Se produjo un error en este gadget.

miércoles, enero 30, 2008

La ética del microorden

Aprendo de Hayek. Este olvidado “neoliberal”, cuyos libros casi son inaccesibles en las cultas y bien provistas librerías de Buenos Aires, donde su nombre, para los que vagamente lo conocen, suena a “privatizaciones salvajes”, es posiblemente el historiador y economista básico del siglo XX. Junto con su maestro Von Mises, y su amigo Popper constituyen la base de un pensamiento extraordinariamente rico , que enfrenta desde el plano argumental al pensamiento dominante del siglo, sea de las izquierdas marxistas o las derechas nacionalistas.

UNO
Me encanta su caracterización de Aristóteles como padre de la “etica del microorden”, es decir el que desconfía del afan de lucro del comerciante y requiere pequeñas aldeas autosuficientes, manejables, solidarias. O sea, todo lo contrario de la Atenas en la que nació, alimentada con el trigo africano, comerciando con Egipto, Sicilia o España , obteniendo así los recursos necesarios hasta para financiar a pensadores reaccionarios como Platon o Aristóteles, desdeñosos de tanta vulgaridad…
Ambos reaccionan contra la civilización y añoran el orden campesino o la rígida autoridad de los sabios.
Su legado es recogido por Santo Tomas y de allí se constituye la doctrina básica de la Iglesia: no al comercio y la usura, no al lucro, dar al pobre limosnas, caridad, solidaridad, preservar el cuerpo de la comunidad, el rebaño tras el pastor. Dice Hayek: “La animadversión hacia la práctica del comercio, que ha prevalecido tanto en la Iglesia de entonces como en la de ahora, su condena del cobro de intereses -que antaño se equiparó con la usura-, su defensa del precio justo y su displicente tratamiento del beneficio, son ideas impregnadas de pensamiento aristotélico.”

DOS
Segunda idea: el comercio es “la madre de las revoluciones”, es la estructura vincular que permite el intercambio a largo plazo, la interdependencia geográfica. Desarrolla el lenguaje, la aceptación del extranjero, la adaptación de culturas exógenas, el intercambio humano. Pero el comercio estuvo en manos de personas, de mentes individuales, de pescadores de oportunidades, al acecho de ideas y productos nuevos, para realizar valor; no a cargo del Estado.
Cuando el Estado intervino fue para obtener su tajada, coartando muchas veces la libertad de comercio, destruyendo ese valor. Es falsa la idea del estado comerciante: solo individuos activos , a la búsqueda de lucro fueron capaces de abrir las rutas al comercio. (Lucro, “fea” palabra, cargada de la condena eclesiástica: pero que significa beneficio, ganancia, realización del capital, el motivo para que alguien arriesgue su pellejo yendo a comerciar con tribus remotas de las estepas asiáticas.)


TRES

Hay cuatro “piedras angulares”, basamentos, de este edificio que comparten prácticamente todos los intelectuales y científicos de los últimos doscientos años, al decir de Hayek:

1) No es razonable plantearse objetivos que no puedan justificarse científicamente
2) No se puede aceptar lo que no se puede comprender
3) Hay que especificar previamente el fin que se persigue, a fin de mantener determinada conducta
4) No hay que comenzar nada si sus efectos no son plenamente conocidos de antemano, perceptibles y positivos.

Esto implica ignorar el conocimiento acumulado por generaciones, bajo la forma de costumbres, tradiciones y moral. Significa manejarse exclusivamente con variables “conocidas”, rechazando los factores desconocidos ( y potencialmente amenazantes)
Todo los fines deben ser explícitos y sus efectos “colaterales” conocidos y , además, buenos.
Así como del Universo solo se conoce el 10% de la materia , la que es visible, y un 90% es la “materia oscura” que no por invisible deja de ejercer ni más ni menos que la función de amalgamar a las galaxias; así en la historia humana existe un desconocido caudal de costumbres y leyes morales que permitieron la evolución económica y cultural de los últimos dos mil años, pero están opacadas por las luces de la Razón, que como estrellas en el firmamento son el “único” producto humano que vale la pena aplicar y conocer. El racionalismo pretende, por lo tanto instituir un orden perfecto como producto del puro ejercicio de la razón y para ello simplemente no concibe límites: todo es solucionable mediante la Razón.

Agrega Hayek: “ ninguno de estos condicionamientos parece ni siquiera sospechar que en determinados campos del conocimiento puedan existir límites a la razón o al propio conocimiento ni considerar que, en tales circunstancias, la función fundamental de la ciencia es descubrir estos límites. (…) Subrayemos, en segundo lugar, que estos enfoques no sólo nacen viciados por una inadecuada apreciación del verdadero problema a considerar, sino también por una total falta de curiosidad sobre cuál puede haber sido el proceso a través del cual se ha formado, de hecho, el actual orden extenso de cooperación humana, así como la forma en que puede garantizarse su buen funcionamiento, y, por fin, sobre las consecuencias que podría acarrear la desaparición de las pautas de comportamiento que facilitaron su aparición y que hoy mantienen su eficacia.”

Para decirlo en criollo: los intelectuales juegan a ser dioses, haciendo tabla rasa con miles de años de evolución cultural, desechandola como meras “supersticiones”. Los “modernos”, dotados de inteligencia y Razón, van a construir el mundo perfecto, evidente, claro en sus objetivos y fines, un mundo sin contradicciones, sin lucha de clases, un Mundo Feliz.
Así nos fue.

Del blog de Tambosi: recoge mi referencia al blog de Yoani

A Cuba que Niemeyer e o padreco Betto não vêem nem ouvem

Estéban, do Monologia (links), chama atenção para a nova geração cubana que chega aos blogs. Um exemplo é Generación Y, mantido por Yoani Sánchez, filóloga nascida em 1975 e pouco encantada com os delirantes contos dos avós "revolucionários". Sua reflexão sobre um simples banco de escola já diz tudo:


Lugar de confluencia obligatoria, a un costado de la puerta principal del edificio Dihigo, descansa el rojizo mastodonte que es el “banco de la escuela de Letras”. Sobre él se han posado en las últimas décadas las más ilustres asentaderas de nuestra intelectualidad. Muchos de esos traseros letrados descansan hoy en un butacón en París, caen sobre una silla en Buenos Aires o aplastan el cortado césped de un campo alemán. A pesar del largo peregrinaje de una buena parte de sus “inquilinos”, el largo asiento permanece -con su perdurable caoba- en el mismo lugar.

Só resta torcer para que o ditador e seus esbirros não censurem mais essa iniciativa. Bene, as ditaduras passam trabalho para controlar a rede. Inteligência nessa área é escassa entre a turma da foice e do martelo (bah, um símbolo que nasceu primitivo!).

martes, enero 29, 2008

No puedo dejar de leer a Yoani, la blogera cubana

Generación Y, La Habana, Cuba

Salir del armario
12 de Diciembre, 2007

Mi amigo Miguel, gay y contestatario, se siente esperanzado con las nuevas medidas impulsadas por Mariela Castro, que le permitirán acceder a una cirugía de cambio de sexo. Sueña con tener un carné de identidad que diga que es “ella” y no “él” y con ser tratado como la mujer que se siente. Sabe, sin embargo, que tendrá que esperar mucho más para afiliarse legalmente a un partido socialdemócrata, para manifestarse con un cartel por sus derechos laborales o para votar -en elecciones directas- por otro presidente.

Con su nuevo nombre, que desde hace años tiene decidido que será Olivia, no se librará del todo de la intolerancia. Quizás llegue a ser aceptado en su diferencia, siempre que está sea “de preferencia sexual” y no de “tendencia ideológica”. Salir del armario de sus opiniones políticas le llevará más tiempo y le recordarán, en su debido momento, que esta Revolución le ha permitido el sueño de su transexualidad.

No entiendo muy bien como se puede convocar a la tolerancia parcelada e inconclusa. Cómo se puede estar a la avanzada en el tema de los matrimonios entre homosexuales y no permitir –por otro lado- que nos “casemos” con otra tendencia política o doctrina social. Todos los miles de cubanos encerrados en sus armarios de doble moral, reprimiéndose sus verdaderas opiniones –como si de un gesto afeminado se tratara- están esperando porque una Mariela Castro diga públicamente: “A estos también hay que aceptarlos y tolerarlos en su diferencia”. Miguel será entonces la mujer socialdemócrata que siempre ha soñado.

Poema cubano

Ahora que permiten criticar:
¡Qué bellos son tus ojos, vida mía!
Me gusta tu manera de bailar
Y el fuero peculiar de tu alegría.

Ahora que permiten criticar:
Me voy al Malecón y espero el día;
Me quiero dedicar a descansar;
Las flores del jardín son tan bonitas…

Ahora que permiten criticar:
Estreno un pantalón y una camisa;
Pusimos una hamaca en el portal
Y un timbre que parece campanita.

Ahora que hasta el mudo quiere hablar
Y está de moda el grito y la querella:
Tus piernas, las quisiera devorar,
El modo en que caminas y te sientas.

Ahora que permiten:
La calle está repleta,
Las bolas y los chistes,
El cielo y las estrellas.

Ahora que permiten criticar:
Compré un ordenador y una cazuela;
Mi amigo preguntó para variar:
La luna está redonda y placentera.

Pedro Luís Ferrer

lunes, enero 28, 2008

Autocrítica de Chávez

¿Por qué desapareció la leche?;
¿por qué un gobierno revolucionario no ha podido en nueve años cambiar la terrible situación de las cárceles?;
¿por qué la inseguridad sigue siendo un problema tan grave en las calles, en los pueblos y en los barrios?;
¿por qué no hemos podido solucionar problemas tan graves que azotan en cada esquina? ;
¿por qué sigue tan fuerte y descarado el contrabando?;
¿cuál es la razón de la impunidad?;
¿por qué las mafias siguen incrustadas en los servicios públicos?;
¿por qué las gestiones ante las instituciones públicas siguen siendo una pesadilla?;
¿cuándo acabaremos con los chantajes de permisología?;
¿por qué cuesta tanto producir bienes?;
¿por qué seguimos consumiendo alimentos importados?
¿por qué la corrupción no ha sido derrotada?"


Estas fueron las preguntas, increiblemente sinceras y elocuentes, de un mandatario revolucionario que está empezando a darse cuenta del desastre que produjo. Es un rasgo positivo, que al menos a mis ojos lo pone a la altura de un ser humano normal, con el cual puede discutirse. Y es , obviamente, la confesión de su fracaso e impotencia para salir del callejón sin salida a que ha conducido a su país.

Sería bueno que admita, en la misma línea de sinceramiento, que es hora de dejar los absurdos controles de precios, de sincerar las variables básicas, de acabar con la fiesta petrolera, de despedir a la mitad de sus ministros, de dejar de lado su Socialismo del siglo 21, de plantearse un gobierno de unidad nacional para hacer más suave su despedida del poder, la cual se producirá, a Dios gracias, en 2012.

viernes, enero 25, 2008

La Especie Nueva

No les bastaba con el Hombre Nuevo, esa eugenesia social que pretendía “mejorar” la raza humana no ya mediante la selección de los mas aptos o de la raza superior, sino mediante la más sutil y antigua forma de manipulación de las mentes, a través de la “educación política”. No. Ahora, dotados de un poder diabólico, pretendían crear una Especie Nueva.
En efecto, cansado Dios de su tarea agotadora de atender los ruegos de miles de millones de seres humanos en pena, se decidió a acabar para siempre con esa especie. Para eso fue rodeándose de diligentes ayudantes: un señor austriaco que se encargó de 50 millones, un señor georgiano que cargó a unos 40 millones, un chino que pudo con 60 millones y varios pequeños demonios ayudantes: Pol Pot en Camboya, Kim il Sung en Corea del Norte, pequeños jefes politicos de Medio Oriente e incluso de Argentina.
(Habría que aclarar a esta altura que Dios y Satán son una única entidad)
Decidida la suerte de la humanidad, Dios convocó a los sabios a crear una nueva especie, a prueba de tristezas. Una especie con pocos sentimientos, gran sentido práctico y capacidad organizativa. Una sociedad perfecta, dirigida por sabios, tal como Platón la imaginó. Una maquinaria perfecta, a la manera de la Alemania Nazi, que sacó de la postración a ese país y casi domina el mundo. Un aparato de dominación espiritual de inspiración marxiana, a la manera del comunismo, aunque logrando una adhesión más sincera de la gente.
Pero lo fundamental era crear una especie que abominara del individuo y sus ridículos sentimientos. De eso estaba Dios aburrido: de novias abandonadas, viudas llorosas, madres sufrientes, viejos temerosos de la cercana muerte, bellas temiendo a la vejez, hombres angustiados por la pérdida de virilidad, politicos ansiosos por ganar la próxima elección, en fin , gente desesperada por el problema de diseño que no pudo prever cuando creó a Adan: un excesivo YO autoconciente, hipercrítico, con la muerte y la enfermedad siempre presentes, con pocas alegrías y muchos temores.
Debatían entonces las mentes lúcidas de la Humanidad para no repetir el error original: Marx, Hegel, Platón, Newton, Freud, Hume, Voltaire, Kant y muchos más se unían en largos debates tratando de convencer a Dios de las bondades de uno u otro modelo de Especie Nueva.
La clave era crear un ser sin deseos, pero lo suficientemente motivado para no echarse a dormir y abandonarse a la buena de Dios, con perdón.
Cómo unir ganas de vivir con perfecta ignorancia sobre la muerte que acecha al final?
Cómo juntar alegría con absoluta falta de sentido del humor, ironía y doble sentido?
Como diseñar seres perfectos, que no compitieran entre sí por el amor de aquella muchacha, la más linda del barrio?
Como crear creadores, sin rencores que acallar, penurias que remontar, deudas que pagar?
Cómo crear triunfadores, líderes, sin hambre de poder?

- Hagamoslos eternos, sin temor a la muerte..natural
- Pero posibles víctimas de asesinos
- Controlemos a los asesinos, quitemosle los deseos.
- Y como vamos a lograr que evolucionen, si les quitamos el deseo?-pregunto Freud
- Que no tengan necesidades. Que con poco alimento básico, pasto por ejemplo, puedan arreglarse
- Para alimentar ochenta kilos , tendrían que pastar quince horas diarias, no tendrían tiempo para crear cultura, mejorar la economía…
- No podemos violentar las leyes de la naturaleza, desgraciadamente. Sobre lo único que podemos actuar es sobre el cerebro: algun mecanismo que potencie la quietud y el contento y que reprima el conflicto y la angustia.
- Drogas, químicos, ansiolíticos, calmantes, narcóticos, anfetaminas
- Somíferos, quizás
- Que duerman veinte horas por día
- Y quien trabajaría?
- Esclavos, una subespecie de clones, sin alma , sin sentimientos, solo motivados por su amor al trabajo, a la recompensa de hacer bien la tarea.
- Y como lograr semejantes máquinas. No podemos inventar de la nada, violar las leyes naturales: ¿qué ser vivo ignora el juego, el amor, el descanso?

Así seguían discutiendo, décadas y décadas, mientras Dios los dejaba hacer, casi convencido de la inutilidad del debate.
Aquí abajo, mientras tanto, la gente se arreglaba como podía, cargando su angustia con dignidad o con ridículo, cayendo en cultos colectivos que exorcizaban el temor y los unían a entidades anónimas y omnipotentes: la Religión Verdadera, la Raza Superior, la Clase Destinada, la Mejor Nación, el Mejor Movimiento Político, la Mejor Filosofía de Vida, la Forma Más Natural de Vivir Ecológicamente, el Más Grande Líder.
Otros, con más humor y sabiduría, sabían que vivimos en solo uno de los millones de universos existentes, que somos un milagro casual y que hay que aprovechar cada instante fugaz para crear felicidad o ,al menos, su simulacro: una cena magnífica, esa canción que nos hace lagrimear, el primer hijo, mi mujer, mi madre, ganar un concurso, obtener un trabajo, cosechar un logro. Poca cosa. Muy lejos de la Nueva Especie que pergeñaban en el más allá.

Manipulación

En la lógica progresista el pueblo nunca se equivoca…cuando vota a Chávez o a Evo. Pero cuando vota a Uribe “está siendo manipulado por los Grandes Medios”.
Es infalible: el pueblo solo es pueblo cuando se encolumna tras las banderas del socialismo, en cualquiera de sus variantes, aun la nacional-socialista . En cambio es “masa manipulada” cuando se comporta de modo extravagante, votando a Aznar en España o a Uribe en Colombia, o adquiriendo objetos capitalistas.
Afirman, por ejemplo, que desde las oficinas del Imperio se diseñan programas televisivos como Gran Hermano o Video Match, para embrutecer a las masas y hacerlas manipulables a voluntad. Se vitupera al celular, el MP3, las zapatillas deportivas, la muñeca Barbie, todos diabólicos objetos destinados a violar la inocencia de los pueblos e inducirlos al error capitalista. Cuidado, también, con las películas de Hollywood -obviamente parte de la misma conspiración imperial. Lo bueno son los juguetes didácticos de madera, el arte primitivo, el cine francés, el teatro independiente, la pintura de Carpani, la música de la trova cubana, las peñas folklóricas.
Ellos nos cuidan de la manipulación hecha a través de los diarios, los blogs, los websites, las revistas, los libros, los discos, el cine, la moda, el teatro, la gastronomía, la televisión, el cable, CNN, Discovery Channel, los juguetes, los libros de texto, los comics, los dibujitos animados, el animé, esto., aquello, lo de más allá, cuidao con esa ropa, ese peinado , ese vestido, ese rouge, ese perfume, ese anillo, eso, esto, aquello.
Tan ocupados están cuidándonos que se despreocupan un poco de la inflación, el desabastecimiento, la crisis energetica, la corrupción, la burocracia, el clientelismo, y se olvidan de fomentar la creatividad, la libertad, la voluntad, las ganas de progresar, el desafío personal. Todo sea en nombre de la igualdad, la solidaridad y el compromiso militante.

Un Blog cubano imprescindible: Generación Y

Yoani Sánchez es una joven cubana , residente en La Habana, desde donde se anima a armar su blog Generación Y.(link) Como el acceso a Internet en Cuba es muy reducido, arma sus textos en casa, va a un ciber café - donde una hora de navegación cuesta medio salario básico- y así nos informa a todos qué pasa en Cuba, con ojos de cubana residente allí. Aca va una muestra de sus artículos:


Las energías ¿ocultas?


Recuerdo cuando en el año 94 se permitieron las licencias para abrir un restaurante privado (paladar) o una cafetería. La Habana se llenó de kioscos improvisados que nos devolvieron perdidos sabores y añoradas recetas. En un par de meses toda la creatividad contenida se explayó en cientos de sombrillitas, mesas sacadas al portal y hasta sofisticados sitios para degustar un batido de mamey o un pastelito de guayaba. Las energías contenidas por miles de cubanos se materializaron en productos y servicios, de una calidad y una eficiencia no conocidas por mi generación.

Presenciamos -entre atónitos y felices- el rebrote de la pequeña empresa privada que nuestros padres habían visto ahogarse con la Ofensiva Revolucionaria de 1968. Un paseo por las calles de mi Centro Habana natal, era la confirmación de que la escasez anterior no había sido fruto de una innata incapacidad para producir, sino culpa de los férreos controles estatales a la inventiva privada.

De aquel boom de creatividad e ingenio también nos tuvimos que despedir, en el momento en que por “allá arriba” comprendieron que las libertades económicas implicarían –inevitablemente- autonomía política. Cuando Cuco, el dueño de la paladar más famosa de mi barrio, quiso invertir sus ganancias en un viajecito a París, en un auto moderno y en crear una revista de perfil “gastronómico”, comenzó a preocupar a los funcionarios. Para contrarrestar esas “poses de clase media” le llovieron los altos impuestos, los malintencionados controles y las engrosadas prohibiciones. Tuvo que cerrar el restaurante y el carnaval de sabores que habíamos redescubierto se replegó otra vez a la sombra.

Los “pequeños negocios privados” que sobrevivieron al regreso del centralismo, nos revelan que todas esas energías para producir sólo están esperando, agazapadas, que las restricciones legales se aflojen –aunque sea un milímetro- para volver a conquistar nuestras calles y portales. Cuco acaricia su recetario –aumentado en estos años de espera- y proyecta un nuevo restaurante en la azotea de su casa. Ya tiene el diseño de la página web para promocionar sus platos, las tarjetas de presentación y el color de las servilletas. Está esperando –en la línea de salida- a que den la voz de arrancada que le permitirá competir por su sueño.



Pero además, lo bueno son los comentarios que recibe y publica. Aquí van algunos relacionados al artículo anterior:

Yoani:
Me toca de cerca este tema. Yo fui uno de los afortunados que pudimos montar nuestro negocito familiar. Nunca llegamos a la categoria de “paladar”, pero en nuestra cafeteria (o “merendero” ) ofertabamos productos de muy buena calidad (no dicho por mi, sino por los clientes) y resolviamos el problema de la merienda escolar de muchos niños de las escuelas cercanas. Ademas, al crecer el negocio logicamente tuvimos que contratar empleados. Algunos de nuestros empleados ganaban 100 o 150 pesos al dia, que comparado con los salarios estatales era una fortuna. Otros se buscaban 30 o 40 pesos pero por trabajar solo un ratico.
Emplear personal era ilegal, al gobierno no le importaba el problema que estabas resolviendo, le importaba el que se les estaba creando con tanta gente quitandose el yugo. Los inspectores empezaron a molestar a todo el que no les daba su tajada, algunos perdieron la licencia, otros nos adaptamos a sobornar a los corruptos. Hasta un dia.
El resto de la historia creo que lo conocen…



Hace unos meses tuve la oportunidad de hablar con un empresario español instalado en Cuba.

Me expuso un queja contundente. Según él:

“El problema de Cuba es que Fidel quiere ser el patrón de todos los cubanos.”

En un primer momento no le entendí. Entonces me lo explicó con más calma. En su empresa no podían contratar a empleados cubanos y pagarles el sueldo que quisieran. Tenían que contratar los servicios del gobierno cubano, que se encargaba —por un precio— de mandarles los trabajadores que necesitaban. Esos trabajadores eran entonces pagados directamente por el gobierno cubano.

Ese procedimiento quiebra una esencia fundamental de la libre empresa. El empresario carece de mecanismos para premiar al empleado que desempeñe mejor sus funciones.

A mi amigo el empresario le gustaría poder subirles los salarios a sus trabajadores, pero Fidel no le deja.



Recuerdo que mi “trabajo por cuenta propia” genero mucho bienestar, no solo para mi falilia, sino ademas para las personas que trabajaron conmigo. Me siento satisfecho de haber ayudado a todas esas personas y sus familias. Los constantes incrementos de los impuestos, las estupidas prohibiciones y las “mascadas”, que tenia que pagar constantemente a los inspectores estatales, hicieron que otras personas no pudieran ser beneficiadas. Hoy vivo en libertad y puedo apreciar todas las ventajas de la libre empresa. Eso es lo que deseo para mi Cuba. Mis saludos Yoani.



#

Felicidades Yoani por este blog, por la belleza y la profundidad de tus escritos. Bellos por su simplicidad, profundos por su pertinencia. Felicidades por abrir el espacio para compartir nuestras experiencias y aportar nuestras ideas.
El contraste de muchos escritos que he leído en este blog con la puerilidad de los mensajes de nuestro VNBRRC (Vanguardia Nacional de las Brigadas de Respuesta Rápida Cibernética)- como lo bautizó el pomairino - es alucinante. Son tan insípidos sus mensajes que ésta es la primera y última vez que lo menciono. Creo que no vale la pena.

He venido aquí a contar una historia: En mi cuadra del barrio donde yo vivía, había un espacio de terreno abandonado, de unos 40m cuadrados, parte del patio de una casa donde malvivía una pobre anciana que apenas tenía fuerzas para peinarse.
Cuando mi padre se jubiló a comienzo de los años 80, le pidió a esta señora que le prestara el terrenito para hacer un huerto.
Con un viejo machete y mucha voluntad, las malas hierbas y los arbustos inútiles desaparecieron y el pequeño huerto (”el solarcito” como le llamaba mi padre) comenzó a producir tomates, ajíes, cebollas, habichuelas… para los frijoles de mi familia, nuestros amigos, los de la dueña del terreno y los de los vecinos que, felices, comenzaron a “darle una manito” a mi papá en sus tiempos libres.
Ninguna venta, pues las pequeñas cantidades de producción eran siempre inferiores a la laaaaaaarga lista de familiares y conocidos a quienes se quería ayudar. En cambio, se estableció naturalmente un sistema de intercambio comunitario que duró dos años, pero que acabó por molestar a los del CDR de la otra cuadra (quizás porque para ellos no alcanzaban las cebollas, vaya usted a saber).
Un mal día, un militar armado llegó al “solarcito” y le dijo a mi padre que lo que hacía no era revolucionario, que era un “mercado sucio e ilegal” y que debía desmantelar todo en 24 horas, pues iban a confiscar el terreno que necesitaban para darle otro uso.
Mi padre murió tres años más tarde sin haber comprendido por qué es contrarrevolucionario ponerle a los frijoles las cebollas que uno mismo cosecha y por qué el “otro uso” demoraba tanto. Cuando yo fui a Cuba en el 90, la cerca artesanal construida por mi padre con viejos tablones aún estaba en pié, pero un gran candado impedía entrar al solar baldío, lleno de malas hierbas y de arbustos inútiles.

sábado, enero 19, 2008

Tenia Saginata

Me desperté a mitad de la madrugada con una verdad revelada en la punta de la lengua: Argentina tiene una lombriz solitaria adentro, una Tenia Saginata oculta que la debilita aunque no la mata: le devora sus nutrientes y la deja apenas viva, para seguir expoliándola. El país de más futuro, después de Estados Unidos, hace un siglo, se debate ahora entre el tercero y el cuarto mundo gracias a que tiene un cáncer que lo devora por dentro.
Esa lombriz solitaria no se deja ver. Pero a veces, alguien, quizás de casualidad encuentra su rostro maléfico. Como un fotógrafo que, en Pinamar, se atrevió a retratar a un empresario miembro de esa conspiración. Tanto el fotógrafo como el empresario murieron si dejar rastros.
No hay pruebas, solo indicios como los que paso a enumerar:
Matanzas sórdidas e inexplicables como la de Tandil, en 1872, un pogrom xenófobo que asesinó a 36 extranjeros, solo por el hecho de no ser argentinos.
La semana trágica, que en pleno gobierno popular del radicalismo, acabó con la vida de casi 200 judíos, acusados de “maximalistas”. Y la represión en la Patagonia, ambas durante el gobierno del gran caudillo popular de principios de siglo, Yrigoyen.
El golpe de Uriburu.
La orden de cancillería de 1938 prohibiendo a los cónsules en países europeos visar pasaportes de judíos.
La acogida a los jerarcas nazis por parte del otro gran caudillo popular del siglo, Perón
La matanza de 700 indios pilagaes en 1947, en manos de la Gendarmería nacional, al mando del Presidente Perón.
El bombardeo a Plaza de Mayo, en 1955. Los fusilamientos de 1956.
La furia montonera
La furia de la Triple A
La furia de las Fuerzas Armadas

Por debajo, y atrás de estos acontecimientos trágicos, se fue extendiendo como un monstruo de mil cabezas, una oculta enfermedad, una conspiración secreta, destinada a comerse, literalmente, al rico país.
Una combinación corporativa de ejército, sindicatos, empresarios prebendarios, políticos populistas, mafias de droga y juego, policías bravas asociadas a delincuentes comunes, jefes políticos territoriales. Un entramado de jueces, legisladores, fiscales, periodistas, intelectuales pagos, destinado a silenciar la verdad de la Tenia Saginata, a fin de lograr tranquilidad para que pueda consumir diariamente nuestras energías. Así, solo así se puede explicar la decadencia argentina. Solo una conspiración increíblemente compleja, extensa, arraigada, y empecinada en que Argentina apenas sobreviva y no crezca podría ser capaz de semejante proyecto.

Ortega y Gasset: intelectual a ser leído

Fragmento de "Socialización del hombre"


La historia de Europa ha sido hasta ahora una educación y fomento de la individualidad. Se había propuesto que la vida tomase cada vez con mayor intensidad la forma individual. Es decir, que al vivir, cada cual se sintiese único. Único en el goce, como en el deber y en el dolor. ¿Y no es ésta la verdad, la pura verdad trascendental sobre la vida humana? Magnífico o humilde, para el hombre, vivir es en su raíz misma, haberse quedado solo –conciencia de unicidad, de exclusividad en el destino, que sólo él posee. No se vive en compañía. Cada cual tiene que vivir por su vida, apurarla con sus únicos labios, como una copa llena de lo dulce y lo agrio. A uno le pasa hallarse acompañado; pero el pasarle a uno no admite copartícipes.
Y, sin embargo, no puede dudarse de que hoy experimentamos un inesperado cambio de dirección. Desde hace dos generaciones, la vida del europeo tiende desindividualizarse. Todo obliga al hombre a perder unicidad y a hacerse menos compacto. Como la casa se ha hecho porosa, así la persona y el aire público -las ideas, propósitos, gustos- van y vienen a nuestro través y cada cual empieza a sentir que acaso él es cualquier otro. ¿Es esto sólo una finta, un cambio transitorio, un paso atrás para dar un brinco más alto de individualización? No se sabe; pero es un hecho que a estas horas un gran número de europeos sienten una lujuriosa fruición en dejar de ser individuos y disolverse en lo colectivo. Hay una delicia epidémica en sentirse masa, en no tener destino exclusivo. El hombre se socializa.
La cosa carece de novedad en la historia humana. Casi ha sido lo más frecuente. Lo raro fue lo inverso: el afán de ser individuo, intransferible, incanjeable, único.
Lo que ahora acontece nos aclara la situación del hombre en los buenos tiempos de Grecia y de Roma. No se cedía a la persona libertad para vivir por sí y para sí.
El Estado tenía derecho a la totalidad de su existencia. Cuando Cicerón sentía gana de retraerse en su villa tusculana y vacar al estudio de los libros griegos, necesitaba justificarse públicamente y hacerse perdonar aquella momentánea secesión del cuerpo colectivo. El gran crimen que costó la vida a Sócrates fue su pretensión de poseer un demonio particular, privado; es decir, una inspiración individual.
La socialización del hombre es una faena pavorosa. Porque no se contenta con exigirme que lo mío sea para demás -propósito excelente que no me causa enojo ~, sino que me obliga a que lo de los demás sea mío. Por ejemplo: a que yo adopte las ideas y gustos de los demás, de todos. Prohibido todo aparte, toda propiedad privada, incluso esa de tener convicciones para uso exclusivo de cada uno.
La divinidad abstracta de «lo colectivo» vuelve a ejercer. su tiranía y está ya causando estragos en toda Europa. La Prensa se cree con derecho a publicar nuestra vida privada, a juzgarla, a sentenciarla. El Poder público nos fuerza a dar cada día mayor cantidad de nuestra existencia a la sociedad. No se deja al hombre un rincón de retiro, de soledad consigo.
Las masas protestan airadas contra cualquier reserva de nosotros que hagamos. Probablemente, el origen de esta furia antiindividual está en que las masas se sienten allá en su fondo íntimo débiles y medrosas ante el destino. En una página agudísima y terrible hace notar Nietzsche cómo en las sociedades primitivas, débiles frente a las dificultades de la existencia, todo acto individual, propio, original, era un crimen, y el hombre que intentaba hacer su vida señera un malhechor. Había que comportarse en todo conforme a uso común.
Ahora, por lo visto, vuelven muchos hombres a sentir nostalgia del rebaño. Se entregan con pasión a lo que en ellos había aún de ovejas. Quieren marchar por la vida bien juntos, en ruta colectiva, lana contra lana y la cabeza caída. Por eso, en muchos pueblos de Europa andan buscando un pastor y un mastín.
El odio al liberalismo no procede de otra fuente. Porque el liberalismo, antes que una cuestión de más o menos en política, es una idea radical sobre la vida: el creer que cada ser humano debe quedar franco para henchir su individual e intransferible destino.
Agosto 1930.

jueves, enero 17, 2008

Escher!


miércoles, enero 16, 2008

Pilar Rahola, necesaria como el oxígeno, escribe sobre las FARC

En una conversación de hace poco con Julio María Sanguinetti, el ex presidente de Uruguay y lúcido analista me adelanta lo que será su nuevo artículo. Cuando charlamos, coincidiendo ambos en la crítica a la moral tuerta de determinados intelectuales de izquierdas, capaces de justificar todas las atrocidades de las FARC, aún no se ha producido la liberación de Clara Rojas y Consuelo González.



Tampoco conocemos las barbaridades de la madre de Mayo Hebe de Bonafini -mujer que usa su pañuelo blanco de madre de desaparecidos para mercadear en los bajos fondos de la apología del terrorismo-, ni el último alarido delirante de Hugo Chávez. Pero todo es previsible y así, leyendo ayer su artículo en La Nación,de Argentina, reflexiono sobre esa falta de sorpresa que nos producen estos tipos y que, sin embargo, siempre sorprende. Ya conocemos el relato directo de las atrocidades que sufren los secuestrados por las FARC, y nada de lo que pueda añadir a este segundo artículo sobre el fenómeno sumará más barbaridad.



Las FARC han cometido, en nombre de no se sabe qué engendros de ideas -si en algún tiempo fueron ideas con sentido, se olvidaron en los agujeros negros donde encarcelan a sus víctimas-, todo aquello que tipifica la maldad del ser humano. Han secuestrado a niños y adultos, los mantienen encadenados en condiciones infrahumanas, durante años, sin ningún atisbo de piedad, masacran pueblos enteros para crear el terror, son los garantes de la buena salud del narcotráfico en la zona y, en la cúspide del horror, sólo falta conocer los detalles de la tragedia del hijo de Clara Rojas, cuyo maltrato por parte del campesino que lo cuidaba por orden de las FARC -arrancado de su madre desde los ocho meses- era tan brutal, que llegó a estar a punto de morir.



Como escribí en mi artículo anterior, las FARC son pura maldad, la maldad que André Glucksmann tipificó, en su momento, de "nueva forma de nihilismo". Nada es respetable, nada es sagrado, nada es motivo de piedad, y así, bajo la aureola de una épica enfermiza y antediluviana, se esconden hombres y mujeres que perdieron el alma hace tiempo. Aprendices de diablos.



Pasado el momento, y con las dos mujeres liberadas intentando hilvanar su vida nuevamente, la contradicción es el sentimiento más hiriente. Sin ninguna duda, todo ser decente se alegra de la liberación de estas dos mujeres que han sufrido lo indecible, y cuyo dolor nos tendría que arañar la conciencia. Pero su liberación ¿es un triunfo de la libertad? Veamos los hechos. Una democracia sólida e histórica -me decía el antiguo alcalde de Bogotá: "Colombia es el único país de la zona que nunca fue imperio, y que nunca ha vivido en una dictadura"-, con un presidente que mantiene alta la salud democrática de las instituciones, a pesar de sufrir el acoso terrorista más importante de toda Latinoamérica, tiene que aguantar la ingerencia del presidente de otro país y el chantaje internacional con el dolor de las víctimas. Clara y Consuelo han sido liberadas, pero, más allá de ellas y sus familias, ¿quiénes han ganado esta partida? No parece que haya sido la democracia colombiana, sino más bien todos sus enemigos.



Ha ganado Tirofijo y su corte de bandidos selváticos, que han conseguido el spot publicitario de las FARC más importante de las últimas décadas. Ha ganado Hugo Chávez, cuya capacidad para defender todo lo indefendible es inimaginable. Han ganado los mercaderes de la demagogia latinoamericana más reaccionaria, cuyo ruido ensordece las palabras de los líderes de izquierdas razonables que coexisten en el continente. Han ganado los intelectuales del odio de izquierdas, sólo diferenciado del odio de derechas en que las banderas con que se envuelven parecen más amables.



Y ha perdido Álvaro Uribe, uno de los presidentes de más categoría de toda la región. Con él, sin duda, ha perdido Colombia, que ve reforzado el papel de una guerrilla que mantiene a más de 500 personas secuestradas, el 90% de las cuales anónimas, utilizadas como simple carnaza financiera. Cierro con Álvaro Mutis, aunque sólo sea como homenaje a la Colombia que vive, lucha y avanza, a pesar de los guerrilleros de la muerte: "Cada poema, un pájaro que huye del sitio señalado por la plaga

4 de febrero, día de repudio a las FARC





SE ESTA ORGANIZANDO UNA JORNADA MUNDIAL CONTRA LAS FARC PARA EL DIA 4 DE FEBRERO. DETALLES AQUÍ






No es el dolor físico el que me detiene, ni las cadenas en mi cuello lo que me atormenta, sino
la agonía mental, la maldad del malo y la indiferencia del bueno"
Coronel Luis Mendieta, secuestrado hace 9 años


Pedro Lastra quien pide también sumarse a la iniciativa “Un millón de voces contra las FARC“, escribe este texto

Las conmovedoras cartas de Ingrid Betancourt narrando su via crucis y la ahora dada a conocer del Coronel Mendieta, son un testimonio irrecusable de la infinita crueldad, la maldad sin límites y la naturaleza terrorista, antidemocrática, cruel y represora de las narcoguerrillas colombianas.

Asombra enterarse del nivel de bajeza al que han llegado las tropas mercenarias de Marulanda. Y aún más: ver que todavía hay seres que disfrutando a plenitud de las libertades públicas garantizadas por regímenes democráticos, e incluso presidentes electos democráticamente, llegan a ser capaces de aliarse con esta ralea.

Las FARC constituyen la más fiel expresión del fascismo latinoamericano. Todo realismo mágico, toda ensoñación macondiana se desnuda ante nuestros ojos como folklórica legitimación de situaciones absolutamente inaceptables. Los cien años de soledad son un rito de estúpido encantamiento al lado del sufrimiento de esos hermanos colombianos sometidos a las más humillantes condiciones. Nueve años ha pasado el coronel Mendieta en ese Dachau selvático: tratado peor que un perro, que una sabandija, que una fiera ponzoñosa.

En eso han terminado Marx y Engels, Gramsci y Fidel Castro, Ho, Mao y Stalin y sobre todo el Ché Guevara: en las cloacas de la selva colombiana. En las letrinas de Marulanda. En los mataderos del mono Jojoy.

Avergüenza en lo más profundo de la venezolanidad que Hugo Chávez, venezolano, muestre su auténtica ralea aliándose con esa pandilla de facinerosos y abogue por elevarles sus status del terrorismo que practican al elegante denominativo de “fuerzas beligerantes”. Encadenando por el cuello a seres humanos, hundiéndolos en el lodo, violando sus derechos físicos y espirituales, y más aún: preñando a las rehenes y haciéndolas parir en condiciones infrahumanas. Porque una cosa es cierta: nada se sabe de las condiciones de la gestación del niño Emmanuel, quién fue su padre, dónde se encuentra. El silencio de Clara Rojas a su respecto es mucho más que desprecio: es odio. Así una excelente crianza le cierre la boca y le muerda los labios.

Por eso, porque el 4 de febrero es la fecha convocada por los colombianos para protestar contra esa inmundicia gangsteril llamada FARC y coincide con el avieso golpe de estado de quien hoy los representa ante el mundo, es que el 4 de febrero debe ser declarado el día de la dignidad nacional y del repudio al terrorismo, al golpismo, al militarismo y a las narcoguerrillas. Debemos expresarlo masiva y unitariamente. Para que el mundo sepa que los venezolanos decentes están con los colombianos decentes y que la decencia será de hoy en adelante nuestra guía de acción política.

¡DEMOCRACIA Y VIDA, VENCEREMOS!

martes, enero 15, 2008

sábado, enero 12, 2008

Del Blog de Tambosi

São terroristas, sim!

E Chávez é seu protetor...

O tirano Hugo Chávez quer facilitar a vida dos narco-terroristas das Farc. Reivindicou que o bando colombiano seja considerado político e elogiou os criminosos: "são exércitos que devem ser reconhecidos". O bufão, portanto, agora é também porta-voz do crime neste continente de idiotas que pretendem um caminho "alternativo" na história e nada aprenderam com os destrutivos exemplos do passado.

A resposta do governo colombiano foi imediata. Reproduzo-a na íntegra por achar que ela receberá pouca ou nenhuma atenção dos jornais brasileiros (o exemplo já está aqui na Folhona, atentem para a hora, 20:34). O governo Uribe diz que pelo menos 750 pessoas foram seqüestradas pelos terroristas nos últimos anos e continuam desaparecidas e que eles não respeitam nem mulheres nem crianças (bueno, vide a tenebrosa vida do pequeno Emanuel...). Os grifos são meus.

Todos los grupos violentos de Colombia son terroristas. Terroristas son las FARC, el ELN, los paramilitares en proceso de desmantelamiento. Son terroristas por atentar contra una democracia respetable y por sus m étodos de exterminio de la humanidad.
Colombia tiene una democracia que avanza en seguridad para todos los ciudadanos, respetuosa de las libertades y el pluralismo, afanada por construir cohesión social, esforzada por la transparencia y respetuosa de la independencia de las diferentes instituciones que conforman el Estado.
El uso de fuerza o solamente su amenaza contra esa democracia, es puro terrorismo. En el continente hubo grupos violentos que, por luchar contra dictaduras, fueron calificados como insurgentes. En Colombia los grupos violentos atentan contra la democracia; en consecuencia, el calificativo que merecen es el de terroristas.
Los grupos violentos de Colombia son terroristas porque se financian de un negocio letal contra la humanidad: el narcotráfico.
Los grupos violentos de Colombia son terroristas porque secuestran, ponen bombas indiscriminadamente, reclutan y asesinan niños, asesinan mujeres embarazadas, asesinan ancianos y utilizan minas antipersonales dejando a su paso miles de víctimas inocentes. Todas estas prácticas son violatorias de los derechos humanos y del derecho humanitario, que es apenas un atenuante de la crueldad.
Los grupos violentos de Colombia son terroristas porque destruyen el ecosistema: han devastado dos millones de hectáreas de selva tropical para sembrar coca y producir cocaína.
Los grupos violentos de Colombia son terroristas porque lo único que han producido para el país es desplazamiento, dolor, desempleo y pobreza.
Los grupos violentos de Colombia son terroristas porque secuestran en cualquier parte, no tienen inconveniente en secuestrar venezolanos en Venezuela, o ecuatorianos en Ecuador; su lucha no es ideológica; al contrario, es acumular dinero proveniente de la crueldad y de los negocios ilícitos. Esto demuestra que su objetivo es el terrorismo transnacional y no una lucha política en Colombia.
Los grupos violentos de Colombia son terroristas. Las guerrillas cambiaron sus viejas ideas de revolución marxista por el mercenarismo financiado por las drogas ilícitas y además engendraron el terrorismo paramilitar.
El Gobierno de Colombia por ningún motivo acepta que a estos grupos se les levante el calificativo de terroristas y se les dé estatus de beligerancia.
El Gobierno de Colombia, con sus Fuerzas Armadas y su Constitución, continuará la lucha hasta derrotar a estos grupos terroristas que han recibido las más generosas ofertas de paz, como lo demuestra el tratamiento lleno de solidaridad a 46.000 desmovilizados.
En esta hora, el mundo no puede olvidar los 750 ciudadanos secuestrados por las FARC en los últimos 10 años, que siguen desaparecidos. La liberación de doña Consuelo González de Perdomo y de doña Clara Rojas, que todos los colombianos hemos celebrado, no puede ocultar el horror del secuestro del que fueron víctimas por tantos años, ni tampoco ocultar el tratamiento de tortura que los terroristas de las FARC dan a los miembros de la Fuerza Pública y a los dirigentes políticos secuestrados por ellos: permanecen encadenados día y noche y en jaulas, como también lo atestiguan las dos personas liberadas.
El Gobierno de Colombia trabajará con la Iglesia Católica en la búsqueda de una zona de encuentro, sobre la base de que la gestión humanitaria que adelanten los prelados no conllevará parcialización a favor de los terroristas de las FARC.
Enero 11 de 2008
Prensa Presidencial de Colombia

miércoles, enero 09, 2008

Crisis energética!!

Dijo Cristina Fernández de Kirchner:

"Los grandes cambios de temperatura no son por nada, tienen relación directa con el medio ambiente, especialmente cuando se sobrepasaron los 40 grados, alcanzando un riesgo en la distribución. Hubo picos de cortes, en todo el día...

Creo que los problemas siempre están en una gestión de gobierno. Pero ningún gobernante, salvo Perón, pudo prever la preocupación por el medio ambiente y las consecuencias de agredirlo continuamente.


O sea: el problema está en Gore y su Calentamiento Global, no en la falta de previsión del gobierno de su antecesor, el Dr. Néstor Kirchner.

Vemos lo que dicen por los foros:





Yo no se si a otros les pasa, pero esta sensacion de que todo esta atado con dos piolines me esta estresando. A la noche tengo miedo de encender el velador y al gastar el ultimo watt disponible en el sistema quizas hago volar Atucha o El Chocon... mejor me tomo otra cerveza caliente a ver si me tranquiliza...


Bien Sra. Presidente ahora que reconoce la crisis, en este caso energetica, porque espero que no tarde mucho tiempo en reconocer otras crisis como ser la produce el aumento de costo de vida, que piensa hacer?, que plan a mediano y largo plazo implementará?, podría hacerlo conocer porque de que en el país falta energía lo sabe hasta un estudiante de los últimos años de la escuela básica. Su reconocimiento parece mas bien el diagnostico hecho por un analista que vive fuera del país, hacen falta medidas concretas, ayer el consumo rondó los 17.800 MGW, la capacidad instalada es de 18.400 aprox. se da cuenta donde estamos?


Muy atinada su observación lastima que un poco tarde, su antesesor durante cuatro años negó la crisis energetica, como la inflación, manipuló las cifras del INDEC, etc. etc. todo igualito a lo que sucede ahora, siguiendo con el tema energetico le recuerdo que hasta hace pocos días, en diciembre 2007 precisamente estando Ud. ya en funciones su ministro De Vido aseguró que no habría problemas energeticos este verano, ya que habían tomados todas las medidas necesarias para que ello no ocurriera. Le comento Sra. Presidenta, porque Uds. es la presidenta de todos los argentinos ( o no?),y que el gobierno ha sido elegido por el pueblo y debe gorbenar para el bien del pueblo y si así no lo hiciere está faltando a un principio de básico de sistema democratico que es el de mejorar la calidad de vida del pueblo. Saque Ud. sus conclusiones de lo aquí dicho y proceda en consecuencia


La cara dura lo admitio hoy por que Brasil le dijo que no le iba a poder suministrar mas energia ya que ellos tb estan padeciendo falta de generacion en embalses!! y lo que generaran de ahora en mas es energia termica!! entonces sale con sus discursitos hegelianos de cuarta a decirnos que nos tenemos que hacer cargo del problema, por que la culpa nunca es de ellos, siempre es de alguien que estuvo antes, o de bush, o de menem, o de quien corno sea menos ellos......KARADURAS



Leamos a Carlos Pagni y su aguda visión

Para encontrar una emergencia que haya sensibilizado tanto la piel del oficialismo como la que se verifica en el sector eléctrico, acaso haya que remontarse al estupor producido por el asesinato de Axel Blumberg, en marzo de 2004. Son episodios de naturaleza muy diversa, claro, pero tienen un rasgo en común: la capacidad para producir una ola de protestas que saque a las familias a la calle.

Las razones de la crisis energética son las mismas desde hace más de tres años. Sólo se agravan los síntomas. Pero el Gobierno modificó su percepción política del fenómeno debido a la insinuación de manifestaciones callejeras. Es comprensible: si hay una misión histórica a la que los Kirchner atribuyen la razón última de su éxito es la de evitar los cacerolazos que sirvieron de contexto a su ascenso hacia el poder.

Por eso los próximos días estarán dominados por una cuestión crucial: si la reaparición de movilizaciones de vecinos puede llevar a la Presidenta a revisar la receta energética heredada de su esposo. Es una incógnita muy relevante, ya que la gestión de la primera administración Kirchner en este sector concentra toda su visión de la economía y el mercado.

En las últimas horas hubo indicios de que no conviene descartar ese giro. El primero apareció en la comercialización de hidrocarburos. Por convicciones conceptuales y por su rivalidad con Julio De Vido, tal vez Alberto Fernández sea el funcionario más estimulado para poner en tela de juicio los criterios imperantes hasta ahora en el sector. A su iniciativa se debió una reunión con el presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, al cabo de la cual quedó suspendida la prohibición de exportar combustibles que, para atacar el desabastecimiento de naftas, se había dispuesto la semana pasada. La medida afectó a YPF más que a cualquier otra compañía, y la asociación con Enrique Eskenazi, resuelta por "su experiencia en mercados regulados", no sirvió para evitarla.

Brufau repitió en aquel encuentro lo que señalan los expertos: la escasez de combustibles no se debe a que las empresas prefieren exportar por razones de precio. El problema hay que buscarlo en las limitaciones logísticas. La demanda de naftas subió a comienzos de año un 20 por ciento respecto de los mismos días de 2007, en parte por la secuencia de feriados. A las empresas les cuesta acompañar ese incremento del consumo porque carecen de plantas de almacenaje y de suficientes camiones para abastecer los surtidores.

El titular de Repsol le hizo notar a Fernández que el remedio del Gobierno agravaría la enfermedad: "Si no se puede exportar fueloil, por ejemplo, nuestros tanques se saturan con ese producto y hay que suspender su refinamiento. Entonces es imposible producir nafta, que es un derivado del fueloil. A la vez, si produzco sólo la nafta que vendo, el campo se quedaría sin gasoil en plena cosecha". Brufau se cuidó de hacer notar que se trata de evidencias elementales de ingeniería, pero, aun así, no evitó que Roberto Baratta, el segundo de De Vido (quien regresa mañana de sus vacaciones en Italia), se quejara ante la embajada de España por los términos de la entrevista.

La Casa Rosada se comunicó también con actores del mercado eléctrico. El viernes al atardecer, y otra vez a instancias del jefe de Gabinete, la señora de Kirchner se reunió durante casi dos horas con Alejandro Macfarlane, el presidente de Edenor. No trascendieron los términos de esa conversación, pero es fácil adivinarlos: la posición de las distribuidoras frente al problema eléctrico es muy conocida en el mercado.

Edenor y Edesur, a cuyo presidente José María Hidalgo visitaba, a la misma hora, el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, comparten un diagnóstico unánime entre los especialistas. El principal factor de la crisis es el exceso de demanda. Se debe a que la energía es seis veces más barata que, por ejemplo, la que paga un consumidor brasileño. Esa ventaja beneficia, según los entendidos, a los sectores más acomodados: 25% del consumo del Gran Buenos Aires está concentrado en el 8% de los clientes, que son los más ricos.

Además, la demanda está desatada por el formidable incremento en la venta de equipos de aire acondicionado. En los últimos cuatro años se vendieron cinco millones de aparatos.

Esta perspectiva, prevaleciente en las empresas, no pone tanto el acento en la restricción de la oferta como en el consumo desmesurado. La novedad de este verano es que también el Gobierno se acercó a ese punto de vista. Es el costado novedoso del rudimentario plan de uso racional de la energía que anunció Cristina Kirchner el 28 de diciembre.

Se sabrá esta semana, cuando las empresas realicen a pedido de la Presidenta una ronda de conversaciones con De Vido, si esta interlocución con el sector privado se traduce en medidas de gobierno. La señora de Kirchner enfrenta una encrucijada. Por un lado, está el camino de los cortes programados, similares a los que se adoptan donde se presumen picos de demanda eléctrica. Por otro, un aumento de tarifas que desaliente el derroche, sobre todo entre los clientes adinerados (Mauricio Macri podría convertirse con su ABL en precursor de la Presidenta). Ambos recursos son desagradables, pero, como decía el historiador Julio Irazusta, "la política es una opción entre dificultades".

El genoma de pasable demagogia que domina al kirchnerismo fue incompatible, hasta ahora, con la receta de bajar la demanda a través de un aumento de precios. Durante los 12 años en que ese grupo gobernó Santa Cruz, las empresas estatales mantuvieron congeladas las tarifas de luz y de gas. Daniel Cameron, el secretario de Energía, sigue siendo ignorado por sus superiores por recomendar un ajuste de precios. Los contratiempos estivales lo encontraron pescando truchas en Río Grande. Pero la amenaza de los cacerolazos puede cambiar lo que no consiguieron los manuales. Otra vez la oposición a los Kirchner no proviene de un partido ni, como ellos creen, de la prensa: nace de la ingeniería.

Hay que agregar factores inesperados. El ministro brasileño de Minas y Energía, Nelson Hubner, desmintió un racionamiento eléctrico este año en su país. Brasil provee a la Argentina 500 megavatios, pero, ante una restricción doméstica, podría suspender el envío. ¿Por qué subsidiar a los votantes de Cristina Kirchner cuando empieza el malestar entre los de Lula? La lección la dio el anterior gobierno argentino con el gas, cuando debió optar entre los consumidores locales y los chilenos. A propósito: el próximo viernes, Hubner visitará Buenos Aires para reunirse con De Vido y con su colega de Bolivia, Carlos Villegas. Discutirán el acceso al insuficiente gas del que dispone Evo Morales.

La escasez de estos días se produjo con la ciudad de Buenos Aires semivacía y con grandes consumidores inactivos, como Siderar o Acindar, por tareas de mantenimiento. Un pico de demanda en un contexto más activo, como el de febrero o marzo, agravaría el desabastecimiento y enojaría más a los vecinos. Cristina Kirchner cuenta con ese pronóstico y tal vez por eso comenzó a buscar una técnica más sofisticada que el canje de dos lamparitas por casa o la delación de los porteros a quienes usan acondicionadores de aire. Dos soluciones a la cubana.

Tránsito

Un conocido virtual, José Luis, me sugiere que escriba una historia de mi tránsito desde la izquierda al liberalismo democrático. No es fácil reseñar veinte años de dudas, reflexiones, informaciones, lecturas. Pero, como tengo tiempo en este enero caluroso, poco trabajo y ganas, lo intentaré.

Argentina 1967-1976

Revolucion Cubana, lucha armada ,Che muere en Bolivia, desprecio al pacifista Partido Comunista, adhesión al chinoismo, contra la burocracia soviética. Mayo del 68. Nueva Izquierda, Marcusse, Cohn Bendit. Obreros y estudiantes unidos y adelante. CGT de los Argentinos, ala combativa del sindicalismo, Raimundo Ongaro. Acercamiento cauteloso al peronismo. Lecturas de Hernández Arregui y Abelardo Ramos. Izquierda nacional, Nacionalismo Revolucionario, la Izquierda tradicional es cipaya y antiperonista. Peronismo Revolucionario. FAR y Montoneros. Perón. Perón en conducción, los montos intentan reemplazarlo. Guardia de Hierro: Peronismo de Perón. Derechización, coqueteo con López Rega e Isabel, Ezeiza. Me voy asqueado de Guardia de Hierro. Me hago hipercrítico de gobierno peronista de Isabel. Violencia, anarquía, descontrol, guerra entre Triple A y Montoneros. Rodrigazo, movilización sindical contra López Rega.
Escribí en 1975:
Podría decir “qué tiempos aquellos” pero mentiría.
Aquel increible día, el 20 de junio del 73, algo se rompió dentro de cada uno. Ese día se acabó la joda, la alegría peronista y joven, las puteadas insolentes y frescas, incluso las trompadas y las broncas entre los grupos de activistas.
De ahí en más, la sangre se instaló como compañera.
El cuento lo empecé ese invierno del 73 y quedó trunco, solo es un eco de la sorpresa, el asombro ante lo que no era explicable.
Por eso quedó trunco. Solo pudo reflejar lo que vivíamos hasta el 20 de junio.
Después, algo se rompió.
A dos años de eso, quizá ya podría terminar el relato. Pero, para qué.
Pasó tanto. En el Mundo, en Argentina, dentro mío. Cambió el lenguaje. ¿Qué quiere decir ahora “Viva Perón”? ¿Que quiere decir ahora “Justicia Social, Soberanía Política, Libertad”?


Golpe inminente. Una parte de mí aplaude el golpe del 76: era necesario terminar con tanta anarquía. Suponía seguramente que sería como el Lanusse de 1971, una dictablanda. Me equivocaba. Llegó el invierno del 76 con sus rumores de miles de torturados, presos, asesinados. Me voy a España en octubre del 76


España 1976-1984

Fin de Franco, Adolfo Suárez, legalización del Partido Comunista, pacificación, discusión de una Constitución democrática, Pacto de la Moncloa, libertad, alegría, democracia ..pero crisis económica, desocupación. Esperanza. Frase dicha ante un compañero argentino que hablaba maravillas de la Revolución Islamica de Khomeini, en Irán “Estoy cansado de dictadores tercermundistas, a partir de ahora todo en democracia, basta de inventos fascistas, socialistas o islámicos”. Veo que Alfonsín va a ganar, me hago alfonsinista: democracia, vida, paz. Vuelvo a Argentina.

Argentina 1984… 2001

Etapa socialdemócrata: socialismo solo se justifica en democracia. Basta de stalinismo, castrismo, con democracia se recupera la soberanía del pueblo. Comienza la crisis económica: recesión, inflación, empresas estatales ineficientes. Empieza a instalarse la palabra “privatización”, que al principio provoca escozor. Pero uno empieza a enterarse del desatino estatista de la Argentina, de las mafias corporativas que manejan Segba o ENTEL, del botín que constituyen para militares o políticos, a la ineficiencia que desarrollan, que no es un problema de “buena voluntad”: buenos tipos no pueden domar al monstruo estatista.
Menem: versión riojana del privatismo. Medidas acertadas y robo salvaje, la peor mezcla de falta de controles y negociado. Pero se entrevé que, a la manera argentina, hay algo de cierto en todo el proceso: desregulación, nueva ley de presupuesto, terminación de subsidios a empresas, nuevas inversiones, mejora de la infraestructura, mejora de los servicios públicos, el campo se transforma y comienza a producir cinco veces más. Pero …Basta de Corrupción. De la Rua, Chacho: liberalismo prolijo, sin corrupción, mantener la convertibilidad, hacerlo todo prolijito. Desastre. 2001: corralito, devaluación, default, aislamiento internacional, la peor crisis.

2001

La Torres. Renace el viejo antiimperialismo, el viejo estatismo, el viejo comunismo caído en 1989. Moyano con retratos de Bin Laden, Bonafini agradeciendo a Bin Laden la existencia de 3000 nuevos desaparecidos. Antiamericanismo troglodita, medieval y antisemitismo (Saramago pronuncia su condena:”Ya no le debemos tener lástima a los judíos por lo que les pasó en la segunda guerra”), es mejor un mujaidin que un político democrático. Guerra a Israel , a USA, satanes del mundo. Los pobres le devuelvan a USA la explotación de siglos, bla, bla, bla. Escribí en ese momento:

"Estoy conmovido y sorprendido por el extraño chantaje a que nos están sometiendo a todos, los supuestos liberadores del Hombre, encarnados en el grupo suicida y sus apoyos.
Todos, me refiero a: todos los que somos progresistas, los que creemos que hay injusticia social, los que creemos que la riqueza está mal distribuida, los que no soportamos la intolerancia, la discriminación, el sexismo, el chauvinismo, el autoritarismo, la dictadura, los que amamos la libertad, los que creemos que la libre discusión es mejor que el dogmatismo, todos los que abrevamos en algun momento del socialismo como ideal de solidaridad humana, todos nosotros. Los que no votamos a Bussi ni a Rico, los que aplaudimos el juicio a las Juntas y puteamos por la obediencia debida y los indultos. Los que nos emocionamos con la madres. Todos (no hablo de los otros, no me interesa) estamos siendo ferozmente chantajeados por los fundamentalistas.
Todos tenemos que recitar el siguiente discurso: lo de las Torres es una locura, pero...es el producto de un mundo injusto gobernado por EEUU. Todos tenemos que recordar las iniquidades yanquis, al tiempo que declaramos nuestro pesar por el atentado.
Adherimos, de un modo casi infantil a una especie de antimperialismo cavernícola, consistente en negar toda contribución norteamericana a la democracia, al progreso y asignar todos los males del mundo a EEUU.
Tengo algunos males del mundo que no podemos atribuir a los yanquis.
- Dos millones de asesinados por el régimen de Pol Pot (marxista él, según decía)
- La limpieza étnica de serbios contra croatas, croatas contra serbios, bosnios contra...
- Hutus y Tutsis asesinándose en masa
O sea, el mundo cobija muchos asesinos. No todos viven en EEUU. Muchos nos acompañan en nuestras marchas de protesta...contra EEUU.
Tenemos la sutileza de un elefante en estampida. Todos los hechos negativos, toda la pobreza, toda tortura, todo asesinato, es , obviamente producto de la conjura imperialista yanqui.
Adherimos a la teoría de que el enemigo de EEUU, es por definición, mi amigo. Cuando pregunto si esto se aplica tambien a la 2º Guerra, me dicen que ...no, que ahí era todo el mundo contra Hitler.
Cuando la derecha nacionalista (Seineldín, Rico) proclama su antinorteamericanismo casi casi nos dan ganas de ir a abrazarlos y tratar de convencerlos de que ingresen al "campo popular" (el PCR argentino saludó el levantamiento carapintada como "expresión del movimiento antimperialista latinoamericano", no estoy delirando).

Cuando noto una cierta satisfacción por el atentado, pregunto si esa misma satisfacción anidó en algunas caras cuando lo de la Embajada y lo de la AMIA.

Cuando el oscuro Noriega - protector de Sdeineldin- es levantado como heroe, cuando el no menos oscuro Chavez es señalado como "una promesa", cuando Osama o quien sea es señalado como luchador antiimperialista, en fin, cuando las tripas se me revuelven empiezo a sospechar que mi lugar ya no es este, que me cambiaron el escenario, que me están llevando de las narices hacia un lugar del que nunca se vuelve.
Entonces peleo. Contra mi mismo, contra ese nosotros que defini más arriba. Peleo contra la tentación , grande, hay que reconocerlo, de decir adios. Me voy con la Civilización, me voy a Occidente, me voy a la democracia burguesa, me voy al "campo enemigo".(…)
Lo primero, creo, es dejar en claro que la linea divisoria pasa por la defensa de la vida y dignidad humana, por la condena de toda forma de explotación y toda violación a los derechos humanos, pero incluyendo explícitamente las que se cometen en nombre del pueblo, la revolución, la justicia social o la liberación nacional. Todas esas palabras son cháchara si no se acompañan por el compromiso de defensa integra de la vida. Esto excluye de partida , la acción terrorista de iluminados, sean socialistas progresistas- como los de la ETA, o fundamentalistas, como Jihad, Hamas o quien cuadre. (…)
Hebe- con todo el respeto- está encarnado ese discurso desesperado y desesperazante: toda violencia del campo popular es buena, es revolucionaria: la ETA, y porque no, la fundamentalista. Todo judio tiene que demostrar que no es sionista. Todo americano complotarse para derribar a Bush, todo europeo es sospechoso de habernos colonizado, todo militar que se arrepiente debe ser mandado a la prision, todo familiar que recibe una indemnización es un traidor, todo el que critica la metodologia del setenta es un blasfemo, Israel es el diablo, EEUU es Satan.
Esta señora en su infinito dolor es una muestra de la falta de reflexion, la irresponsabilidad y la ligereza: Solo siente , no piensa. Y nos obliga a nosotros a no pensar. Solo a sentir, a sumarnos a cualquier manifestación "en contra", a unirnos para ver como el "campo popular" se derrota así mismo, vacío de ideas.


Ahora

Leí mucho desde el 2001: Popper, Hayek, Djilas, Kravchenko, Vargas Llosa, Montaner. Todos los autores olvidados o sumergidos bajo toneladas de Marx, Lenin, Sartre, Althusser, Foucoult, Derrida, Habermas, Deleuze, Chomsky…Hoy día cuesta trabajo encontrar libros de Popper, posiblemente el mayor filósofo del siglo XX, para no hablar de Hayek o Von Mises, (“malditos liberales”).

Popper escribió:

“Pero la lucha por la libertad y por el respeto del ser humano, de la vida y la libertad de los hombres continúa. Porque no existen soluciones fá¬ciles. Se trata de un considerando de capital im¬portancia. Todos nuestros valores tienen sus lími¬tes. Y trazar esos límites resulta muy dificil .
Lo mismo ocurre con la libertad. Es evidente que mi libertad debe tener unos límites. Como dijo en cierta ocasión un juez americano: «El límite de tu libertad de mover los puños como mejor te pa¬rezca es la nariz de tu prójimo». Llegamos así a lo que el gran filósofo Kant llamó limitaciones de la libertad humana impuestas irremediablemente por la convivencia. Y esas limitaciones deberían repar¬tirse de la manera más igualitaria posible .
Necesitamos al Estado y a sus leyes para lo¬grar que los límites inevitables de la libertad del hombre sean iguales para todos los ciudadanos .
Así es como la idea de libertad conduce irre¬misiblemente a la idea de igualdad. Pero esta idea de igualdad plantea algunos peligros para la idea de libertad.
Si la tarea del Estado consiste en velar por la igualdad de los derechos y deberes de los ciudadanos, el poder del Estado se convierte en un peligro para la libertad. Han sido muchos los pensadores que se percataron del hecho. El riesgo puede provenir de la burocracia, que acaba por convertirse en la clase dominante y de ese modo amenaza no sólo la libertad, sino en último térmi¬no también la igualdad, llegando incluso, en deter¬minadas circunstancias, a hacerlas desaparecer: no sólo podemos ser esclavizados por un dictador, por un Mussolini, un Stalin o un Hitler, sino también por el propio Estado, por una burocracia anónima. (…)

Para nosotros, sólo existen dos tipos de gobierno: aquellos en los que los gobernados pueden librarse de sus gobernantes sin baño de sangre y aquellos en los que los gobernados pueden, si acaso, librarse de los gobernantes sólo mediante un baño de san¬gre. Llamamos democracia al primero de estos tipos de gobier¬no, y al segundo tiranía o dictadura. Pero en realidad, lo que aquí importa no son los nombres, sino sólo los hechos.
En Occidente creemos en la democracia sólo en este sobrio sentido: como la forma de gobierno menos mala. Así es como la describió el hombre que ha hecho más por salvar la democracia y a Occidente: «La democracia es -dijo en una ocasión Winston Churchill- la peor forma de gobierno -excepción hecha de todas las demás formas de gobierno ensayadas de tiempo en tiempo».
Creemos pues en la democracia, pero no porque sea el gobier¬no del pueblo. Ni ustedes ni yo gobernamos; por el contrario. tanto ustedes como yo somos gobernados, y en ocasiones más de lo que desearíamos. Pero creemos en la democracia como la for¬ma de gobierno compatible con la oposición política pacífica efectiva, y por ello con la libertad política.
He citado antes el desafortunado hecho de que los filósofos políticos nunca rechazasen con claridad la errónea cuestión de Platón de «¿Quién ha de gobernar?». Rousseau planteó la misma cuestión, pero ofreció la respuesta contraria: «Ha de gobernar la Voluntad popular -la voluntad de los muchos, no de los pocos»; Realmente es una respuesta peligrosa, pues conduce a la deificación ideológica del «Pueblo» y de «la Voluntad Popular». También Marx se pregunta, en línea con Platón: «¿Quién ha de gobernar, capitalistas o los proletarios?» Y también él ofreció la res¬puesta de «los muchos, no los pocos; deben gobernar los proleta¬rios. no los capitalistas».
Al contrario que Rousseau y Marx, pensamos que la decisión mayoritaria de una votación o de una elección es tan sólo un medio de alcanzar decisiones sin baño de sangre, y con la menor limitación posible de la libertad. Por supuesto, las mayorías to¬man a menudo decisiones equivocadas, y hemos de insistir en que las minorías tienen derechos y libertades que no puede inva¬lidar ninguna decisión mayoritaria.



Hayek:

“Aún parece extraño e increíble para mucha gente que un orden pueda alzarse ni totalmente independiente de la acción humana ni como el resultado intencional de tal acción, sino como el efecto imprevisto de conductas que los hombres han adoptado sin semejante fin en mente
Aún mucho de lo que llamamos cultura es sólo ese orden crecido espontáneamente, que no se levantó ni por completo independientemente de la acción humana ni por diseño, sino por un proceso que se ubica en algún punto entre estas dos posibilidades, las cuales fueron largamente consideradas como alternativas exclusivas
Semejantes órdenes espontáneos los encontramos no sólo en el trabajo de instituciones como el lenguaje y el derecho (o, más conspicuamente, los organismos biológicos), las cuales muestran una reconocible estructura permanente que es el resultado de una evolución lenta, sino también en las relaciones del mercado, las que continuamente deben formarse y reformarse a sí mismas y donde sólo las condiciones conducentes a su reconstitución constante han sido moldeadas por la evolución (…)

Mientras en una organización tiene sentido, y aún será la regla, el determinar el esqueleto por órdenes específicas y regular el detalle de la acción de los diferentes miembros sólo por reglas, la inversa no puede nunca servir a un propósito racional Si el carácter general de un orden es de un tipo espontáneo, no podemos mejorarlo impartiendo órdenes directas a los elementos de ese orden, pues sólo esos individuos y no la autoridad central conocerá las circunstancias que los hace realizar lo que hacen.”


Von Mises

El liberal reconoce, por supuesto, que el uso de esas drogas es nocivo, y renunciamos a discutir aquí el tema de si el alcohol resulta perjudicial sólo en dosis abusivas. De lo que no hay duda es de que el alcoholismo y la droga¬dicción constituyen mortales enemigos del hombre, robándole capacidad de trabajo e impidiéndole disfrutar de muchos sanos placeres que la vida brinda; por tal razón, el utilitarista considera condenables aquellas prác¬ticas. Pero esto no prueba en absoluto ni que, para la desaparición de tales vicios, convenga la intervención de las autoridades en el funcionamiento del mercado, ni que e1poder del estado sea bastante para reformar al pervertido y curarle de sus lacras. Y aún hay otra cuestión a considerar: la de si la supresión coactiva de tales hábitos no pudiera tal vez abrir una nueva caja de Pandora repleta peligros no menos graves que los que suponen el alcoholismo y la drogadicción. I
Quien entienda que el beber o el drogarse resulta dañoso, es libre de proceder en consecuencia. La cuestión, por otro lado, no afecta tan sólo al alcohol y a las drogas. Si se admite el principio de que la mayoría puede imponer su sistema de vida a la minoría, no hay por qué detenerse. ¿Qué debemos hacer con el tabaco, el café, etcétera? ¿Y si el estado impusiera a todos los ciudadanos una dieta alimenticia correcta? Con los deportes, lo mismo; hay quienes se destrozaron con esfuerzos excesivos. Pocas gentes tienen continencia en los placeres sexuales, resulta difícil a muchos viejos comprender que les conviene la abstención o, al menos, una gran morigeración en ese terreno. ¿Hay que llamar también aquí al estado?
La literatura mendaz y maliciosa encierra, para muchos mayor peligro aún que todos los anteriores males. ¿Se puede permitir la existencia de una prensa que no hace sino halagar los más bajos instintos del hombre? ¿No habría acaso que prohibir las películas pornográficas, el teatro obsceno y cuantos medios propagan la inmorali¬dad? La difusión de falsas teorías sociales resulta no me¬nos dañosa para los hombres y los pueblos. ¿Debería per¬mitirse la propaganda bélica, ya sea civil o internacional? ¿Y qué decir de los impíos libelos y blasfemas diatribas contra el respeto a Dios y su iglesia?
Es, pues, evidente que cuando se abandona el principio de que el estado no debe intervenir en la vida privada de los ciudadanos, acabamos regulándola hasta en los más mínimos detalles. Desaparece la libertad individual.El ser humano se hace esclavo de la comunidad, constre¬ñido a obedecer los mandatos de la mayoría. No es difícil imaginar las cosas que un malvado político, investido de tanto poder pudiera llegar a ordenar. Pero, aun en el caso del gobernante benévolo, lleno de sanas intenciones, con semejante planteamiento el mundo se transformaría en la tumba del espíritu. “



Bastiat

“Me escribió una vez Lamartine: “Vuestra doctrina no es más que la mitad de mi programa: os
habéis detenido en la libertad, yo estoy ya en la fraternidad”. Le contesté: “La segunda mitad de
vuestro programa habrá de destruir la primera”. Y, en efecto, me es completamente imposible
separar la palabra fraternidad, de la palabra voluntarismo. Me es por completo imposible concebir la fraternidad forzada legalmente, sin que resulte la libertad legalmente destruida y la justicia legalmente pisoteada.”

¿Acaso no tengo también a mi favor la experiencia? Tended la mirada sobre el globo. ¿Cuáles son los pueblos más felices, más morales y más apacibles? Son aquellos en que menos interviene la ley en la actividad privada, donde menos se hace sentir el gobierno; donde laIndividualidad tiene más Iniciativa y la opinión pública más influencia; donde los rodajes administrativos son menos numerosos y complicados; los Impuestos menos pesados y menos desiguales; los descontentos populares menos excitados y en menor grado justificables; donde la responsabilidad de los individuos y de las clases es más efectiva, y donde, en consecuencia, si no son perfectas las costumbres, tienen tendencia invencible a rectificar; donde las transacciones, los convenios y las asociaciones se ven menos trabadas; donde trabajo, capitales y población sufren menores desplazamientos artificiales; donde la humanidad obedece más a su propia inclinación; donde el pensamiento de Dios prevalece más sobre las invenciones humanas; aquellos, en una palabra, que más se acercan a la siguiente solución: dentro de los límites del derecho, todo debe hacerse por la libre y perfectible espontaneidad del hombre; nada por medio de la ley o la fuerza, sino por la justicia universal.”



Kravchenko

“Los primeros dividendos del colectivismo se tradujeron en muerte. Si bien ni apareció una palabra sobre la tragedia en los diarios, la hambruna enseñoreada del sur de Rusia y del centro de Asia era cosa sabida por todos, si bien denunciábamos como “rumores antisoviéticos” lo que sabíamos que eran verdades grandes como una casa.

Para asegurarse de que se levantarían las cosechas, para impedir que los desesperados agricultores de las granjas colectivas se comiesen las plantas nuevas, para salvar los koljhoses del quebrantamiento bajo una mala administración, para luchar contra los enemigos del colectivismo se establecieron en las aldeas departamentos politicos especiales, integrados por comunistas de confianza: militares, funcionarios, profesionales, hombres del NKVD y estudiantes. Un ejército de más de cien mil adictos fue desplegado a través de las regiones colectivizadas.(…)

“- Usted es un futuro ingeniero, según me dicen, y un buen hombre del Partido. No estoy seguro, sin embargo, de que comprenderá la situación. Está entablada una lucha sin cuartel entre los campesinos y nuestro régimen. Es una pugna de vida o muerte. Este año era una prueba de nuestra fuerza y de su resistencia. Fue menester una hambruna para que aprendieran a saber quién es el amo aquí. La prueba ha costado millones de vidas, mas el sistema de las granjas colectivas ha de ser permanente. Hemos ganado la guerra.”



Koestler

“Fui hacia el comunismo como quien va hacia un manantial de agua fresca y dejé el comunismo como quien se arrastra fuera de las aguas envenenadas de un río, cubiertas por los restos de ciudades inundadas y cadáveres de ahogados.”

“Vivía yo en aquellos momentos en un mundo mental al que ya hube de denominar “sistema cerrado”, mundo comprable al universo concluso de los escolásticos medievales. Tuve que acondicionar y reformar todos mis sentimientos, mi actitud con respecto al arte, a la literatura y las relaciones humanas, para acomodarlo todo a los moldes prescritos. Gradualmente hubieron de transformarse mi vocabulario y sintaxis. Aprendí a evitar toda forma de expresión original, todo giro o frase personal. La eufonía, las gradaciones del énfasis, los matices de significación eran sospechosos. Sometí mi lenguaje, y con él mi pensamiento, a un proceso de deshidratación y luego lo hice cristalizar en los esquemas ya hechos de la jerga marxista. Había una o dos docenas de adjetivos cuyo empleo era seguro y hasta obligatorio; he aquí algunos: decadente, hipócrita, morboso (aplicado a la burguesía capitalista), heroico, disciplinado, conciencia de clase (para el proletariado revolucionario); petit-bougeois, romántico, sentimental ( para los escrúpulos humanitarios), oportunista y sectario (para las desviaciones de derecha e izquierda, respectivamente), mecanicista, metafísico, místico ( para las concepciones intelectuales falsas), dialéctico, concreto (para las concepciones correctas), apasionado (para las protestas), fraternal (para los saludos), inquebrantable (aplicado a la fidelidad al Partido).”



Rubén Zorrilla


Desde que apareció, apenas intuida, a la sombra de una cada vez más extensa –e intensa– economía dineraria, la sociedad de alta complejidad –cuyo fundamento y sostén es el capitalismo– fue encarnizadamente combatida por la cultura tradicional y los perso-neros conspicuos de su herencia, quienes recogieron imprecaciones y condenas, a veces sólo insinuadas, de un pasado milenario.
El dinero, el interés, el capital, su acumulación y concentración, el lucro, la célebre plusvalía, el monopolio, entre otros términos críticos, fueron –en simple metáfora– los muñecos miserables, reiteradamente vilipendiados por una ética convencional, discrimi-natoria y sensiblera, que se negaba a comprender la nueva realidad del proceso histórico moderno, desencadenada por la audacia de la aventura, la inteligencia de la innovación y la porfía del trabajo incesante y meticuloso.
Las grandes máquinas, coordinadas en vastas organizaciones (pensemos en el fe-rrocarril), fueron caracterizadas como demonios. La tecnología, y la misma ciencia, han sido reiteradamente desestimadas por creadoras de incertidumbre y problemas (lo que es cierto) como si ésas no fueran las consecuencias necesarias de elegir entre opciones perentorias –realizadas por millones de personas–, todas las cuales tienen los mismos resultados inciertos y problemáticos. Pero mientras la tecnología y la ciencia nos lanzan al itinerario azaroso de vivir y aun exprimir lo desconocido y misterioso de la sociedad y la historia, su quiebra, o la abstención de producirlas, nos llevarían a la estabilidad de la inacción y a la nada, sin superar o enfrentar los problemas de vivir. Rifaríamos la propuesta imprevisible de crear y saber frente a lo desconocido que nos asedia. Deja-ríamos de ser los astronautas del misterio, para gozar de la seguridad –por completo ilusoria– en el nicho de la ignorancia.

Aquí yace la trágica cantera del más grande de los malos entendidos de nuestro tiempo. Es que 250 años de progreso hasta ahora incesante –si bien plagado de conflictos, hecho común en la historia del homo sapiens– no son todavía convincentes para gran parte de la masa intelectual o intelectualizada. Muchos más de los que serían esperables de sus miembros –entre ellos una considerable cantidad de premios Nobel– no se han informado de datos y conocimientos elementales: por ejemplo, que desde hace apenas dos siglos el homo sapiens, en una pequeña porción de la Tierra, está sacando la nariz de las cavernas, allí, precisamente, donde reside la sociedad de alta complejidad.
Si siempre nos diéramos cuenta de nuestros errores; si la realidad fuera transparente, entonces –inclusive la vida de animales y plantas– no sería lo que es: una exploración incierta en las coerciones de los trabajos y los días. Además, no puede dejar de ser así.
No pienso lamentarme aquí de esos errores, dado que nuestra ignorancia es y será infinita. Pero podemos aprender indefinida aunque dolorosamente, si “nos damos cuen-ta”, a través de mejores argumentos y mejor información, que algo importante pasa a nuestro lado sin ser percibido. Darnos cuenta de que ahora contamos en Occidente con una gran sociedad, mejor que ninguna en el pasado, pero –como todas– con inmensos problemas, medidos desde la estatura de sus hazañas –aunque tratables desde un nivel completamente distinto al de la ignorancia de antaño–. Si no “nos damos cuenta” perde-remos la oportunidad de mejorarla y, lo que es peor, acaso la perdamos para siempre.




En los “ingenuos” valores de la libertad y el humanismo creo ahora.

lunes, enero 07, 2008

Reforma de Chávez?

- Descentralización y Autonomías



- Soberanía popular mediante sufragio universal e igualdad de derechos para los ciudadanos de ambos sexos.



- Lucha contra la plutocracia y reorganización de la administración estatal.



- Abolición del senado



- Abolición de los títulos de casta a excepción de los derivados de la honradez del trabajo.



- Abolición del servicio militar obligatorio para la institución de una milicia nacional



- Disolución de las sociedades anónimas y de todo tipo de especulación de la banca y de la bolsa



- Confiscación de las rentas improductivas



- Jornada laboral de 8 horas



- Destierro de los parásitos que no sean útiles a la sociedad



- Salario mínimo



- Confiscación de bienes de las congregaciones religiosas



- Participación directa de los ciudadanos útiles en todos los elementos del trabajo



- La tierra para los campesinos



- Las industrias, transportes y servicios públicos; gestionados por sindicatos de técnicos y obreros



- Eliminación de toda forma de especulación personal


¿Este es un compendio de la reforma que impulsa Chávez?
No
Es un extracto de la plataforma inicial del Movimiento Fascista, en 1915

Artìculo imperdible sobre Colombia y Chavez

Hacer clik aquí

sábado, enero 05, 2008

¿Por qué esta "furia" por publicar?

Estoy publicando casi un artículo por día. Me pregunto por qué.
Creo que es la deseperación ante tanta mentira y malentendido. Como la payasada chavista, que terminó con la verdad de Uribe: que el niño no estaba más con las FARC que maltratado, enfermo, despojado de humanidad los terroristas lo entregaron al Estado colombiano para que cuide de él.¡ Y nos querian hacer creer que lo iban a devolver! Pero, "son nuestros compañeros", grita la Hebe casi desencajada: "FARC, Chavez,Kirchner son nuestros compañeros".
O la locura islamista de cada día, o el antisemitismo cada vez más evidente de la izquierda, o la idiotez ecologista, el anticapitalismo cavernario o los negacionistas del holocausto.
Creo que estamos en un debate universal sobre el valor de la verdad. Lástima que los grandes como Popper ya no están para sostenerlo. Quedamos nosotros, simples ciudadanos de a pie, que tratan de mostrar algunos hechos, de quitar la patina de engaño que cubre la realidad y de apostar a crear un pensamiento fuerte, sólido, lleno de pruebas, creativo que enfrente las mentiras del pensamiento único, dominante, del progresismo.

Publico un comentario que me llegó

Nunca pensé que dejar de ser un progre idiota para convertirme en un liberal tendría tantas consecuencias. Ser tildado de facho es la más estúpida. Pero me indigno al descubrir que casi todos los referentes del arte y la cultura que siempre admiré y respeté son en verdad unos imbéciles resentidos. Están que trinan porque Macri está haciendo bien las cosas y eso los hace sacar a relucir todo su resentimiento y autoritarismo.

Ya no hay discusión que no termine reduciéndose a una posición política. Ya no hay libro de ficción, película, canción o pieza artística que no me parezca de una puerilidad increíble, con esa obsesión por la contracultura, la "lucha" contra el "sistema" y el rescate de la marginalidad como último bastión de pureza antimoderna, aquello que el Rozitchner que sirve llama "pobrismo", entre otras futilidades.

¿Cuántos años van a pasar para que la sociedad cambie este paradigma de pensamiento adolescente y se decida a crecer en serio?

Mi escándalo llega hasta al punto de intuir que incluso preferiría ver a Guiliani en la Casa Blanca y no a un progre demócrata. Y me encantaría que Sarkozy fuera más a fondo con sus reformas y que no termine todo en escándalos mediáticos y cambios cosméticos. Espero que el realineamiento de Francia con EE.UU. e Inglaterra, más el aporte de Alemania y -quién sabe- Brasil le permita a Occidente recuperar la iniciativa perdida. Y que por ahí, en una de esas y medio de pedo nosotros entendamos de una vez qué es lo que tenemos que hacer.

Saludos.

viernes, enero 04, 2008

La falacia de la pobreza creciente

Es un lugar común, una fórmula retórica reiterada la afirmación según la cual “hay cada vez más pobres en el mundo”, “las diferencias sociales se ahondan cada día que pasa”, “hay cada vez menos ricos y más pobres” y otras similares.
Desde que Sartre dijo “Hay 500 millones de hombres, y 1500 millones de indígenas” se han reiterado estas fórmulas, basadas todas en el apotegma marxista de que el capitalismo genera cada vez más pobres, por necesidades del sistema.
Como se sabe, el salario medio del obrero inglés pasó entre 1800 y 1900 de 8 libras a 59, mientras que el precio del paño de algodón, pasaba en ese período de 52 a 10 libras. Aun así, durante décadas se insistía en la creciente pobreza del proletariado inglés, hasta que este absurdo no pudo sostenerse más. Se inventaron después, nuevos absurdos.
Sutilmente, se fue pasando de denunciar el pauperismo creciente a denostar la desigualdad creciente. Si los más pobres ganan 100 y los más ricos ganan 500, hay un nivel aceptable de desigualdad. Pero si los pobres ganan ahora 1000 y los ricos, 9000, la desigualdad es inaceptable. Nadie destaca el hecho de que los pobres ganan ahora diez veces más que antes. Solo lastima la conciencia la enorme y creciente desigualdad.
De cualquier forma, ante el evidente mejoramiento del nivel de vida de los obreros europeos y norteamericanos, el discurso fue variando hacia el plano internacional: las masas desheredadas del Tercer Mundo, desposeídas y explotadas por el Imperialismo.
Claro que al respecto jamás se menciona en qué estado estaban las masas antes de la conquista imperial europea. El propio Marx insinúa en carácter progresista de la intervención inglesa en la India para” sentar las bases materiales de la sociedad occidental en Asia”: esto es, elevar el nivel de vida de las masas para transformarlas en compradoras de los productos de la industria inglesa.


De cualquier forma, se hizo carne la doctrina que es el imperialismo y el capitalismo el que pauperiza a las poblaciones de África, Asia y América latina. Ese supuesto no se discute.

ES por eso que las cifras reales de pobreza jamás se difunden. Un viejo militante de izquierda me decía hace poco que la pobreza creciente del mundo es causada por las crisis del capitalismo. Bien.
El problema es que hay un doble malentendido
- Se supone que la pobreza es creciente y
- Se supone que la causa de eso es el Capitalismo.
Ambas suposiciones son falsas.


Pobreza…

La pobreza no se está incrementando; por el contrario, está reduciéndose de forma exponencial desde principios de la década del 90. Como apunta Salas i Marti:

Los datos publicados por la ONU, por tanto, indican claramente que la pobreza en el mundo se ha reducido. Misteriosamente, el titular de periódico decía exactamente lo contrario. Es cierto que el comentario que acompaña a los datos indica que los economistas de la ONU creen que esta reducción es muy pequeña (“sólo” 123 millones de seres humanos han dejado de ser pobres). Ahora bien, que la tasa de pobreza se haya reducido en una cuarta parte durante una década en la que la población mundial ha aumentado en 1.000 millones de personas (y recuerden que la mayor parte de ésas nacieron en países subdesarrollados) es un éxito casi sin precedentes históricos. De hecho, solamente la década de los 80, la otra década de la globalización neoliberal, supera a los 90 en reducción de pobreza.

Esta audacia de Marti va acompañada de datos, esos números que ninguna ideología soporta.

Primero, tomando la definición original de umbral de pobreza (menos de un dólar al día), se estima que el número de pobres pasó de 554 millones de personas en 1970 (el 17,2% de la población mundial) a 352 millones en 1998 (el 6,7%). Es decir, hay cerca de 200 millones de pobres menos ahora que en 1970. Si se prefiere definir como pobre aquella persona que gana menos de dos dólares al día, entonces se ha pasado de 1.324 millones de ciudadanos en 1970 (41% de la población) a 974 millones (18,6%): más de 350 millones de ciudadanos han dejado de ser pobres en los últimos 30 años.
Segundo, estas reducciones de pobreza ocurrieron, sobre todo, en las décadas de los ochenta y los noventa, las que Ignacio Ramonet llama "décadas de la globalización neoliberal": el número personas con menos de un dólar al día bajó en 161 millones a partir de 1980 y el de dos dólares se redujo en 380 millones durante las dos décadas neoliberales (el número de pobres de dos dólares había aumentado en 29 millones de ciudadanos durante los años 70...antes de la globalización neoliberal).
Tercero, el continente de más éxito a la hora de reducir pobreza ha sido el asiático, donde los índices de pobreza pasaron del 22,4% en 1970 al 1,7% en 1998: una reducción en el número de pobres de más de 368 millones de personas. Naturalmente, China es el país que más contribuyó (sobre todo desde que abrió su economía a las fuerzas del mercado), pero no hay que olvidar el progreso experimentado por India, Indonesia, Pakistán, Bangladesh, Filipinas, Malasia, Tailandia y los países más pequeños del continente.
Cuarto, y ésas son las malas noticias, el continente africano no levanta cabeza: los índices de pobreza pasaron del 22% en 1970 al 40,5% en 1998 y el número de pobres ha aumentado en casi 175 millones. Los países que más aumentaron fueron Nigeria (51 millones), Congo (antiguo Zaire, 50 millones) y Etiopia (20 millones). La principal explicación son las tasas de crecimiento negativas de casi todos los países subsaharianos durante los últimos treinta años y las guerras.
Quinto, las desigualdades de renta en el mundo aumentaron levemente entre 1970 y 1980, pero se redujeron de manera substancial entre 1980 y 1998. El mundo es menos desigual hoy que en 1970. Esto es cierto independientemente del índice de desigualdad que se considere. En mi estudio se consideran nueve índices distintos (incluido el popular coeficiente gini) y todos muestran la misma tendencia. Es interesante señalar que las desigualdades se han reducido, precisamente, durante las dos décadas de la globalización neoliberal.
Sexto, las desigualdades globales de renta se pueden descomponer entre las que existen "dentro" de los países y "entre" países. Las desigualdades internas han subido, sobre todo gracias a los aumentos ocurridos en China, Estados Unidos y Brasil. A pesar de esto, las desigualdades globales se han reducido gracias a la extraordinaria mejora de las disparidades entre países. Esta reducción es, en gran medida, consecuencia del crecimiento experimentado por las rentas de los 1.200 millones de chinos y los 1.000 millones de indios, que han recortado diferencias con los ciudadanos ricos de la OCDE.
En resumen, nuestro mundo no es perfecto, pero va mejorando: cada día hay menos pobres y las desigualdades de renta son cada vez menores. El mayor problema real al que nos enfrentamos es el del deplorable estado del continente africano: sólo conseguiremos eliminar la pobreza absoluta del mundo cuando mejore África.”



…y Capitalismo



Entonces, África.

¿África está así por exceso de capitalismo? ¿Está así porque recibe inversiones depredadoras de sus recursos naturales y que producen pobres, cada vez más pobres?
Veamos algunos hechos.

Se supone que la inversión extranjera es un indicador de “grado de apertura a la globalización”, que un país recibe inversiones porque está dispuesto a garantizar ganancias a los que invierte: no nacionalizaciones ni estatizaciones ni impuestos extraordinarios, no devaluaciones abruptas: seguridad jurídica.
Según las tesis en boga, los países más expuestos a la globalización sufrirán las peores consecuencias. Por ejemplo…¿África?

África sub-sahariana recibió en los últimos 15 años un solo el 5% de la inversión mundial dirigida a países en desarrollo, siendo que tiene un 15% de la población de esos países. Esta casi fuera del flujo inversor mundial.

África sub-sahariana contribuye solo con el 0,9% del comercio mundial de bienes y el 0,6% de servicios, con una población que representa el 13% del total mundial.

Este contexto de marginalidad es el que explica el desastre africano, más que las acusaciones infundadas: un sistema que castiga al inversor, como bien explica el informe de la UNCTAD “Economic Developement in África”:

- Se retacean los créditos: solo un 12% de las empresas reciben préstamos bancarios
- Hay fuertes restricciones a los nuevos emprendimientos: iniciar una empresa en África cuesta un 162% del PBI per cápita, contra solo el 5% que cuesta en los países de la OCED
- Hay serios problemas de infraestructura, con grandes costes de transporte
- Baja protección al inversor: vulnerabilidad de las empresas frente a decisiones arbitrarias de los funcionarios, enormes costos y perdidas de tiempo en caso de no cumplimiento de contratos
- Enorme carga impositiva: en promedio se pagan impuestos por el 72% de las ganancias brutas. Hay que hacer 41 pagos por año, con un costo de unas 330 horas de trabajo administrativo.

Esto sin considerar los contextos de alta corrupción, conflictos armados internos, inseguridad.

Esas son las lacras que impiden que África salga de la espiral negativa que la lleva a ser la única región del mundo donde crece, en vez de disminuir, la pobreza, la enfermedad.
Como bien dice Tim Harford “ El bandidaje gubernamental, la decadencia generalizada y las opresivas regulaciones que son diseñadas con el fin de facilitar los sobornos son los elementos [ a considerar] que conforman esa pieza que falta en el puzle del crecimiento y del desarrollo.(…)
Los países como Camerún están muy por debajo de su propio potencial, aun si se tiene en cuenta la deficiente infraestructura, la baja inversión y la mínima educación. No obstante, mucho peor que eso es la red de corrupción que frustra todo intento de desarrollar la infraestructura, atraer la inversión y mejorar la calidad de la educación. (…)
La podredumbre comienza con el Gobierno, pero afecta a la sociedad entera. No tiene sentido invertir en un negocio porque el Gobierno no lo protegerá contra los ladrones (así que bien podrías convertirte en ladrón). No tiene sentido pagar la factura del teléfono porque nadie puede llevarte ante la justicia (así que tampoco tiene sentido una empresa telefónica). No tiene sentido educarte porque los trabajos no son distribuidos en virtud de los méritos (y, aunque así fuera, no puedes pedir prestado dinero para pagar la educación privada, pues los bancos no conceden créditos y el Gobierno no posee buenas escuelas). No tiene sentido establecer un negocio importante, porque funcionarios aduaneros serán los únicos que se beneficien (y por ello existe tan poco intercambio comercial, lo que, a su vez, hace que oficina aduanera no consiga los fondos suficientes y, entonces, buscan más ahínco oportunidades para sobornar).
Ahora que comenzamos a entender la gran importancia que tiene todo este asunto, podemos empezar a arreglarlo. Sin embargo, como la naturaleza misma del problema es oponer resistencia a las soluciones será un proceso lento y difícil. En general, no nos parece aceptable imponer por la fuerza la instauración de un sistema democrático y cuando así lo hacemos, la mayoría de las veces, éste no se prolonga. No nos gusta que la ayuda destinada al desarrollo se pierda en los trámites burocráticos, pero asegurarse de que el dinero sea bien gastado consume mucho tiempo.
Estos problemas no pueden solucionarse de la noche a la mañana pero existen ciertas reformas sencillas que, con un mínimo de voluntad política, encaminarían a los países como Camerún en la dirección correcta. Una de esas reformas es reducir la burocracia; de este modo, los pequeños negocios podrían establecerse legalmente, lo que facilitaría que los empresarios pudieran expandirse y solicitar dinero prestado. Las reformas legales precisas son, a menudo, de escasa entidad; y, aunque dependen igualmente de un Gobierno sensato y benevolente, basta con que un solo ministro ponga sus sentimientos y sus ideas a trabajar en la dirección correcta, en lugar de esperar que la Administración Pública se reforme para siempre.”


De eso se trata: de caracterizar los problemas a fin de poder solucionarlos. Y dejarse de frases hechas que enmascaran más que liberan.

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!