida por sus innumerables trajecitos, vestidos, faldas, capas, tapados, gorras, boinas, peinados, maquillajes, pinturas labiales, Cristina le debe dedicar- es evidente- muchas horas,a lo que a Néstor le duraba tres minutos: vestirse con el traje de siempre y calzarse los viejos mocasines de siempre.
Ella luce su feminidad como parte de su bagaje político, la exagera en su packaging, pero la oculta en sus gestos. No es cálida, maternal, hermana mayor, compañera: es maestra ciruela, fría, inaccesible. Y siempre, claro está, muy bien vestida, a la moda.
Le dedica entonces horas a su vestuario. Y horas a sus discursos, que es lo que mejor sabe hacer. Jamás los lee, jamás titubea, sus frases son redondas y dichas en el tono exacto. Las cuida tanto como a su guardarropa. Son su tarjeta de presentación: un rostro agradable, una magnífica ropa, y un impecable decir. Cien discursos en ciento veinte días.
Pero no gobierna, no toma decisiones estratégicas, sus funcionarios “amigos” :el ministro de Economía, ausente sin aviso de las negociaciones con el agro, su super Jefe de Ministros golpeado por gobernadores varios. Mientras tanto, el Superagente Moreno, haciendo y deshaciendo a su gusto.
Y el humo, para colmo. El bumerang de culpar a los “insensibles hombres de campo” de los incendios del delta se ha convertido en un arma letal: casi sin decirlo, todos sospechan que tras esos incendios se oculta mano de obra desocupada, que hace el trabajo sucio para el Gobierno. Rumores, nada más, pero que la sociedad “ha comprado” : ante la falta de respuestas, a Cristina no le queda otra que quemar los campos para inculpar a sus enemigos. Esta es ya una verdad “social”, aunque nada ( o poco) tenga de cierta.
Y así estamos llegando a la décima parte de su primer mandato. Cuatro meses, de los 48 que cubrirá su período. Es claro que deberá barajar y dar de nuevo pronto, muy pronto.

domingo, abril 20, 2008

Papel Prensa contamina 10 veces más que Botnia, pero Robert Redford se preocupa solo por Botnia

El famoso Robert Redford, millonario actor norteamericano,se siente culpable de sus bien ganados millones de dolares, por sus impagables pesonajes de El Golpe, Butch Cassidy y tantas otras películas. Pero su culpa lo mueve a decir pavadas enormes.
Segun se lee hoy en VIVA, revista de Clarin, él cree que Botnia "es como el caso de Amazonia(!)" y que "todavía hay gente muy anticuada que se resiste a creer el peligro ambiental...pero la evidencia es muy obvia, tarde o temprano eso terminara por asumirse"
O sea, pruebas no hay, pero "tarde o temprano" se demostrará que Botnia contamina. Ese es el nivel de elaboración del discurso ecologista. De Ciencia, nada.

Para Ciencia, hay que leer el reportaje a nuestro amigo Oscar Ventura publicado en Critica, de Lanata
(acceder acá)
Para leer el artículo de Ventura, click aquí

Estoy levemente agotado de los gurus iluminados que catastrofean permanentemente, ven la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio. El "anticuado" Oscar Ventura (en la terminología de Redford) nos abre de una vez los ojos (para que se nos caiga la viga propia...)

sábado, abril 19, 2008

Vecingos y ennemingos

Est inadmisible. Agora resulta que nos los Rumantianos, femos sido agrupados con llos Remontinos, como partes de um mesmo dialeto, el Rumón. Est absolutamente inadmisible. Soms com el dit e la nit, com l´aqua et l´olio. Los nos poethas, los nos heroes, los nos santos nos osservan desde los seculos y nos julgaram por nuessa cobarddia, nuessa debhilidat, nuosso abondon de lai tradicions rumantinas.
Toos saben que los rumantianos, a difference de los remontinos, femos parti del reyno de Rumma y que hace centennas d´annos que nos separamos del tronco romanno. En cambi, essos, los remontinos, sirveron como avanzadda de los romanns en nuessas comarcas, imponend la voluntat de esse Imperio deccadent. Los rumantianos ficimos frent a los intents d’ ácabar con la nuessa coltura por part de essos dengraciados. Amas essos dicen "nuessta" e nos deguems "nuessa", alem d´autras miles de differencas sostanciales entre nuessos idioms.
Claro que la cercania e el tempo ficieron que nuessas cumuidades s´acercaran, las muljeres de umos seducian a los hommes de l´autre. Enton, el diabli, les fizo fungirse en uma sola famiglie, cassi. Assim, seculo per seculo ambos povos se atrapallaron, se requemoraron, se apravuliaron just el point de que hoe, la Academia nos ha confundido en un ssolo idiom, un ssolo povo, una ssola coltura! Desgraza!
Juro por Dio, Pare de toos los povos que un remontino jamás casarase con nenssuna filia de mi!

Capuleto

viernes, abril 18, 2008

Mi post "Una historia" publicado íntegro en el blog de Orlando Tambosi

Me siento especialmente gratificado por esta publicación de Tambosi, un bloggista señero, respetado en todo el continente. Brigado!
veala aquí

martes, abril 15, 2008

Blogs premiados

Publica Orlando Tambosi lo siguiente:

Prêmio "11 de abril"

Os leitores sabem que não sou chegado a "memes", prêmios etc., mas aí vai: o blog foi agraciado com o Prêmio "11 de abril", criado por Alexis Marrero, da Venezuela, em homenagem aos blogs que defendem a democracia e as liberdades. Agradeço a indicação feita por Katya, do blog Resistência Caracas e por Ferra Mula, mas não vou citar 15 blogs (!!!), mesmo porque muitos já foram contemplados.

Indico estes aqui:

Contra a Raison d'État;
De Gustibus;
O que pensa Aluízio;
Ana Julia Jatar;
Resistência;
Generación Y;
Sponholz.


Dos de los blogs señalados por Tambosi (el de Ana Julia Jatar y Generación Y) tienen, modestamente, links desde Monología...

Citas celebres de ecologistas (del blog Mitos y Fraudes en Ecología)

Como queda claro en lo que sigue, el Ecologismo es la más eficaz herramienta para disciplinar a las masas , a fin de crear un Gobierno Global en manos de "expertos". Es, una vez más, la fatal arrogancia de los intelectules que creen que han descubierto el origen del mal y se disponen a conbatirlo, caiga quien caiga.
Lean



“…necesitamos tener un apoyo de base amplia, para capturar la imaginación del público… De modo que tenemos que ofrecer escenarios atemorizantes, hacer declaraciones simples, dramáticas, y y hacer poca mención de las dudas… Cada uno de nosotros tiene que decidir cuál es El correcto equilibrio entre ser efectivos y ser honestos.”

--Stephen Schenider,
Profesor de Climatología en Stanford
Autor principal de muchos informes del IPCC.

“Tenemos que conducir este asunto del calentamiento global. Aún si la teoría del calentamiento global está equivocada, Estaremos haciendo lo correcto en términos de Política económica yambiental.”

--Timothy Wirth,
Ex Subsecretario de Estado de EEUU
Actual Presidente de la UN Foundation

“No importa si la ciencia del calentamiento global es totalmente falsa… El cambio climático provee la mayor oportunidad de traer justicia e igualdad al mundo.”

--Christine Stewart,
Ex Ministra del Ambiente de Canadá

“La única manera de conseguir que la sociedad cambie de verdad es asustar a la gente con la posibilidad de una catástrofe.”

--Daniel Botkin, Profesor emérito.

“Estamos al borde de una transformación global. Todo lo que necesitamos es la gran crisis adecuada.”

--David Rockefeller,
Miembro ejecutivo del Club de Roma

“Estamos próximos a un tiempo en el que toda la humanidad visualizará una agenda global que comprenda una especie de Plan Marshall Global para enfrentar las causas de la pobreza y el sufrimiento y la destrucción ambiental en toda la Tierra.!

--Al Gore, La Tierra en la Balanza,

"Necesitamos un nuevo paradigma de desarrollo en donde el ambiente será la prioridad… El mundo civilizado tal como lo conocemos terminará pronto… Tenemos muy poco tiempo y debemos actuar… Si podemos enfrentar el problema ambiental, tendrá que ser hecho dentro del nuevo sistema, un nuevo paradigma. Tenemos que cambiar nuestro pensamiento, la manera en que la humanidad ve al mundo.”

--Mikhail Gorbachev,Foro Estado del Mundo.

El concepto de soberanía nacional ha sido inmutable, Por cierto un principio sagrado de las relaciones internacionales. Es un principio que cederá sólo lentamente y con renuencia a los nuevos imperativos de la cooperación ambiental global.”

--Comisión de las Naciones Unidas para el Gobierno Global (1999)

“La Democracia no es una panacea. No puede organizar todo y no está conciente de sus propios límites. Estos hechos deben ser enfrentados directamente. Por sacrílego que pueda sonar esto, la democracia no está más capacitada para las tareas por venir. La complejidad y la naturaleza técnica de muchos de los problemas de hoy no siempre permiten que los representantes elegidos hagan decisiones competentes en el momento adecuado.”

Club de Roma, La Primera Revolución Global

”La naciente “ambientalización” de nuestra civilización y la necesidad de una acción vigorosa en el interés de toda la comunidad global tendrá inevitablemente múltiples consecuencias políticas. Quizás la más importante de todas sea un cambio gradual de las Naciones Unidas. Inevitablemente, debe asumir algunos aspectos de un Gobierno Mundial.”

-Mikhail Gorbachev,
Miembro del Club de Roma, - Foro Estado del Mundo, 1996.

“Se require un Nuevo Orden Mundial para manejar la crisis del Cambio climático.”

--Gordon Brown, - Primer Ministro Británico.

”En mi visión, después de cincuenta años de servicio en el sistema de las Naciones Unidas, percibo la urgencia más perentoria y absoluta de un adecuado Gobierno de la Tierra. No hay sombra de dudas de que los actuales sistemas políticos y económicos ya no son apropiados y llevarán al fin de la evolución de la vida en este planeta. Por consiguiente debemos absoluta y urgentemente buscar otros caminos.”

-Dr. Robert Miller,
Ayudante del Secreterio General de la ONU

”El regionalismo debe preceder al globalismo. Prevemos un sistema perfecto de gobierno de las comunidades locales, estados individuales, uniones regionales y hacia arriba hasta las mismas Naciones Unidas.”

-Informe de la Comisión para el Gobierno Global de la ONU (1999)

”La alternativa al actual orden mundial puede surgir sólo Como resultado de una nueva dimensión del progreso humano… Visualizamos una revolución de la mente, una nueva manera de pensamiento…”

-Mikhail Gorbachev, Foro Estado del Mundo, 1996.

”Requerimos de un principio de organización central – uno consensuado voluntariamente. Los cambios menores en las políticas, mejoras moderadas en leyes y regulaciones, Retórica ofrecida en lugar de un cambio genuino – todas estas son maneras de apaciguamiento, diseñadas para satisfacer el deseo del público de creer que sacrificio, lucha, y una trabajosa transformación de la sociedad no será necesaria.”

-Al Gore, de La Tierra en la Balanza.

lunes, abril 14, 2008

Sistemas económicos

Para los simples, solo hay dos sistemas económicos: el capitalismo y el socialismo. Es cierto que entre uno y otro casi no hay lugar para una “tercera vía” que conjugue lo mejor de ambos sistemas. No hay tercera vía: si comienza la lógica planificadora se termina en el Plan Unico del Lider (caso reciente: Venezuela). Y si se comienza a liberar mercados, la ola arrasará los restos de privilegio corporativo de Empresas Estatales, Sindicatos y Amigos (Caso Chile o Irlanda, o Estonia)

Pero hay otros mundos. Así como Marx se dio cuenta que entre Feudalismo y Capitalismo había otros mundos (El Modo Asiático de Producción, lo llamó; pero nadie analizó cómo con ese “tercero” se ponía en cuestión la Dialéctica perfecta de Feudalismo (Tesis), Capitalismo (antitesis) y Socialismo (Síntesis). Pavadas de filósofo hegeliano.)
Hay otros mundos que escapan a la lógica del mercado libre (con su pelea permanente por existir frente al Estado intervencionista) y la lógica del Socialismo (perdón, ya casi no queda: digamos Corea del Norte y Cuba).

Existe, por ejemplo, la lógica de la “Mafia en el Poder”.
Tiene diversas expresiones, como las ex repúblicas soviéticas. O algunos “paraísos fiscales” en los que crear una Sociedad Anónima y abrir una cuenta no requieren ningún papeleo…
En la exURSS y afines, la Nomenklatura se hizo cargo de las empresas “privatizadas” (adjudicadas directamente a los exjerarcas comunistas). Mientras, la Justicia y Prensa le siguen respondiendo como en los viejos tiempos. La Mafia se hace cargo de nuevos , o viejos negocios, y negocia con el Poder parcelas propias y a compartir.

O existe el “Capitalismo de amigos”: un sistema donde teóricamente hay “libertad” de mercado, pero donde las mejores tajadas se subastan entre empresarios amigos del poder. Así, se crean exenciones, cuotas de mercado, licencias, fideicomisos, protecciones aduaneras, reglamentaciones ad usum delphin, excepciones, perdones, cajoneos, ordenanzas, leyes privadas (“privi-legios”) que garantizan un sistema de monopolio, de abuso de poder. A eso algunos le llaman “Capitalismo”, a secas. Perdónalos, Smith, no saben lo que dicen. Si capitalismo liberal es eso, yo me hago ya mismo “anarquista”.Pero el capitalismo no es ese engendro, más bien a tono con los populismos latinoamericanos.

Tambien existe el “bandidaje gubernamental” (ver el excelente capítulo de El Economista Encubierto, dedicado a África) Se basa en un deliberado aislamiento de las corrientes de inversión y desarrollo, una decidida política contraria a las inversiones extranjeras, una agobiante burocracia que prohíbe la instalación de nuevas empresas, o el concederle a los campesinos ancestrales títulos de propiedad . Una política que promueve el crimen y la inseguridad, a fin de impedir la instalación de empresas. Lo único que pretenden esos regímenes es extraer toda la sangre posible al país, pero sin matarlo. A veces se les va la mano y el país muere (Somalia, por ejemplo). Pero por lo general es posible extraer alguna piedra preciosa, quizás haya petróleo, algún recurso elemental cuya explotación será fuente de innumerables “retornos”, coimas, peajes. Todo el sistema estatal se monta en el robo: a la Ayuda Externa, a las débiles exportaciones, a los derechos de importación, a cualquier actividad básica. Es casi una caricatura excesiva de los que en algunos países latinoamericanos sucedía.

Tambien hay siniestros “Paises Cerrados”, dictaduras civiles o militares, supuestamente anticomunistas, como Myanmar, o supuestamente comunistas , como Camboya o Laos, que han decidido protegerse como casta gubernamental, cerrando las fronteras con el exterior. Corea del Norte casi estaría en este caso, pero su aun inocente creencia en el MarxismoLeninismoMaoismoKimilsunguismo la convierte en otra cosa: aun tiene ganas de figurar en los diarios, cada vez que amenaza con misiles. Pero Myanmar solo figuró después de muchos años, por la rebelión de los monjes, los asesinatos consecuentes y la presión internacional para “democratizar” la exBirmania.

Hay también “monarquías petroleras”: se resisten, pero es tanta la plata que les entra que de algún modo se van modernizando, de algún modo el bienestar se derrama hacia abajo y cada vez quedan menos pobres en estos estados del Golfo. Les gustaría quedar congelados en la Edad Media, pero los petrodólares traen el veneno del dinero fácil, la tentación de construir hoteles fastuosos, ciudades – isla, paraísos artificiales. Aun hay esclavitud en algunas de ellas.

Por ultimo, existen “Repúblicas Anárquicas”, donde ni siquiera prenden formas dictatoriales de gobierno, ni siquiera el bandidaje gubernamental: Somalia, Haiti, algun pais de Africa o Asia. Hambrunas, pestes, criminalidad, ausencia de Estado, miseria infinita.

Este es el mundo: elija donde vivir. Pero no crea que toda la mierda que se ve es Capitalismo. Eso lo cree solamente José Pablo Feinmann y Página 12.

Buen artículo de Ana Julia Jatar, de Venezuela

Leerlo aquí

viernes, abril 11, 2008

De Carlos Ball, periodista venezolano emigrado a EEUU hace veinte años

El termómetro de nuestros recientes y actuales quebrantos estatistas, a la vez que el más confiable indicador del bienestar y el crecimiento económico latinoamericanos, o, por el contrario, del aumento de la corrupción, el hambre y la miseria, es el grado de libertad de mercado de que gozan nuestros países. Es decir, el nivel o cantidad de trabas burocráticas, permisos, aranceles, licencias, autorizaciones, cuotas, regulaciones, concesiones, franquicias, colegiaturas, sindicatos únicos y demás artificios con que los funcionarios públicos discriminan en contra del pueblo, impidiendo el libre acceso tanto al trabajo como al mercado y despojando a las gentes de su más importante derecho civil, el de ganarse la vida haciendo lo que más les gusta, lo cual suele también ser lo que mejor hacen.
------------------------------

No hay duda de que los ciudadanos disfrutamos de nuestra libertad política en importantes –pero contadas– ocasiones: elegimos a nuestros alcaldes, congresistas y presidentes cada cierto número de años; pero la libertad económica la ejercemos en infinidad de ocasiones y todos los días. La incongruencia de la filosofía política que prevalece en gran parte de América Latina radica en el hecho de que nosotros, los ciudadanos, tenemos el derecho de y estamos capacitados para elegir a los gobernantes y legisladores, pero ellos, una vez encaramados al poder, son quienes determinan lo que podemos hacer o no con nuestras vidas y propiedades, por lo que con inusitada frecuencia utilizan la excusa del bien común para aplastar nuestra libertad y nuestros derechos civiles.

----------------------------

La educación pública promueve la idea de que la libertad es un valor perfectamente divisible y de que lo importante es la libertad política, mientras que la económica es algo que desean solamente los ricos y los empresarios, para que los bondadosos funcionarios públicos se vean imposibilitados de proteger al pueblo. Hoy es grato ver a los universitarios venezolanos abanderando la lucha por la libertad de expresión, manifestándose ardorosamente contra las políticas y atropellos del Gobierno, pero por varias décadas la educación primaria, media y universitaria estuvo básicamente regida por intelectuales de izquierda que creen firmemente que el futuro de la nación depende de que el poder político y económico esté cada vez más concentrado en sus clarividentes líderes, de que quienes saben lo que más conviene a las masas puedan darse a la ingeniería social sin cortapisas. Se trata de gente que siente un profundo desprecio por los conceptos de libertad individual, igualdad ante la ley, propiedad privada y libre mercado.

------------------------------

Nuestra clase política y nuestros intelectuales suelen culpar a Estados Unidos de los males que afectan a América Latina. Desde el fin de la Segunda Guerra hasta los años 80 prevaleció en gran parte de la región la llamada teoría de la dependencia, promovida por la Cepal y, especialmente, por su director desde 1948 hasta 1962, el economista argentino Raúl Presbich, un abanderado del proteccionismo que definía el intercambio comercial como la explotación de los países pobres por parte de los países ricos, que nos exportaban productos manufacturados caros a cambio de materias primas baratas. El supuesto remedio fue la sustitución de importaciones: se impusieron permisos, licencias de importación, altos aranceles y cuotas para proteger a la industria nacional, que recibía abundante y barato financiamiento de los bancos estatales. Claro que, sin competencia extranjera, el mercado nacional tiende a la concentración y a los monopolios. Así, vimos aparecer a millonarios mercantilistas que rápidamente se dieron cuenta de que es mucho más fácil y remunerador convencer a un ministro o a unos pocos funcionarios encargados de fijar precios y repartir subsidios que a cientos de miles de consumidores, empeñados en obtener óptima calidad a precios bajos.

-----------------------

El llamado neoliberalismo latinoamericano hizo bastante daño y causó mucha confusión. (Por lo que hace a Estados Unidos, la izquierda se ha apoderado ya hace mucho del término liberal, ilustre vocablo de origen castellano que siempre fue antónimo de servil). Pero el verdadero liberalismo no ha cambiado demasiado desde el siglo XVIII: el individuo es la fuente de sus propios valores morales; el libre intercambio entre individuos optimiza la eficiencia y la libertad; el mercado es un orden espontáneo para el mejor aprovechamiento de unos recursos escasos; el libre intercambio entre naciones maximiza la riqueza a través de la división internacional del trabajo, al mismo tiempo que reduce las tensiones políticas y la intolerancia nacionalista; las funciones del Gobierno están estrictamente limitadas a lo que los individuos no pueden hacer por sí mismos: velar por la defensa nacional, mantener el Estado de Derecho para la protección de los individuos y de las propiedades de éstos garantizando el cumplimiento de los contratos libremente acordados y promulgando leyes claras y constantes aplicables a todos por igual, emitir una moneda estable y confiable que estimule el ahorro y el esfuerzo individual... Para evitar confusiones, los liberales clásicos de hoy se suelen llamar libertarios.

---------------------------------

El problema latinoamericano es profundo y difícil de combatir, porque las principales trabas al bienestar y a la prosperidad forman parte de nuestras instituciones: nuestros Gobiernos, nuestras leyes y Constituciones, nuestros sistemas judiciales politizados, nuestros sistemas de educación pública, que a lo largo de varias generaciones han deformado la manera de pensar de la ciudadanía... Lejos de promover la responsabilidad individual, la propaganda política que se introduce en la educación pública enseña a los niños que el Gobierno es el tío rico y bondadoso que siempre estará allí para ayudarles, cuidarles y posibilitarles la felicidad. El problema, claro está, es que el Gobierno sólo puede darme a mí lo que antes le quitó a usted.

(Leer artículo completo en La Ilustración LIberal)

Revolución Francesa y Capitalismo

Es casi un lugar común sostener que la Revolucion Francesa fue el final del absolutísimo y la puesta en marcha del incipiente capitalismo, con su propuesta de libertad de mercado. O sea, un programa “liberal”. El libro “Ciudadanos” de Simon Shama pone las cosas en su lugar.
En su periodo más agudo - el Terror, hacia 1793- el gobierno revolucionario se basa en “ el retorno a la regulación económica tradicional; la movilización masiva de los recursos militares; la reabsorción en el Estado del derecho a ejercer la violencia punitiva y la sustitución de la política espontanea por un programa de ideología oficial” . O sea medidas antiliberales y anticapitalistas.


En aquel año se instituye la pena de muerte para “acaparadores” (un clásico “enemigo imaginario” de las politicas intervencionistas que generan inflación y desabastecimiento) .”La misma ley incluyó una extensa lista de “artículos de primera necesidad”, entre ellos no solo el pan, la sal y el vino, sino la manteca, la carne, las verduras, el jabón, el azúcar, el cáñamo, la lana, el aceite y el vinagre. (…) El 9 de agosto se dio otro gigantesco paso hacia la practica anterior a la época de Luis XVI pues (…) se organizaron “grenier d´abondance” (depósitos de granos) en todo el país. En los periodos y los lugares en que hubiese cosechas abundantes, el excedente de granos debía almacenarse en previsión de años de escasez, durante los cuales podía llevarse al mercado, para ayudar a bajar los precios. Este acto “revolucionario” fue más o menos idéntico a una de las instituciones reguladoras usuales del viejo régimen. La única diferencia era que bajo la monarquía las provincias habían gozado de mas autoridad para actuar por propia iniciativa que la que ahora se concedía con el Terror económico más paternalista. Por supuesto estas medidas presuponían la formación de una gran red de datos sobre las cosechas y los cultivos, lo que a su vez implicaba una intromisión sin precedentes del Estado burocrático en la economía rural. Incluso el Terror tenía recursos inadecuados para este enorme ejercicio de vigilancia, que muy a menudo degeneraba en que las armees revolucionnaires sans- culottes, enviadas a imponer el Terror económico, saqueaban las aldeas en busca de trigo escondido o vigilaban los campos, no fuese que los campesinos recogiesen la cosecha cuando aun estaba verde, en lugar de entregarla a los precios fijados”

(…)
“Se aplicó el precio máximo al grano el 11 de septiembre, y el 29 los precios de cuarenta artículos alimenticios y del hogar fueron fijados a los sumo en un tercio por encima del nivel de 1790. Pero al mismo tiempo el gobierno se reservó igualmente el derecho de fijar un máximo a los salarios. Como podía preverse que sucedería , los resultados inmediatos de esta reglamentación ambiciosa fueron desastrosos. Apenas se anunciaros los precios fijos, millares de personas cayeron sobre las tiendas, las dejaron vacías y así provocaron una escasez inmediata. Una vez agotados los inventarios, los productores se rehusaron suministrar nuevas existencias, y por lo menos algunos trabajadores hambrientos fueron utilizados cono verificateurs para realizar allanamientos de las tiendas, los sotanos y los desvanes, en busca del jabón o el azúcar escondidos.”

Da la impresión que lo que hace la Revolución es llevar al extremo la pasión centralizadora e intervencionista del antiguo régimen, mas que alentar al surgimiento de energía libres, de la iniciativa privada, tal como en aquellos años venía haciendo Inglaterra.
El “aire de familia” que tienen estas politicas con las posteriormente ensayadas no solo por los gobiernos totalitarios, comunistas o nazis, sino tambien por los progresistas , los populistas y los socialdemócratas surge de que , en realidad, el “modelo de revolucionario jacobino” se impuso como parámetro de accion política “popular”.


En definitiva, que el jacobinismo – la postura mas extrema de los revolucionarios franceses- tiene más que ver con la instalación de las dictaduras totalitarias del siglo XX que con el “parto” de la clase burguesa. La versión de la supuesta “revolucion burguesa” que encarnaría la francesa es solo un artilugio de los ideólogos. Lo que en verdad encarnó la Revolución Francesa fue el ensayo general de una partitura luego ejecutada por Mussolini, Hitler, Stalin, Mao, Castro, KIm il Siung, Pol Pot, Ceasecu, Brezhnev, Chávez.

La notas básicas de esta parttura son:
- Igualitarismo como “balance” de la libertad
- Ferreo control ideologico
- Creación de iconos que reemplazan las viejas creencias (Diosa Razón, Hoz y Martillo, Esvástica)
- Ejercitos de sans-coulottes (bandas paramilitares, SS, camisas pardas, Guardias de l Revolución, Guardias Rojos, piqueteros ) dispuestos a “poner en vereda “ a los opositores
- Intervención en la economía; controles de precios, persecución a “abarrotadotes y especuladores”, desabastecimiento, racionamiento, desaliento a la producción, inflación
- Fortalecimiento de instituciones ejecutivas por sobre las deliberativas (reemplazo de los comites revolucionarios – electos- por organismos designados, en 1793; desaparición de los soviets, )
- Manejo de la anarquía para imponer el monopolio de la violencia por parte del Estado, Terror “revolucionario”

Con mayor énfasis en uno u otro elemento todas las dictaduras “nacionalpopulares” del siglo XX abrevaron en la fuente francesa. De capitalismo liberal, nada.

Una historia

Un punto en el infinito universo, compuesto por infinitas galaxias , con infinitas estrellas en cada una de ellas, un punto que podría o no existir, según fuera el remolino de polvo que acompañó la formación del sol. Un punto con todas las probabilidades en contra ya que requiere muchas condiciones para existir. Pero existe.

Una escasa probabilidad de que un conjunto de moléculas inorgánicas se ensamblen de determinada manera, intercambien electrones, armen largas cadenas aptas para conectarse con átomos sueltos. La escasa probabilidad de que esas moléculas tengan una necesidad de replicarse, duplicarse repitiendo exactamente la misma estructura. Durante millones de años, una sopa orgánica esperó que el milagro se produzca. Lo más probable era que no lo hiciera, que no pasara nada y que la sopa se evaporara finalmente. Pero de algún modo, sucedió.

La vida nació y se mantuvo como ameba durante centenares de millones de años. Pero de pronto algo sucedió y la vida, en pocos millones de años, se manifestó en centenares de formas. Muchas perecían ante cualquier cambio del medio ambiente. Una de esas extinciones fue masiva: solo tres de cada cien especies sobrevivieron al cataclismo. Y así, sucesivamente: cada especie que eludía la muerte salía fortalecida y apta para una nueva etapa, en que probablemente, casi con seguridad sería abatida. Podía sobrevivir ésta o aquella: todo era casual, nada respondía a un Plan.

Las formas de vida triunfantes, hace cien millones de años , eran enormes reptiles que devoraban toda forma de vida menor: los dinosaurios diezmaban a los débiles mamíferos, al punto de que casi se extingue esa rama. Pero en algún momento, los dinosaurios también desaparecieron en un cataclismo, y llegó la hora de los mamíferos. Pero pudo no haber sido así.

El reino de los mamíferos fue el reino del cuidado del bebé, de la organización en grupos, del desarrollo de técnicas de caza o pastoreo , del aumento del cerebro. Su plasticidad le permitió dotarse de manos con dedos prensiles, ojos frontales, capacidad de comunicación, formación de grupos. Los primates evolucionaron hacia un proto-homínido, erguido, pequeño, débil pero inteligente que supo desafiar los peligros de leones y búfalos y nació allí la Humanidad. Pero ese milagro pudo haber terminado en los dientes de algún felino.

La humanidad se tomó dos o tres millones de años para elaborar herramientas, crecer su cerebro, ejecutar la más perfecta coordinación mano-cerebro, elaborar rituales grupales, estrategias de cría, alimentación, higiene, abrigo, defensa. Hace cien mil años , pequeños grupos emprendieron la conquista de los continentes, saliendo de su Africa natal. Podían haber sido devorados por animales o diezmados por virus, enfrentados en guerras interminables o en luchas internas para poseer a la mujer más hermosa o el adorno más lucido. Pero prefirieron organizarse en grupos bajo una autoridad fuerte, sujetos a tabues y reglas fijas, aterrorizados con la posibilidad de ser desterrados del grupo y morir en la soledad de la jungla. Armaron así sociedades rígidas en las que las reglas del grupo (su lengua, sus dioses, su brujo, sus modos de enterramiento) dictaban la conducta y el pensamiento de la gente. Asi, miles de años.

Hasta que algunos, audaces, rompieron el aislamiento y comenzaron a intercambiar regalos con los grupos vecinos, a fijar alguna reglas (no matar al extranjero que viene a comerciar, respetar los acuerdos) y a obtener valor de esos intercambios. Pronto el mundo se llenó de aventureros que navegaban y comerciaban , que conocían lugares y cosechas, vinos y aceites mejores, que obtenían ventajas, que podían así comprar vestidos mejores y ornatos para regalar a su mujer.

Los jefes , rápidamente se apropiaban de esos valores, establecían reglas, decretos, leyes, normas, reglamentos, timbres, sellos, impuestos, tasas, controles, excepciones, prohibían comerciar esto o aquello, prohibían comerciar con esos o los otros, mientras acumulaban oro y construian palacios y pirámides y monumentos y tumbas eternas. Eran Dios en la tierra, el Faraón , el Emperador persa.

Alguna vez , en algún lugar un pueblo pensó que el verdadero dios no era el faraón sino Alguien infinitamente más poderoso y sutil, alguien sin imagen y con presencia infinita. Su Poder disminuía el poder del Faraón. Por eso era revolucionario: la simple idea de un Dios único desarmaba el relato que sustentaba el poder terrenal del Faraón.

En otro lugar el poder se dispersaba en muchas ciudades-islas, discutidoras, comerciantes, creadoras de arte y literatura, de política y filosofía, de teatro y arquitectura. Y con una propiedad privada inviolable, a prueba de reyes y dictadores. Crearon la Democracia, un inédito modo de gobierno en el que el pueblo decidía en asamblea. Un milagro rodeado de Reyes –Dioses hostiles, que se las arregló para sobrevivir y ganarle al Persa, con Alejandro. Pero ese milagro podía no haber sido inventado.

Llegó entonces la apoteosis romana, el Estado: Derecho, literatura, arte militar, navegación, conquista, incorporación de pueblos diversos a una única matriz cultural básica. Poder, Arte, Paz, dominio. Casi un milenio de perduración.

La caída y dispersión del Imperio Romano creó un océano de pequeños poderes feudales, autónomos, aislacionistas, autistas, congelados, sin industria, sin comercio, solo Guerra y Religión. La peste, el hambre, la miseria, la ignorancia, la suciedad.

En esa tristeza, algunos insistían con la vieja tradición de los vendedores trashumantes: judíos, moros, gitanos comerciando aquí y allá, intercambiando pequeños bienes, trazando caminos, rompiendo fronteras y peajes, alumbrando historias, multiplicando los contactos, esparciendo conocimientos y canciones, rompiendo la monotonía de la aldea, trayendo valores nuevos.

Entonces los condes, y los obispos y los reyes comprimiendo, reprimiendo, controlando, tasando, encausando ese comercio mínimo. Entonces los gremios., las corporaciones, poniendo limites, exigiendo fidelidades, ahogando rebeldías, estableciendo rígidas reglas, encorsetando.

A escondidas, escapando de la mirada del obispo, algún buscador alquimista de oro comienza a investigar, a encontrar leyes en la materia, punto de ebullición, transformaciones de elementos, combinaciones, mezclas, diluciones, nuevas materias. Otros verán que los cuerpos tienen leyes, inercias, puntos de equilibrio, fuerzas. Otros observan los pájaros y su extrañas emigraciones, las abejas y su complejo orden, el ciclo de las estaciones, la creación de vida. Nace una proto ciencia. Pero podría no haber nacido nunca.

Perseguidas, estas gentes inquietas se juntan en cofradías, intercambian conocimientos y consejos. Y adquieren de a poco cierto prestigio y poder. Son llamados a las Cortes, son los médicos del Rey, los astrónomos, los que ayudan a la navegación. Los Reyes , ahora, tienen como dominar a los Nobles feudales: establecen un nuevo Poder, menor al del antiguo Emperador, pero efectivo. Limitado por Cartas magnas y por Fueros ciudadanos, pero activo, conspirando para unir a la nación, terminar con los peajes feudales y, sobre todo, recaudar impuestos para el enorme Estado que comienza a levantarse, con sus ejércitos, y cortes judiciales, y miles de empleados de aduanas, de correos, de empadronamientos, de impuestos.

Pero los comerciantes, industriales, pequeños y grandes burgueses agobiados por impuestos y tasas, por regulaciones y poderes del Soberano le ponen límites al Rey, en Inglaterra y más tarde en las Colonias. Allí nace la Constitución, las Asambleas parlamentarias, la división de poderes, el Federalismo, la libertad amparada por la constitución que reza “Que todos los hombres son, por naturaleza, igualmente libres e independientes, y poseen determinados derechos inherentes de los que, una vez habiendo ingresado en el estado de sociedad, no pueden, bajo ningún pacto, ser privados o desposeídos en el futuro; a saber, el goce de la vida y la libertad, con los medios para adquirir y poseer la propiedad, y perseguir y alcanzar la felicidad y la seguridad”

En Europa ese movimiento adquiere sutiles diferencias : comparte el ansia libertadora pero le infunde un “pathos” más poderoso: la fuerza de la Razón, la idealización del pensamiento libre, la conciencia de que un pensador puede cambiar el mundo con solo proponérselo. Nace una arrogancia nueva: no hay límites para la Diosa Razón. El resultado es el Terror de la Revolución Francesa, un efluvio evitable que marcó para siempre el camino de la violencia revolucionaria, o sea , el crimen justificado por la Causa Razonable.

Durante un siglo todo confluyó armoniosamente: la ciencia, el derecho, la democracia, el comercio, la industria, la medicina, la tecnología. El siglo XIX presenció el más formidable crecimiento de la Humanidad luego de centurias de aumento vegetativo. Un obrero que en 1800 solo podía comprar un unidad de algodón con una unidad de salario, 100 años después podia adquirir diez unidades de algodón con esa unidad de salario.

Pero el crecimiento del poder adquisitivo fue paralelo a la percepción de profundas desigualdades. Lo que en el regimen anterior permanecía oculto , perdido en el corazón rural de los feudos, lastimaba ahora la vista en la ciudades industriales. Jornadas extenuantes, salarios bajos, viviendas precarias. Hasta 1870 ese era el espectáculo. Tras ese desastre se escondía el germen del crecimiento y la igualación social, pero eso no se demostraría hasta mucho después. Por ahora esa injusticia clamaba al cielo y producía el Socialismo.

Peor: producía por primera vez una profunda desconfianza hacia cualquier forma de libertad económica, el alma del nuevo sistema. Por ello: El Estado, Bismark, las experiencias de control estatal de la producción , la glorificación del Plan, al servicio de la Nación, del Pueblo, de la Raza. Nacen los totalitarismos del siglo XX, amparados bajo influencia de los intelectuales constructivistas que creen que todo es planificable desde el Estado, que creen que conocen cuales son las fuerzas reales que organizan y transforman la sociedad humana, que poseen un programa de Felicidad y lo imponen a sangre y fuego.

Todo estalla en guerra durante medio siglo. Los totalitarismos generan cientos de millones de muertos, en el GULAG soviético, en los campos nazis, en las matanzas chinas, las hambrunas norcoreanas y camboyanas. La torpeza de Occidente genera otros desastres como Vietnam. Africa se descoloniza y de separa del resto del mundo. América Latina exacerba su nacionalismo y su retórica populista. Y al fin, el Islam despierta de sus siglos de latencia y estalla la seguridad.

Taiwan, Singapur, Corea del Sur, Hong Kong demuestran que la libre circulación de capitales , la inversión en Educación, el cuidado de la Justicia, puede generar milagros económicos. En una generación se sale de la pobreza rural y se alcanza el estándar de vida más elevado. La mortalidad infantil baja del 40 a 4 por mil, en solo treinta años, en esos paises. Luego Chile, Nueva Zelandia, Irlanda, Estonia se suman al grupo de naciones emergentes que liberalizan las economías y la trasforman en focos de conexión con el mundo, alta tecnología, valor agregado, sueldos crecientes, desocupación en baja, mejoras en educación, salud, justicia, seguridad. Son modelos que se muestran, planteando nuevas alternativas al mundo en desarrollo.
Malasia, Tailandia, Indonesia y sobre todo India y China se sacan de encima las trabas y liberalizan sus economías, produciendo la Revolución Asiatica en marcha: capitalismo practico, veloz, creativo, aun encorsetado en regímenes dictatoriales como en China o Vietnam, pero desatando fuerzas imparables que transformaran pronto la libertad económica en libertad política.


La historia muestra que la llama a veces tiembla y parece apagarse, pero por sobre la mirada de los inquisidores, de los dictadores, de los nazis, stalinistas, leninistas, castristas, maoístas, fascistas, nacionalistas, aristocratizantes o populistas , de los violentos, los fundamentalistas, los integristas, los tradicionalistas, los conservadores, los revolucionarios, los iluminados, los predestinados, los caudillos, los jefes, líderes, conductores, fuhrers, los curas, rabinos e imanes fanatizados, rígidos, por sobre los amables redistribucionistas de dinero ajeno , por sobre los científicos que se creen destinados también a conducir a la Humanidad, a pesar de todos los Filósofos que creyeron encontrar La Explicación del mundo, a pesar de iluministas de la “voluntad general”, de utopistas, de planificadores, de ingenieros sociales, a pesar de tantas amenazas, restricciones, condicionamientos, persecuciones, descalificaciones, a pesar de todo eso la llama de la ciencia, de la libertad, de la creatividad, el arte, del libre intercambio, de la democracia política , de la justicia, del estado de derecho, del control del gobierno por los ciudadanos, de los monopolios por los consumidores, a pesar de todo eso, quizás esa llama no se apague. Esa es la única esperanza.

Artículo de Pilar Rahola sobre la crisis argentina

K en el nido de la serpiente

Publicado en La Nación bajo el título: "El derecho de disentir"

------------------------------------------



¿Cómo lo ves?, me espetan, con zozobra, las heterogéneas voces que conforman mi paisaje argentino. Y me invitan a una reflexión serena, quizá con la esperanza de que mi condición de extranjera aporte una mirada singular. Lo cierto es que percibo lo contrario. Mi inevitable extranjería incomoda mi sentido crítico, atenazado por el pudor de meterme en casa ajena, y el lógico respeto al amable país que me acoge.



Sin embargo, por su importancia geoestratégica y por el liderazgo que tiene el país en el pensamiento global, lo que ocurre en la Argentina, ocurre en el mundo, y reflexionar sobre ello forma parte de la agenda de todo analista. Así ha sido con los artículos internacionales sobre los acontecimientos argentinos. El común denominador de todos ellos obliga a una doble conclusión: la Argentina es importante; y lo que ha ocurrido, ha preocupado mucho.



Para muestra, dos botones significativos. El editorial del diario El País , que subtitulaba: "El final de la huelga deja un inquietante poso sobre el estilo político de la Presidenta", y el artículo de The Wall Street Journal : "Los Kirchner controlan el Poder Judicial, el Congreso, el Banco Central, la policía y el gasto en las provincias. La única avenida que quedó libre para expresar disconformidad es la desobediencia civil, y ese camino también se estaría cerrando".



Por supuesto, estos artículos y otros muchos que han salpicado los periódicos de todo el mundo, con notable y sorprendente unanimidad, pueden ser tipificados de obras de "enemigos del pueblo", especialmente por aquellos que creen que el pueblo es de su posesión.



Pero lo cierto es que el ruido argentino ha traspasado fronteras, ha ocupado reflexiones y ha preocupado conciencias. Por mucho que mi admirado amigo Marcos Aguinis hablara del mito de Casandra, que gritaba sus verdades y la tomaban por loca, lo cierto es que puede estar tranquilo. O aún más intranquilo: no sólo Casandra grita que la Argentina no va bien. Acepto, pues, la invitación de mis amigos y aporto mi mirada particular, quizá con la intención de patear aún más el tablero de las ideas. Por supuesto, no analizaré lo concreto, diseccionado estos días por notables periodistas argentinos. A ustedes corresponde la lupa cercana. Pero con la lupa lejana, la realidad política argentina adolece de algunos males, cuya derivada parece una carrera enloquecida, cuesta abajo.



"¡Es la economía, estúpido!", gritó James Carville, asesor de la exitosa campaña de Bill Clinton en 1992, a un desconcertado Bush padre. Y en la Argentina de estos tiempos habrá que gritar, con furor gaucho: "¡Es la democracia!, señorías". Dejemos el "estúpido" para otros estilos



Sí. Es la democracia. Más allá de las contingencias de la huelga del campo e incluso más allá de la torpe actuación de la dirigencia de la Casa Rosada, que no demostró vocación de bombera, sino de pirómana, los síntomas de la Argentina actual suman un conjunto de indicadores altamente tóxicos para la salud democrática de un país. Por supuesto, no pongo en cuestión la democracia argentina; pero me atrevo a decir que no goza de buena salud.



Hace años, en un congreso sobre terrorismo, en París, utilicé el concepto de "democracia herida", justamente para reflexionar sobre los retos que la libertad afronta ante las tentaciones autoritarias. Dichas tentaciones no derivan de líderes dictatoriales, sino, a menudo, de cancillerías democráticas que, sin embargo, recortan sensiblemente las exigencias que la libertad impone al poder público. Y de ese recorte se alimenta el huevo de la serpiente, en su letargo en democracia.



Veamos dichas tentaciones, en el contexto argentino. La primera tentación es un clásico muy eficaz del populismo: el control de la información pública y el desprecio a la prensa libre. La democracia consolida la prensa como uno de sus pilares, y una presidencia que no respete esa independencia, o que ningunee a los periodistas situándolos bajo sospecha, pervierte la naturaleza misma de la democracia. En este sentido, no deja de ser preocupante la actitud de la presidenta Cristina Fernández, mucho más favorable a hablar ante las masas que ante un periodista. ¿Sabrá la Presidenta que ese estilo, el de hablar directamente al pueblo, sin la incómoda cortapisa de la prensa, es propio de países como China, Cuba y, en su momento, la Unión Soviética?



De la tentación de convertir el periodismo en un ejercicio sospechoso cuelga la segunda tentación, la de la confusión entre la nación, la institución y la persona, en una derivada mesiánica propia de los salvadores de patrias. Quiero pensar que la presidenta argentina no tiene esa vocación, pero algunas de sus alocuciones públicas, bien pertrechada por coros de aduladores que se sitúan estratégicamente en los mítines, contienen mensajes claramente mesiánicos. Desde el clásico "yo soy el pueblo" hasta la denuncia de una especie de complot universal contra el país cada vez que un grupo opositor hace lo que tiene que hacer en democracia: oponerse libremente.



En su "La anulación del disenso", que publicó en LA NACION, Carlos Pagni radiografió perfectamente ese fenómeno. Fenómeno que también es un clásico autoritario y que ha tenido su expresión más inquietante en la contundente huelga agropecuaria de estos días. El mecanismo es tan simple como eficaz y letal: el Gobierno propone medidas que lesionan a un sector social, el sector social protesta, el Gobierno se transmuta en la esencia de la Nación; ergo, el sector social se transforma en enemigo de la Nación, y así lo que era una protesta ciudadana acaba siendo una traición al país.



No respetar las dinámicas ciudadanas de protesta, el activismo de la sociedad civil y la lógica opositora de los partidos y confundir a un funcionario público -¿qué es, al fin y al cabo, un presidente?- con la institución nacional es tanto como transformar la política en una religión y las acciones políticas en dogmas de fe. A partir de ahí, los inquisidores de la fe -o de la revolución, tanto monta- se convierten en la mano derecha de los gobiernos. Luis D Elía, por poner el ejemplo más reciente... y más desagradable, es exactamente eso, un guardián de la fe, y como todos ellos a lo largo de la historia no tiene problemas con la violencia.



Mentado el personaje, él es el paradigma de la tercera tentación del populismo: la creación de un poder opaco dentro del poder, generalmente formado por tipos sin demasiados escrúpulos, que conforman un cuerpo ajeno, pero muy visible, que toma decisiones, presiona, controla y a veces, como se ha visto en la Plaza de Mayo, hasta apalea.



Como decía Alfredo Leuco, una auténtica Guardia de Corps al estilo mussoliniano. En este punto no puedo evitar la mención del delirante monólogo que D Elía hizo en el programa de Fernando Peña, donde vomitó su odio y su amenazador verbo con la frialdad que da la impunidad. ¿Puede la presidenta Cristina pasearse por las calles de París, bien emboinada, pidiendo la libertad de Ingrid Betancourt y, al mismo tiempo, mostrarse flanqueada por la izquierda más reaccionaria de América latina, auténtica defensora de las barbaridades de la guerrilla colombiana? Más aún: un país tan importante como la Argentina ¿puede permitirse que un lacayo del Gobierno amenace a las clases económicas y construya un discurso de enfrentamiento propio de las ideas totalitarias?



Que personajes de la inmoralidad de los D Elía, capaces de viajar a Irán y reírse de las víctimas de la AMIA en su propia cara, o brindar por los atentados del 11-S, o considerar héroes a un grupo de terroristas que narcotrafican, secuestran y matan, que esos personajes sean los asesores áulicos de una presidenta democrática sólo puede señalar una cosa: que la herida de la democracia argentina es muy profunda.



El listado de tentaciones del poder, en su afán por estrechar los límites de la libertad, es aún más amplio: presión sobre las clases medias, demonización de los sectores económicos, desmovilización de las entidades no controladas, uso indiscriminado de la calle, control del ámbito judicial, desprestigio del policial, uso perverso de la memoria histórica, con fines revanchistas, y, en definitiva, la creación de una cultura del miedo. "El problema era el miedo", dijo Pepe Eliaschev en Perfil , y remató Joaquín Morales Solá: lo que ha ocurrido "es un gesto de debilidad". Sin duda.



Pero lo cierto es que la Argentina vive, hoy por hoy, en una dualidad demoníaca. Está en el mejor de los momentos, la preside una mujer fuerte y decidida y su sociedad vuelve a tener el dinamismo de las mejores épocas. A la vez, la contamina el odio de la historia, las prácticas autoritarias del poder y la violentación de la calle. La peor realidad en el mejor momento. En esa situación, que no se equivoque la Presidenta cuando, viéndose rodeada por la masa, se cree fuerte. Lo dijo Ibsen en su Enemigo del pueblo : "El hombre más fuerte del mundo es el que está más solo". La claque, el griterío, la adulación y la violencia sólo les dan razón a los lerdos. Lo malo es que pueden imponer la sinrazón a los sensatos.

Estado Discriminador



El Estado Benefactor puede sobrevivir solo si se pone un límite a sí mismo en general; el Estado Benefactor de transferencias discriminatorias no sobrevivirá. Si los líderes políticos modernos se mueven estrictamente dentro del redistribucionismo, enfrentarán una rebelión tributaria en detrimento de los más necesitados de apoyo estatal.
James Buchanan, Premio Nobel de Economía, 1986



Buchanan diferencia entre Estado Benefactor Universal, y el Estado Discriminador. El universal aplica impuestos por igual para financiar jubilaciones o sistemas de salud públicos que todos los aportantes recibirán en contraprestación. Se le quita a todos en impuestos, lo que a todos se le devolverá en servicios públicos.
Buchanan no simpatiza con este Estado benefactor, pero mucho menos con el Estado Benefactor Discriminador: el que le saca a ciertos grupos, para financiar servicios para otros grupos. En este caso el efecto político- además del puramente fiscal- es demoledor: la “rebelión tributaria” de los afectados. Esto es exactamente lo que ocurrió con el incremento de las retenciones a la soja. En vez de ser una medida universal, aplicable a todos los agricultores, se buscó afectar a unos más que a otros. Este efecto discriminador operó , al contrario de lo que supusieron los planificadores, uniendo a todos los sectores del campo: “todos somos sojeros”. Es decir, si hoy discriminan a unos, mañana me discriminaran a mí (como tambero, o triguero, o ganadero, etc.) .
Se pasó un límite, del Estado Benefactor Universal (impuesto a las ganancias para todos) se pasó al Estado Benefactor Discriminador (más impuestos a ciertos grupos , para beneficiar a otros grupos- entre ellos , los amigos politicos-)

Escrito por Abenjaldun, economista del siglo XIV, árabe andaluz. ¿No les suena familiar?

Sabed que cuando los ingresos del imperio ya no bastan para cubrir las erogaciones y menesteres del gobierno, resultantes del progreso del lujo y sus exigencias, el jefe de Estado se encuentra obligado a hallar nuevos recursos y descubrir fuentes excepcionales para contar con numerarios y solventar sus compromisos. Entre tanto impone cargas sobre cuanta transacción mercantil efectuada por los súbditos y establece derechos de mercado, tal como dejamos asentado en el capítulo precedente; o bien aumenta los impuestos de toda especie ya existentes, o bien todavía apremia a los agentes del fisco y los receptores de renta a rendir nuevas cuentas, porque se supone que se han apropiado de una parte considerable de las recaudaciones, sin darle entrada en los asientos correspondientes.

Otras veces se procura incrementar los ingresos mediante la creación de empresas comerciales y agrícolas que operan a nombre del sultán. Viendo que los negociantes y los agricultores recogen cuantiosos provechos de sus respectivas actividades, a pesar de la modicidad de sus recursos pecuniarios, e imaginando que la ganancia es siempre en relación directa con el capital invertido, el soberano adquiere bestias, y se emprenden trabajos agrícolas con la esperanza de lograr buenas cosechas, e invertirlas en mercancías para especular con ellas y aprovechar las fluctuaciones del mercado, pretendiendo acrecentar así los ingresos del Estado y alcanzar grandes utilidades. Mas eso es un grave y nocivo error, bajo varios puntos de vista, a los intereses del pueblo: desde luego coloca a los agricultores y comerciantes en situación muy difícil para conseguir animales y mercancías, anulándoles los medios que facilitan a ello. Los hombres de estas clases, siendo más o menos de iguales posibilidades económicas, se hacen la competencia hasta los limites de sus medios; pero cuando tienen por competidor al mismo soberano, que dispone de sumas infinitamente mayores que las suyas, apenas alguno de ellos puede mantenerse en pie y seguir logrando un tanto de sus menesteres. Tal estado inunda los espíritus de tristeza y aflicción.

Además, ocurre con frecuencia que el sultán se apropia de productos y mercancías por la fuerza, o a un precio irrisorio, puesto que nadie osa discutirle, lo cual redunda en fuerte pérdida para los vendedores. Por otra parte, cuando cosecha los frutos de sus cultivos, tales como granos, seda, miel, azúcar y otros productos de esta índole, o que ya se encuentre en posesión de una grande cantidad de diversas mercancías, al estar obligado a subvenir inmediatamente las necesidades del Estado, no puede esperar la temporada de los mercados, ni la demanda regular de esos artículos; por tanto, compele a los comerciantes de los respectivos ramos a comprárselos, y a un precio que excede regularmente el valor real de dichos artículos. De tal suerte se ven privados de su dinero contante, sobrecargados de mercancías que quedarán en su poder largo tiempo inactivas, y forzados a suspender las operaciones que les producían para vivir. Por esta razón, cuando la necesidad de dinero los apremia a vender una parte de esas mercancías, apenas le sacan un exiguo precio, debido al estado siempre languidecente del comercio.

Quizá suceda a menudo que un negociante o un agricultor se deshaga así de sus fondos gradualmente, hasta agotar su capital, y verse obligado a cruzarse de brazos. Casos semejantes se reproducen frecuentemente, con gran perjuicio para el público: en consecuencia concluyen en no alcanzar ganancia alguna, en sentirse agobiados por una dura estrechez, y carentes de todo aliento para seguir bregando en sus ocupaciones. Los ingresos del país se resienten, puesto que consisten casi enteramente en contribuciones pagadas por los agricultores y los comerciantes. Sobre todo después del establecimiento de derechos de mercado para incrementar la renta del gobierno que ello se hace más sensible. Si los agricultores y los comerciantes renuncian a sus actividades, la renta deja de existir, o cuando menos sufriría una merma enorme. Si el soberano comparara las débiles utilidades (que derivan de sus empresas comerciales y agrícolas) con las sumas provenientes de los impuestos, las encontraría menos que insignificantes. Aun cuando estas operaciones le rindieran considerablemente, le causarían mucho mayor pérdida del lado de la renta, porque ordinariamente no se le obliga a pagar los derechos de entrada ni de venta, mientras que a los demás comerciantes se les exige siempre la cuenta del erario. Añádase a ello que esas empresas gubernamentales implican una vulneración a los intereses de los súbditos, cuyo quebranto se traduce en menoscabo del reino. En efecto, si los súbditos del Estado carecen de oportunidad para incrementar su dinero en el comercio y la agricultura, dicho dinero se va disminuyendo día con día, y, una vez consumido por los gastos, quedarán en la ruina. Eso es un hecho que debe considerarse detenidamente.

Los persas escogían siempre para rey a un miembro de la familia real distinguido por su piedad, su bondad, su instrucción, su liberalidad, su valentía y generosidad, y, además, le hacían tomar el compromiso de gobernar con justicia, de no ejercer ninguna profesión, que pudiera perjudicar los intereses de sus vecinos, no practicar el comercio, a efecto de no interesarse en el alza de los precios, y no tener esclavos a su servicio, porque jamás dan buenos ni útiles consejos. En conclusión, únicamente las rentas del Estado pueden acrecentar la fortuna del soberano y aumentar sus medios. Nada fomenta mejor las rentas que el trato equitativo a los contribuyentes y su administración con justicia; de esta manera se sienten alentados y con disposición para trabajar tesoneramente a efecto de hacer fructificar sus dineros; de aquí el incremento de los ingresos del sultán. Toda otra fuente que un soberano pretendiera, la del comercio, por ejemplo, y la agricultura, perjudica de inmediato a los intereses del pueblo, a las rentas del Estado y al desarrollo del país.

miércoles, abril 09, 2008

The Grid: las venas abiertas…de Internet

Internet está a punto de morir. Será reemplazada por The Grid, una fabulosa red mundial en ciernes, que procesará datos 10.000 veces más rápido que la actual banda ancha de Internet. A ver si se entiende: el futuro llegó, ya.

“Con este tipo de potencia de las computadoras, las generaciones futuras tendrán la capacidad para colaborar y comunicarse de una manera las personas mayores como yo no pueden ni siquiera imaginar”, Dr. en Física David Britto (miembro del equipo del Proyecto Grid)

"La idea básica de la GRID consiste en aprovechar los medios de computadoras distribuidas en el mundo para interconectarlas en un dispositivo global de cálculo y de almacenamiento de información. Es la unión de varios centros de cálculo que realizan investigación para un logro común"(Ing. Mario Benedetti, del CONICET)

Con un acceso a procesamiento de información diez mil veces más rápido que el actual, seremos capaces de bajar películas en cinco segundos, las ciencia global permitirá comparar decenas de millones de datos en segundos para emitir diagnósticos médicos, meteorológicos, o de física de fluidos. La gente simplemente estará toda accesible y conectada todo el tiempo que desee, las distancias se disolverán, los recursos serán accesibles con el simple deseo de acceder. Tardará más nuestra cabeza en elaborar la demanda que en obtener el resultado.
En Cuba, en África, la gente casi no ha accedido aun a Internet. Y no por culpa de ningún bloqueo, a excepción del mental, que desconfía de la globalización que trae Internet. Así que imaginamos la cerril oposición a The Grid que la izquierda reaccionaria, el ecologismo y el integrismo opondrán, mancomunadamente.
La modernidad dejará atrás -sin que ellos se den cuenta- a los nostálgicos de los “recursos naturales”, como si el estaño o el plomo tuvieran alguna incidencia estratégica en el mundo por venir. Mientras en América Latina los comandantes se dedican con entusiasmo a estatizar empresas, en el mundo se están diseñando las infraestructuras del futuro que harán casi obsoletas las distancias y,en cierta medida, a esas empresas que se empeñan en “recuperar” para el Estado Intervencionista.
Las cosas cambiarán tan rápido, en la próxima década, que los tipos de la izquierda llorosa sentirán nostalgia por la actual Internet y se quejaran del compulsivo afán tecnocrático de The Grid. Posiblemente algun Galeano del futuro denunciará el despojo que ha sufrido Internet por parte de The Grid y ecribirá “Las venas abiertas de Internet”.
Fueron.

martes, abril 08, 2008

Mi comentario "Mensaje cuasimafioso", publicado en el blog de Tambosi.

Ver acá

Gracias Orlando, a ver si armamos el Mercosur de la Información!


Estos son los comentarios dejados en el articulo que publica Tambosi:


Anônimo molleri disse...

É a hipocrisia pós-botox! Por que ela não pressiona, então, seu "muy amigo" Tchávez a contatar as FARC para libertar dezenas de Venezuelanos, eu disse Venezuelanos, sequestrados pelos terroristas?

17:32
Anônimo pauloaraujo disse...

Tambosi

Há estudos sobre essa compulsão tão característica dos proto-ditadores e ditadores? Por que eles gostam tanto de falar?

17:52
Blogger Maria do Espírito Santo disse...

Se os ditadores adoram falar, imagine as ditadoras! É o "falo feminino" em ação... O pior do "falo" dessa aí, pelo que os números indicam, é o forte indicador de um crônico priapismo... Quem nos dera que o problema dela fosse ejaculação precoce!

18:00
Anônimo Leticia disse...

Melhor não dar idéia.
Vai que ela resolve compilar e lançar em livro (bancado pelo governo, of course)?

22:54
Anônimo Anônimo disse...

Olhando bem, a foto dessa morrocha é muito mais agradável que a do sapo barbudo, ou a do ogro venezuelano, ou mesmo a do cabeça de capacete da Bolívia. Ao menos pelo lado estético, os argentinos estão em vantagem.

10:11
Blogger Maria do Espírito Santo disse...

Mas a boquinha de chupar ovo é dose...

22:51

lunes, abril 07, 2008

Pronósticos

Soy enemigo de los pronósticos. Ya bastante difícil es entender qué ha pasado, para animarse a prever lo que vendrá. Además, los grandes relatos hegelianos, marxistas , nacionalistas y ahora los ecologistas se basan en exaltados pronósticos, generalmente errados, sobre el derrotero que tendrán las cosas en el futuro. Eso no implica la ingenuidad de desconocer de que a cada causa le sigue un efecto, el cual goza de cierta probabilidad conocida de ser real. Pero se trata de pronósticos de “corto alcance”, que no pretenden ser guias de la acción futura, sino advertencias sobre probables efectos no previstos, negativos, de las decisiones – presentadas como bonanzas - de hoy
Por ejemplo, si un funcionario (X), congela (CO) el precio (W), existe un alta probabilidad de que se produzca desabastecimiento (D) , porque los productores (B) consideraran que ese precio no les compensa los costos de producción (CP) y dedicaran sus esfuerzos a otros bienes (OB) , no controlados. Al disminuir la oferta(DO) , se produce desabastecimiento (D).
Para ponerlo en las formulitas que aman los economistas

(1)

-Si X CO W, entonces
-B W < CP, entonces
-B OB y
-DO, entonces
-W=D

Esta claro?

Vamos entonces a hacer algunos pronósticos de “bajo nivel de generalidad” , o de “corto alcance”

1) Baja de apoyo popular. Las encuestas reflejan el dramático giro que ha realizado la opinión pública. El aura de poder que se desprendía de apoyos a Néstor Kirchner del orden del 70%, se ha diluido en un triste 40-45% de apoyo a Cristina. En solo tres meses, la Presidente ha perdido veinte puntos de apoyo popular. Suele ser un camino sin retorno

2) Inflación creciente. Tal como todos los economistas preven, del orden del 30-40% para 2008, y más para 2009.
Según Luis Rappoport, “ durante el 2008, con inflación del orden del 40%, con retraso cambiario y con un lento e insuficiente replanteo, vamos a seguir creciendo. Eso sí, con un superavit externo más medido. Es la preparación de una fiesta posterior al 2008: la de la devaluación brusca, con puerta doce incluida. Para ese momento habremos regresado a diciembre del 2001. Estaremos navegando, nuevamente a la deriva”

3) Ruptura con el Interior. En ese diagnóstico de mediados de 2007 faltan los elementos que la inagotable imaginación gubernamental ha desatado posteriormente, en especial el conflicto terminal Campo-Gobierno. Digo terminal porque ambas partes sienten que está amenazada su supervivencia. Ese conflicto ha puesto en marcha diversos procesos de ruptura, conflicto y amenazas.
Cristina Kirchner solo obtuvo el 33% del voto de las grandes ciudades en octubre de 2007. Su gran fortaleza electoral se asentó en dos territorios distintos (y contradictorios) : el Interior y el Conurbano de Buenos Aires.
Acaba de enajenarse el apoyo del interior, lo cual electoralmente huele a catástrofe. En octubre, el dia después de las elecciones escribí: “La Argentina profunda, el interior, la tierra adentro, tanto al norte como al sur apoya a CK, aunque no en forma hegemónica. Con variaciones por provincia y ciudad, la mitad vota oficialismo, y la mitad oposición. Se juntan allí desde barones semifeudales a políticos K de cualquier partido. En general el interior mantiene una relación amor-odio con el poder nacional que nace de su extrema debilidad , la dependencia de los aportes de Casa Rosada y la imposibilidad de armar una alternativa. Se agachan y votan por el poder central, cualquiera sea éste, en la esperanza de recibir una migaja más, este año. Lo odian profundamente, sin embargo. Han olvidado su dignidad hace mucho, aunque quizás algún día se acuerden de que vivir es algo más que agacharse.

Y terminaba:

Creo que algún día la Argentina Moderna y Urbana se encontrará con la Argentina Profunda y se pondrán a diseñar el país del siglo 21, en serio

Esa Política-ficción que planteaba en ese momento, tuvo un comienzo de realización con el paro agrario y la inédita alianza campo-ciudad, precedida de la inédita unidad del sector más allá de sus diferentes entidades. La temática del federalismo estalló con el tema del manejo de las retenciones, lo mismo que la critica terminal al modelo de concentración de poder y recursos, que es el único libreto posible para el kirchnerismo. (Casos Córdoba, Santa Fé: despegue del “automatismo”, búsqueda de bases de poder propias, los Gobernadores como cabezas del reclamo, no como delegados del poder central)

O sea, la base electoral kirchnerista en el Interior está resquebrajada.


Por eso, el repliegue al ultimo territorio fiel: el GBA. Tal como lo describía en octubre “Por último, en el Conurbano de BsAs la candidata oficial arrasa por casi 60 a 40 (…) Este territorio, conducido por caudillos locales - que se afianzan por largos períodos, con su anticonstitucional sistema de reelección permanente- con el tejido incansable de negocios sucios, contratos de obra con retornos, arreglos mafiosos, circulación de droga, juego, prostitución, desarmaderos, barras bravas, piratas de la ruta, policía brava, bandas sindicales… este GBA de la crónica policial de cada día, es la base de sustentación, hoy día, de cualquier proyecto presidencial . Vive en estos pocos kilómetros casi el 30% de la población. Con tener aceitado el mecanismo clientelar de la veintena de distritos basta. Tarea diaria, a tiro de la casa Rosada, que Néstor K, especialmente, jamás desechó realizar. Todas las semanas inaugura alguna posible promesa de vivienda, salita de salud o escuela en Villa Luzuriaga o en El Tropezón. La misma tribuna de “fuerzas vivas” locales, los mismos movilizados por los aparatos municipales y sindicales, los mismos aplausos a cada palabra… y a contar los votos.”

4) Progresiva violencia oficial. Este será, a partir de ahora, el escenario que CK frecuentará semanalmente. Aceitará cada relación con cada intendente del conurbano, ansiosa por contrapesar los votos que ha perdido en el Interior. De ahí, la “peronización” del discurso, la apelación a consignas viejas , la vuelta triunfal de la palabra “oligarquía” y del racismo invertido de D´elía frente a todo lo que huela a clase media, porteña, blanca, gorila, oligarca…De ahí la glorificación de lo sindical, lo industrial, los “aparatos” clásicos del peronismo, las “62”, la inminente Juventud Sindical Peronista, etc.

5) Crecientes escenas de Materialismo Histérico
Sin guía , más que la desesperada economía morenista que genera el desabastecimiento y la inflación y después corre a castigar a los “malos comerciantes”, alejada de las corrientes de inversion mundiales, sin lograr un acuerdo con el Club de Paris, con un discurso ya gastado sobre el resurgir argentino post- crisis, sin capacidad ni voluntad de buscar otras alternativas, la presidente verá consumir su capital político. Pero eso la pondrá cada vez de peor humor. Sobreactuación frente al micrófono. Veremos episodios de materialismo histérico con frecuencia cada vez mayor.
Hoy serán los diarios, a los cuales habrá que “monitorear”, mañana no le gustará tal o cual película o novela, cuestionará diarios, canales, programas, entidades crecientemente en busca del perdido “calor popular”.
Esto será su canto del cisne. En la Argentina del siglo XXI ciertos límites no pueden ser sobrepasados.

jueves, abril 03, 2008

Mensaje cuasimafioso




La Presidente de la Nación pronunció exactamente 80 discursos desde el 10 de diciembre hasta el día 2 de abril, segun consta en sitio de la Presidencia. Esto significa que en unos 110 días se dirigió al público, una vez cada 1,37 días. Si estimamos que cada discurso requiere al menos dos horas de preparación y media de enunciación, la Presidente ha invertido 185 horas de su tiempo en enunciar o anunciar hechos , propositos, objetivos. A este ritmo, en 2011 habremos escuchado a la Presidente en 1061 oportunidades, lo que le habrán insumido exactamente 331 días integros de preparación y enunciación. Una cuarta parte de su tiempo lo dedicará, entonces, a Decir, no a Hacer. Si cada discurso tiene un promedio de 1000 palabras, la Presidente nos bombardeará en los próximos cuatro años con UN MILLON DE PALABRAS. (a 400 palabras por pagina, UN LIBRO DE 2500 PÁGINAS)
¿No era hora que alguien le dijera, simpaticamente, que hay que moderar un poco la lengua?

miércoles, abril 02, 2008

Una voz cubana

De un anonimo post en el blog de Yoani

Lajera concuerdo contigo en que estas dadivas en forma de migajas no son mas que parte del programa para mantener el poder. Hay que quitarle un poco de presion a la olla no vaya a ser que explote y un dia de esto no la puedan usar mas. Esto es puro espectaculo para entretener a la prensa internacional para que dediquen grandes editoriales a los cambios de Raul. Lo quieren mostrar al mundo como el salvador, el reformista de Cuba dejando a un lado su carrera de tirano, de despota y de controlador. Carrera en la que ambos hermanos tienen demasiada experiencia.

Que se lo crea quien no conozca a esta gente. Cosas como estas ya las vi y las vivi mientras estaba en Cuba antes de emigrar. Recuerdo cuando re-abrieron los mercados libres campesinos. Siempre hubo escasez de todo pero al menos se aliviaba un poco ya que se podia comprar de vez en cuando verduras, alguna que otras frutas y vegetales. Cuando el gobierno se dio cuenta de que los campesinos estaban ganando billete y que podian llegar a ser independientes del estado comenzaron a regular los precios de los productos a precios de miseria. Al punto que muchos campesinos preferian que las cosechas se pudrieran antes que regalarselas al gobierno. Lo mismo paso con la despenalizacion del dolar, con la entrada de los cubanos a las tiendas en area dolar y a los hoteles. La misma historia con las tiendas de los ricos, las tiendas del oro y la plata. Cuando el gobierno necesita colectar liquido, efectivo enseguida aparecen todos los productos lo mismo de Japon que de Estados Unidos. Donde esta el bloqueo? El bloqueo esta en las mentes de Fidel y Raul y en las salas donde se reune el Comite Central del Partido. Esa es el arma que ellos usan para su beneficio todo el tiempo. Ya no hay tiempo para arreglar las cosas, las mentiras son demasiado evidentes y no pueden soltar porque han matado a mucha gente y hay mucha sangre corriendo. Lo menos que les importa y les ha importado es aliviar los problemas del pueblo. Esto no es nuevo, es la misma vieja tactica de siempre, de quitar y poner segun las necesidades que tengan los dictadores en el bolsillo.

Esta situacion es otra cortina de humo para nublarle la vista a la gente y crear una falsa opinion publica de que existe una voluntad de cambio. Yo me pregunto cuando van a soltar a los que han puesto en prision por criticar la doble moneda, la falta de derechos, la miseria, la escasez y por denunciar la vida de ciudadano de segunda clase que el regimen le impuso al cubano por 50 anos? El dia que liberen a todos esos presos entonces si me convencen del cambio, mientras tanto sigo dudando y pensando de la misma manera. Esto es otro espejismo para tratar de enganar a los tontos y a los periodistas sensacionalistas que tanto abundan en estos tiempos.

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!