Se produjo un error en este gadget.

jueves, noviembre 30, 2006

El Manifiesto de 1848

“Hay que decirlo: hay en el mundo exceso de “grandes” hombres; hay demasiados legisladores,organizadores, instituyentes de sociedades, conductores de pueblos, padres de las naciones, etc.
Demasiada gente que se coloca por encima de la humanidad para regentarla, demasiada gente que hace oficio de ocuparse de la humanidad.”
F.B. “La Ley”



En 1848 un manifiesto se publicó en Europa. Un manifiesto que expresaba con genial simplicidad los agobios por los que se desplazaba la civilización europea a mediados del siglo XIX.
Su autor venía de analizar y estudiar la situación económica y politica de los grandes paises europeos, en especial la Francia. No es el que ustedes suponen. No era alemán.
Se llamaba Frederic Bastiat. “La ley” tituló, sencillamente a su manifiesto. Tenía 47 años. Dos años después, había muerto.
Yo lo conocí hoy. Estoy haciendo una “arqueología del saber” en la que a pico y pala voy desbrozando las capas de materia socialista, nacionalista, populista, estructuralista y demás que mamé desde chico: Marx, Engels, Sartre, Althusser, Fromm, Foucault, Derridá, Deleuze, Lenin, Trotsky, Perón, Mao, Ché, Fidel Castro se llaman esas fuertes capas aislantes que voy, poco a poco, atravesando. Llego así a Ortega, a Von Mises, Hayek, y hoy, a Bastiat. Veamos.

“Me escribió una vez Lamartine: “Vuestra doctrina no es más que la mitad de mi programa: os habéis detenido en la libertad, yo estoy ya en la fraternidad”. Le contesté: “La segunda mitad de vuestro programa habrá de destruir la primera”.

Quien así escribía señalaba:

Cuando la ley -por intermedio de su agente necesario, la fuerza- impone un modo de trabajo,un método o una materia de enseñanza, una fe o un culto, no actúa ya negativamente [defensivamente] ; actúa en forma positiva [agresiva] sobre los hombres. La voluntad del legislador sustituye a la libre iniciativa. La persona no tiene ya para qué reflexionar, comparar o prever; todo eso lo hace por ellos la ley. La inteligencia les resulta un artículo inútil; cesan de ser hombres; pierden su personalidad, su libertad y su propiedad.”


“Al cabo de sus sistemas y esfuerzos parece que el socialismo, por más complaciente que sea consigo mismo, no puede dejar de ser el monstruo de la expoliación legal. ¿Pero qué hace? Lo disfraza hábilmente a los ojos de todos, hasta a los suyos propios, bajo seductores nombres de fraternidad, solidaridad, organización, asociación. Y en razón de que nosotros no pedimos tanto a
la ley, porque no exigimos de ella sino justicia, el socialismo supone que rechazamos la fraternidad, la solidaridad, la organización y la asociación, lanzándonos el epíteto de individualistas.
Sépase pues que lo que rechazamos no es la organización natural sino la organización
forzada.
No es la asociación libre, sino las formas de organización que pretende imponernos.
No es -la fraternidad espontánea, sino la fraternidad impuesta.
No es la solidaridad humana, sino la solidaridad artificial, que no es otra cosa que un injusto desplazamiento de responsabilidades.
No repudiamos la solidaridad humana natural bajo la Providencia.

El socialismo, igual que las antiguas ideas de donde proviene, confunde el gobierno con la
sociedad.
Por eso es que cada vez que nos oponemos a que el gobierno haga algo, saca de ahí la conclusión de que no queremos en absoluto que aquello se realice. Como rechazamos la instrucción por el Estado, luego, concluyen que no queremos instrucción.
Como rechazamos la religión de Estado, luego, no queremos religión. Como rechazamos la igualización por el Estado, luego, no queremos igualdad, etc. Es como si se nos acusara de no querer que los hombres se alimenten, porque rechazamos el cultivo del trigo por el Estado”

Este hombre, Bastiat, prefiguró a Lenin, medio siglo antes de su existencia:

“Los intelectuales modernos especialmente los de la escuela socialista, fundan sus diversas teorías sobre una hipótesis común, y seguramente la más extraña, y la más pretenciosa que pueda abrigar un cerebro humano.
Dividen la humanidad en dos partes. La generalidad de los hombres, forma la primera parte; el
intelectual forma la segunda, y por mucho, la más importante.

Comienzan los escritores modernos por suponer que los hombres no contienen en sí mismo ni un principio de acción, ni un medio de discernimiento; que están desprovistos de iniciativa; que son materia inerte, moléculas pasivas, átomos sin espontaneidad; cuando mucho una vegetación indiferente a su propia manera de existencia; susceptibles de adoptar al impulso de una voluntad,
de una mano externa, una cantidad infinita de formas más o menos simétricas y perfeccionadas.
Luego, cada uno de ellos supone sin más ni más que él mismo es aquella voluntad y aquella
mano, actuando bajo los nombres de organizador, revelador, legislador, institutor o fundador, que él es el móvil universal, el poder creador, cuya sublime misión es reunir en sociedad los materiales dispersos que son los hombres.”

“Uno de los fenómenos mas extraños de nuestro tiempo, y que probablemente sorprenderá mucho a nuestros nietos, está en el hecho de que la doctrina se base en esta triple hipótesis: La radical inercia de la humanidad, la omnipotencia de la ley, y la infalibilidad del legislador, como símbolo
sagrado del partido que se proclama a sí mismo como único partido democrático.”


Es la teoría del pequeño Partido conformado por intelectuales que tienen el saber y ponen en marcha la conciencia de la clase obrera, que por si misma solo llega al simple sindicalismo.


Felizmente, según aquellos mismos escritores, existen algunos hombres, llamados gobernantes y
legisladores, que han recibido del cielo tendencias opuestas, para beneficio no solamente de ellos sino para el de todos los demás.
Mientras la humanidad se inclina al mal, ellos se inclinan al bien;
mientras la humanidad camina hacia las tinieblas, aspiran ellos a la luz;
mientras la humanidad es arrastrada al vicio, a ellos los atrae la virtud.
Y ya eso dado por sentado, reclaman la fuerza a fin de que les dé la posibilidad de sustituir sus propias tendencias a las tendencias del género humano.
Basta con abrir un libro de filosofía, de política o de historia, más o menos al azar, para advertir cuán fuertemente se encuentra arraigada aquella idea en nuestro país, hija de los estudios clásicos y madre del socialismo, según la cual la humanidad es materia inerte, que recibe del poder
público la vida, la organización, la moral y la riqueza; o lo que es aún peor, que por sí misma la humanidad tiende hacia su propia degradación, y no es detenida en esa pendiente sino por la mano misteriosa del legislador.



Pero…

“No es verdad que el legislador tenga sobre nuestras personas y propiedad un poder absoluto, ya que aquellas son preexistentes y que la tarea de la ley es proveerlas de garantías.
No es verdad que la ley tenga por misión regir nuestra conciencia, nuestras ideas, voluntades, instrucción, sentimiento, trabajos, intercambios, informaciones y satisfacciones.
Su misión está en impedir que en ninguno de esos puntos, el derecho de uno quede usurpado por el de otro.”

“El objeto de la ley no es servir para oprimir a las personas o expoliar la propiedad, aun con fines filantrópicos, cuanto que es su misión proteger la persona y la propiedad.
Y que no se diga que puede por lo menos ser filantrópica con tal que se abstenga de toda opresión y de toda expoliación; eso es contradictorio. La ley no puede dejar de actuar sobre las personas o los bienes; si no los garantiza, los viola por el solo hecho de actuar, por el solo hecho de existir.
La ley, es la justicia; algo claro, sencillo, perfectamente definido y delimitado, accesible a toda inteligencia y visible para todos los ojos, porque la justicia es determinable, inmutable, inalterable, que no puede ser admitida en más ni en menos.
Saliéndose de ahí, haciendo a la ley religiosa, fraternalizadora, igualizadora, filantrópico, industrial, literaria, artística, pronto se está en lo infinito, en lo desconocido, en la utopía impuesta, o lo que es peor, en la multitud de las utopías luchando por apoderarse de la ley y por imponerla-, porque la fraternidad y la filantropía no tienen límites fijos como la justicia.
¿Dónde detenerse? ¿Quién habrá de detener a la ley?”


Genial anticipo de ecólogos, feministas, campesinos, gays, productores de mandarinas, realizadores de cine subvencionado, ONGs varias, lobbistas de todo pelaje, color e interés, luchando por apropiarse de la Ley a fin de ahorrarse el trabajo de imponer sus ideas o productos en el mercado, por la persuasión o el convencimiento.

No hay beneficios sin costos, siempre la obtención de un beneficio supone un perjuicio para alguien…

Hay que examinar si la ley quita a algunos lo que les pertenece, para dar a otros lo que no les pertenece. Hay que examinar si la ley realiza, en provecho de un ciudadano y en perjuicio de los demás un acto que aquel ciudadano no podría realizar por si sin incurrir en criminalidad.”

“Se dice: “He aquí a hombres que carecen de riqueza”, y se apela a la ley. Pero es el caso que la ley no es ubre que se llene por si misma o cuyos vasos lactíferos puedan surtirse en otra parte, fuera de la sociedad misma. Nada ingresa al tesoro público, para beneficio de un ciudadano o de una clase, que no sea aquello que otro ciudadano u otras clases han sido forzados a poner en él.
Examínense desde ese punto de vista el proteccionismo de las tarifas aduanales, el
derecho al trabajo, el derecho a la beneficencia, el derecho a la instrucción, el impuesto progresivo, la gratuidad del crédito, el taller socializado, y siempre se encontrará en el fondo la expoliación legal y la injusticia organizada”



Por último, he aquí su “programa”: nada parecido a las centenares de propuestas que nuestros partidos emborronan con el pomposo nombre de “Programa de Acción Gubernamental”


“Tended la mirada sobre el globo. ¿Cuáles son los pueblos más felices, más morales y más apacibles? Son aquellos en que menos interviene la ley en la actividad privada,
donde menos se hace sentir el gobierno;
donde la Individualidad tiene más Iniciativa y la opinión pública más influencia;
donde los rodajes administrativos son menos numerosos y complicados;
los Impuestos menos pesados y menos desiguales;
los descontentos populares menos excitados y en menor grado justificables;
donde la responsabilidad de los individuos y de las clases es más efectiva, y donde, en consecuencia, si no son perfectas las costumbres, tienen tendencia invencible a rectificar;
donde las transacciones, los convenios y las asociaciones se ven menos trabadas;
donde trabajo, capitales y población sufren menores desplazamientos artificiales;
donde la humanidad obedece más a su propia inclinación;
donde el pensamiento de Dios prevalece más sobre las invenciones humanas;
aquellos, en una palabra, que más se acercan a la
siguiente solución:
dentro de los límites del derecho, todo debe hacerse por la libre y
perfectible espontaneidad del hombre; nada por medio de la ley o la fuerza, sino por la justicia universal.”

domingo, noviembre 26, 2006

ufo

guau

sábado, noviembre 25, 2006

Condena a Israel

Hoy la Asamblea de las naciones Unidas ha condenado a Israel por la matanza de Gaza. 19 personas fueron asesinadas allí, por la artillería israelí.
156 países votaron por la condena y solo siete en contra.
Me pregunto: ¿por qué es tan fácil obtener la condena a Israel?
Que fácil se le hace al embajador de Gahana o de Indonesia condenar a Israel. El Embajador de Sudan condenó, alegremente a Israel, mientras sus milicias asesinaban a doscientos mil no-arabes en Darfur. Votaron con alegría contra Israel , Rusia – la que no duda en arrasar Chechenia- , Cuba- quien presentó el proyecto y a la que al menos se la podría acusar de expulsión de población, para no hablar de tortura y prisión a objetores de conciencia. Imagino a Sebia o a Croacia (con centenares de miles de muertos en sus espaldas) votar alegremente contra Israel. Votó toda Latinoamérica contra Israel. Países que por miles han asesinado a sus pobladores no podían faltar en esa votación.
Israel se disculpó. Esto no atenúa su responsabilidad, pero estamos aun esperando las disculpas de los asesinos de los 600 israelíes que cayeron acribillados en ómnibus, bares, mercados y universidades de Israel. Y las de los que lanzaron desde Gaza los 1700 cohetes que mataron 17 personas en estos meses.
19 muertos.
El millón de afganos que asesinó la Rusia Soviética, que son al lado de esos 19 palestinos.
El millón de muertos en la Guerra Iran-Irak, psss.
Los millones de asesinados en África, qué son: muertos a olvidar.
Los países que torturan, asesinan, esclavizan, hacen ablación de clítoris, impiden votar, amenazan, prohiben, secuestran, corrompen, explotan…esos países estan hoy de parabienes. Votaron alegremente contra a Israel y ganaron así su lugar en la foto del paraíso del siglo 21.
Vamos! A votar contra Israel! Es gratis! Y da todo ganancia!

sábado, noviembre 18, 2006

Matanza de Rincón Bomba

El 30 de octubre de 1947, en Formosa, la Gendarmería Nacional fusiló a unas 500 personas de la etnia Pliagá -niños, mujeres, ancianos- que querían obtener alimentos. En persecuciones posteriores otros doscientos pilagaes fueron asesinados.
En total unos 750 muertos, una masacre olvidada.
Ese genocidio - del cual solo hoy, en 2006, me entero - es una vergüenza argentina que se suma a otras carnicerías que jalonan nuestra historia.
Desde la matanza de Tandil en 1872 (una montonera xenófoba que asesinó a cuarenta extranjeros), pasando por la Semana Trágica, la represión en la Patagonia, el bombardeo a Plaza de Mayo, los fusilamientos de León Suárez, la ofensiva peronista-montonera, la contraofensiva Peronista-TripleA, Ezeiza, los desaparecidos por Isabel, llegando a los miles de muertos por el Proceso.
Pero esta se cometió en la Argentina Justicialista, en ese “oasis de Justicia Social” que se construyó entre 1945 y 1955. Me quedan muchas preguntas.
¿Quien dio la orden de matar?
¿Quien dio la orden de ocultar la matanza?
¿Qué hicieron Perón y Eva en esa ocasión ¿(Los pobres pilagas llevaban retratos de ambos al momento de ser asesinados por …el Estado Peronista.)
¿Que pensaron e hicieron los intelectuales peronistas con esa cruz (la ocultaron, no sabían, la explicaron, la justificaron???). Que opinó Fermín Chávez, Jauretche, Marechal, Discépolo. Que dijeron, años después, los profesores de las Cátedras Nacionales, que dijeron los Galimberti, los Alvarez, los Firmenich. ?
¿Porqué nunca en mi carrera de Sociología, donde tantos leíamos a Jauretche, se mencionó esa masacre ni siquiera al pasar?
¿Como quedó oculta, sepuiltada hasta estos días?
¿Cómo se puede asesinar a 750 personas…y seguir tan tranquilo?

lunes, noviembre 06, 2006

Éramos tan pobres!

Siempre me dieron desconfianza los optimistas. O son estúpidos -pensaba- o son manipuladores. Por lo tanto yo y ,calculo, otro millón más de intelectuales, periodistas, académicos, investigadores , etc. de todo el mundo nos dispusimos a ser inteligentemente pesimistas. No hay nada que luzca tanto como demostrar , como me decía un amigo en 1984 “que Alfonsín ya fracasó”, que “esto no va a andar”, que vamos para peor y que no hay solución a nada. Los ecologistas nos matan con sus agoreras previsiones (fritura general para el 2050, mares sin peces, un asco) los economistas nos agobian con déficit y términos negativos de intercambio y los únicos que nos alegran la vida son los políticos en campaña, para los cuales la “vida será bella, si me votan”.
Por lo tanto, si me mostraban una estadística sobre el descenso de la pobreza en el mundo, me ponía en guardia :estará mal hecha, o es una conspiración. Así andaba por la vida.
Hasta que empecé a mirar estadísticas de sitios insospechables, gracias a la web. Por ejemplo, estas:


En el mundo hacia 1970 había 700 millones de pobres - personas que ingresaban menos de 1,5 dólares por día-. En 2003, esa cifra bajó a 400 millones.
En Asia había 560 millones de pobres, ahora hay 75 millones.
La pobreza se concentró en África: de 93 millones que había en 1970 crecieron a 296 millones. Un escándalo.
América Latina, la estancada, mantiene más o menos la misma cantidad de pobres: 27 millones en 1970, 21 millones en 2003.
En los países árabes la pobreza pasó de 11 millones de personas a solo un millón.
Digamos que en 1970 el 80% de los pobres vivían en Asia; ahora solo vive allí el 30%.


ASIA!

Asia muestra como la más formidable revolución de la Historia acaba de suceder y por acá ni nos dimos cuenta. Mientras 400 millones de personas salieron de la pobreza en China, en India y en el sudeste asiático, nosotros vegetamos en la nuestra y proyectamos esa molicie al resto del Mundo.

¿Qué pasó en Asia?
Por ejemplo, las exportaciones:
En todo el Mundo entre 1970 y 2003 las exportaciones aumentaron 23 veces; en Asia 50.
Dentro de Asia, la región del Pacífico incrementó sus exportaciones 74 veces. Y China 189 veces!
Argentina, en ese lapso aumentó sus exportaciones…15 veces. América Latina…18 veces.
Empiezo a pensar que si uno nace, vive, estudia y trabaja en América latina, sus pensamientos tenderán inevitablemente al pesimismo. Un continente que solo exporta 18 veces más, mientras otros aumentaron 100 veces tiende naturalmente a la melancolía, al desánimo.. Estamos agobiados por los malos datos de nuestro entorno.


La Revolución China

El socialismo de mercado, o el capitalismo de Partido Único que China practica desde 1978 ha producido una revolución, la verdadera Revolución China. ¿O acaso pasar de 20 mil millones de yuan en 1990 a 150 mil millones en 205 es una simple “evolución”? No: es el signo de que algo muy fuerte, muy de fondo ha ocurrido en el país más poblado de la Tierra

Algunos datos

- Entre 1985 y 2000 la agricultura produjo 5 veces más, la industria y los servicios , 10 veces más.
- La ocupación en tareas rurales pasó del 61% del total al 50%
- El PBI agrícola era, en 1985 el 30% del total. Ahora el 17%
- En 1985, del total exportado por China, la mitad eran productos primarios. Ahora solo el 10%. El resto, manufactura y tecnología.
- Hay 60 veces más volumen de Correo y Telecomunicación que en 1985
- En la década de 1990, el promedio anual de inversión externa era de 30.000 millones de U$S. En 2005 alcanzó los 72.000 millones. En 1980 solo había recibido 57 millones de dólares del exterior.



- Opiniones sobre la Revolución china:



El proceso de transición de la economía china es uno de los mayores eventos en el mundo de hoy. Su impacto político, económico y social tendrá enormes consecuencias para el mundo a largo plazo. Es una doble transición: desde una economía dirigista hacia una economía de mercado, y desde una sociedad agraria hacia una sociedad urbana e industrializada. Esto implica un enorme potencial de crecimiento pero también importantes riesgos.

Comité Europeo de asuntos sociales y económicos, julio 2003
http://www.eesc.europa.eu/sections/rex/asia/china/index_en.asp?id=6150rexen


Aquí China puede sentirse orgullosa de haber batido el record mundial de reducción de la pobreza- en las dos ultimas décadas el número absoluto de pobres cayó de 250 millones a 34 millones: la mayor contribución de un pais individual en ese período. Estos son éxitos impresionantes y debe ser celebrados. Pero no podemos para aquí. China debe aun lograr mas cosas. (…)
China está en el camino de cumplir las metas (del milenio). En los últimos diez años China ha tenido éxito en reducir el número de gente que vive en extrema pobreza, las tasas de mortalidad materna de 95 cada 100 mil nacimientos a 50, y la escolarización primaria ha subido al 99%, con una pareja distribución entre niños y niñas. El acceso a agua potable ha pasado del 60 al 75%.
James Wolfensohn, Presidente del Banco Mundial
http://www.china.org.cn/english/2002/May/33449.htm

Desde entonces (1983) importantes lideres chinos han apoyado firmemente a idea de que China no debería centrarse solo en la industrialización, sino, al mismo tiempo y tan rápidamente como fuera posible, intentar desarrollar una economía de conocimiento intensivo, evitando en lo posible las etapas tradicionales de la industrialización. Esa es la razón de que China envíe un astronauta al espacio, de que se disponga a convertirse en una potencia biotécnica, y de que en solo unos pocos años tenga más de trescientos setenta y siete millones de usuarios de telefonía movil y mas de ciento once de intenet.(…)
La estrategia china de la doble pista- vender fuerza de trabajo industrial barata a la vez que construye a toda prisa su sector de conocimiento- se produce en el contexto de una menor planificación central, un desplazamiento del poder a los gobiernos regionales y locales, una expansión de las actividades de mercado, y sobre todo, un fuerte énfasis en las exportaciones.(…)
Los chinos también conocen su misión histórica: acabar con la pobreza masiva padecida en los últimos cinco mil años. Y, según The Economist, China ha sacado a doscientos setenta millones de la pobreza extrema desde 1979
Alvin Tofler, “La Revolución de la Riqueza”,2006

La Evolución India

El proceso de apertura y modernización de India ha sido más callado, menos espectacular y aun no tan exitoso como el chino. Tiene menos prensa, pero merece ser observado con detenimiento.
Aun rebosan nuestras cabezas con las imágenes estremecedoras de la miseria de Calcuta o Bombay. India ha sido desde siempre sinónimo de miseria infamante, hambrunas, explotación humana. ¿Que ha hecho en estos años para cambiar esa realidad?
- La pobreza rural descendió de 60% a 41% entre 1983 y 1999. Los pobres urbanos en ese periodo pasaron de 40% a 19%, Esto significa que varios cientos de millones de personas emergieron del fondo de la miseria y ahora producen y consumen.
- La tasa de mortalidad infantil menores de 5 por cada 1000 pasó de 242 (1960) a 123 (1990) y a 87 en 2003
- La tasa de fertilidad bajó de 5,9 en 1960 a 3 en 2003. La explosión demográfica esta teniendo fin.
- Agricultura en 1985: 35% del PBI, en 2005, 19%; Servicios 40%; 2005: 55%
- Creció notablemente el PBI y las exportaciones




Esto no es el Paraíso: es la puerta de salida del infierno, ni más ni menos. De eso se trata en Asia: de cómo los ultimos de la Tierra nos muestran –sobre todo a los latinoamericanos.- como se puede romper con liderazgos históricos ( Teng Siao Ping, diciendo en 1978 “ es bueno que la gente quiera ser rica”, rompiendo así con la desconfianza del comunismo – y en general de todos los dogmatismos- hacia la riqueza).
Sin protagonizar polémicas, sin “sentar cátedra”, sin hacer aspavientos, 400 millones de personas han dejado de ser pobres, China será pronto la segunda economía del mudo, se está construyendo el polo económico del siglo XXI … y nosotros aun discutiendo si ALBA o ALCA!

viernes, noviembre 03, 2006

Kravchenko

- Quieren que racionalicemos y modernicemos y reduzcamos costos. Todo eso es magnífico, camarada Kravchenko, pero tan pronto hacemos algo atrevido o fuera de los ordinario, ponemos en riesgo nuestras propias vidas, ¿no es así? De allí que el procedimiento más seguro consista en no hacer nada”

Yo elegí la libertad, Victor Kravchenko, 1947(funcionario soviético exiliado en 1944)


La burocracia en funciones no es una abstracta categoría sociopolítica: es una dura y física realidad expresada con claridad por el funcionario entrevistado por Kravchenko: si sos original, creativo, distinto… te fusilan.

La idea es no hacer nada, mientras se pueda. Como analiza Kravchenko, brillantemente:

“Las razones principales de semejante estado de cosas se dividían a mi entender, en dos grupos.
El primero y mayor: las intromisiones de afuera.
La empresa, inmensa como era, encajaba en un plan total de tal magnitud que prácticamente salía de una mente humana.
Una pequeña variación en el plan central, aun cuando fuese justificada, importaba a menudo en sus segmentos distantes un trastorno mayúsculo. Los funcionarios que desde lejos las ordenaban no podían imaginarse los efectos descalabrantes que sus órdenes, dictadas sin prevención, surtirían en esta o aquella empresa. A los funcionarios locales no les quedaba otro camino que obedecer las órdenes y formular votos en favor de mejores resultados. Por otra parte, la intromisión de afuera reconocía asimismo una índole policial, que se traducía en interminables detenciones, interrogatorios y amenazas, todo lo cual generaba una atmósfera de temor e incertidumbre.
El segundo grupo de causas puede resumirse en un menosprecio del factor humano en el proceso de la producción. Mientras que se despilfarraban los rublos a millones, en maquinarias sin usar y en construcciones abandonadas, los salarios se mantenían lastimosamente bajos, teniendo en cuenta el elevado costo de vida. Las casas para los obreros solo existían en proyecto, de modo que los trabajadores de carne y hueso eran apiñados en barracas de madera, construidas con precipitación , con los techos acribillados de goteras, paredes y pisos húmedos y carentes de los mas elementales servicios higiénicos. La preocupación de las altas esferas se concentraba en la producción, sin dedicar la menor atención a los hombres que realizaban el trabajo.”


El “Stalinismo” es una cómoda expresión que parece eximir a Lenin y Trotsky de sus inmensas responsabilidades en la construcción de la burocracia socialista, desde la Checa hasta la represión de campesinos, pasando por el hambre y la liquidación de toda oposición, el asesinato infame de la familia del Zar y, en fin, la falta de todo trato humanitario. Rosa Luxemburgo debatió y cuestionó al leninismo. Pasó al olvido.
Lo que hace Stalin es transformar en una desmesura el proyecto originario de Lenin, sacarlo del mundo de lo real y enviarlo al cajón de las pesadillas hechas realidad.

Nos dice Kravchenko:

“Los primeros dividendos del colectivismo se tradujeron en muerte. Si bien ni apareció una palabra sobre la tragedia en los diarios, la hambruna enseñoreada del sur de Rusia y del centro de Asia era cosa sabida por todos, si bien denunciábamos como “rumores antisoviéticos” lo que sabíamos que eran verdades grandes como una casa.

Para asegurarse de que se levantarían las cosechas, para impedir que los desesperados agricultores de las granjas colectivas se comiesen las plantas nuevas, para salvar los koljhoses del quebrantamiento bajo una mala administración, para luchar contra los enemigos del colectivismo se establecieron en las aldeas departamentos politicos especiales, integrados por comunistas de confianza: militares, funcionarios, profesionales, hombres del NKVD y estudiantes. Un ejército de más de cien mil adictos fue desplegado a través de las regiones colectivizadas.

- No les hablaré de los muertos, pues tengo el convencimiento de que ustedes deben estar enterados. Peor están los semimuertos, los casi muertos. Hay centenares de personas en Petrovo que están hinchados de hambre. Ignoro cuantos mueren cada día. Muchos de ellos están en grado de tal debilidad que no pueden salir ya de sus casas. Una carreta circula periódicamente para recoger los cadáveres. Nos hemos comido todo lo que podía comerse: gatos, perros, ratas de campo, pájaros. Mañana, cuando haya luz podrán ver los árboles despojados de su corteza, porque también eso ha servido de comestible. Y asimismo el estiércol de caballos nos ha servido de alimento. Sí, estiércol de caballo. Hasta hemos luchado por estiércol, pues algunas veces hemos encontrado granos allí.”


Al fin el idealista comunista Kravchenko se encuentra cara a cara con la siniestra verdad:

“- Usted es un futuro ingeniero, según me dicen, y un buen hombre del Partido. No estoy seguro, sin embargo, de que comprenderá la situación. Está entablada una lucha sin cuartel entre los campesinos y nuestro régimen. Es una pugna de vida o muerte. Este año era una prueba de nuestra fuerza y de su resistencia. Fue menester una hambruna para que aprendieran a saber quién es el amo aquí. La prueba ha costado millones de vidas, mas el sistema de las granjas colectivas ha de ser permanente. Hemos ganado la guerra.

La burocracia soviética eliminó físicamente a una “clase”, mató por millones a los pequeños campesinos rusos. Jamás nadie pidió cuentas de ese genocidio. Ni Neruda, ni Sartre, ni Foucoult, ni Merleau-Ponty, ni ningun intelectual europeo. Es hora de leer a Kravchenko y de entender donde anida el mal y su ocultamiento.

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!